'Paras' salpican a decenas de miembros del DAS, Ejército y Polícia en Meta y Guaviare

‘Don Mario’, ‘Pirata’, ‘Chatarro’ y otros ex jefes ‘paras’ revelaron detalles sobre cómo miembros de la Policía, el Ejército y el DAS presuntamente les colaboraban. Los desmovilizados salpicaron de nuevo al general Mario Montoya y  a 20 oficiales y suboficiales.

En breve: En versión libre conjunta el 13 y 14 de mayo de 2010 ante la Fiscalía Quinta de Justicia y Paz, 'Don Mario', 'Pirata', 'Chatarro', ‘Richard’, ‘Wilson W’, ‘Julián’ y cinco ex paramilitares dieron una lista detallada de oficiales y suboficiales de la Policía, el Ejército y el DAS que colaboraron con el Bloque Centauros.

Militares mencionados: General (R) Mario Montoya del Ejército; mayor Juan Carlos Silva Gelvez del Sijín; capitán Rojas y sargento Pinzón del Gaula; capitán Harry Amézquita del Emcar; teniente Jorge Wilson Serna de la Policía; capitán Quijano del Emcar; capitán Capacho del Batallón XIX Joaquín París; teniente José Joaquín Guillermo Domínguez de la Policía; suboficial Cristancho del Sijín; capitán Chitiva de la Policía; mayor Lizarazo del Ejército; capitán Rivera del Ejército; teniente ‘Chupo’ del Ejército; teniente Bastidas del Ejército; sargento Téllez; sargento Londoño.

Sitios mencionados: San Juan de Arama, Villavicencio, Mesetas, Vistahermosa, Lejanías, El Castillo, Acacías, El Dorado, Guaviare, Casanare, Bogotá.


'Julián', 'Don Mario', 'Pirata', 'Richard', 'Chatarro' y varios ex paramilitares del Bloque Centauros contaron qué relaciones tenían con la Fuerza Pública. Foto: Fiscalía JyP.


- Miembros del Ejército presentaban como 'falsos positivos' a víctimas de 'paras' en Meta
- Las conexiones de 'Don Mario' en los falsos positivos del Meta
- 'Don Mario' involucra al coronel Cabuya en falsos positivos de Meta
- 'Don Mario' salpica al general Mario Montoya

- Así fue la guerra entre 'Martín Llanos' y Miguel Arroyave
- Los primeros pasos de 'Don Mario' en las Auc y el narcotráfico
- ‘Don Mario’ y las caletas de Vicente Castaño
- Carranza provocó la guerra entre Llanos y Arroyave: 'Don Mario'
- “El Gaula y ‘Don Berna’ cercaron a Vicente Castaño”: ‘Don Mario’
- La logística militar del Bloque Centauros en la época de 'Don Mario'
- La nómina de 'Don Mario'

Once desmovilizados del Bloque Centauros de Miguel Arroyave entregaron una lista de oficiales y suboficiales de la Policía, del Ejército, agentes del DAS que ayudaban las autodefensas en Meta y Casanare. Los ex paramilitares implicaron a más de 20 personas que tendrán que ser investigados por la justicia.

Uno de los oficiales salpicados por ‘Don Mario’ fue el general (R) Mario Montoya del Ejército, de quien aseguró que colaboró con el Bloque Centauros. En febrero de 2010 el ex paramilitar dijo que Montoya, ex comandante del Ejército y actual embajador en República Dominicana, ayudó a Miguel Arroyave en su guerra contra Héctor Buitrago, alias ‘Martín Llanos’.

En esta ocasión dijo que Arroyave contactó al general Montoya través de un familiar del oficial que vivía en la finca Ranchería, en el Meta. Allí acordaron que Yesid Nieto, esmeraldero asesinado en Guatemala en octubre de 2007, sería el empalme entre los ‘paras’ y el general Montoya.

Según los testimonios de los ex ‘paras’ más de 200 millones por mes eran pagados a miembros de la Fuerza Pública para asegurar su complicidad. También dijeron que el Ejército y la Policía cuidó una reunión entre Manuel Mejía Múnera, alias 'El Mellizo' y Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario' que en ese momento ya eran buscados por la justicia. Los desmovilizados también acusaron al DAS y al Gaula dehaber hecho operativos conjuntos para robar toneladas de cocaína. Así quedó claro que los paramilitares se desplazaban y delinquían sin demasiados obstáculos en grandes zonas de los Llanos orientales.

Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’; Manuel de Jesús Pirabán, alias ‘Pirata’; Luis Arlex Arango, alias ‘Chatarro’; Benjamín Parra, alias ‘Cony’; Edilson Cifuentes, alias ‘Richard’; Miguel Rivera, alias ‘Wilson W’; Mauricio de Jesús Pérez, alias ’Julián’; Francisco Antonio Arias, alias ‘Pacho’;  Jhon Alexander Guzmán, alias ‘Negro Brayan’; Diego Hurtado Jaramillo, alias ‘Negro Colombia’ y José Forero, alias ‘Pernicia’, desmovilizados del Bloque Centauros, rindieron versión libre conjunta sobre sus nexos con la Fuerza Pública ante el despacho quinto de Justicia y Paz de la Fiscalía.

Edilson Cifuentes, alias ‘Richard’, quien fue el jefe militar del Frente Guaviare, dijo que en ese departamento los paramilitares le entregaban entre 50 y 80 millones de pesos por mes a la Fuerza Pública. Por su parte Luis Arlex Arango, alias ‘Chatarro’, ex jefe del Frente Hernán Troncoso que delinquía en el occidente del Meta, recordó que sobornaban a miembros de la Policía y del Ejército hasta 120 millones de pesos por mes.

La agenda secreta de ‘Chatarro’
Luis Arlex Arango, alias ‘Chatarro’, ex jefe del Frente Hernán Troncoso, dijo que en 2004 miembros de la Policía le incautaron una agenda donde estaba el listado de oficiales y agentes de la Policía que supuestamente eran sobornados por los paramilitares.

Según contó, en ese año, policías de Bogotá atacaron una casa en La Meseta, vereda de El Dorado, en donde vivían Mauricio de Jesús Pérez, alias ‘Julián’ y él. Los dos ex jefes escaparon, pero perdieron la libreta en la que tenían anotados pagos por cerca de 500 millones de pesos que le había hecho en los últimos meses a agentes de la fuerza pública.

Para tratar de remediar la pérdida, ‘Chatarro’ asegura que contactó al mayor Juan Carlos Silva Gelvez de la Sijín en Villavicencio quien tenía bajo su custodia la agenda. El paramilitar aparentemente le ofreció 50 millones de pesos para recuperarla, pero al mismo tiempo Miguel Arroyave hizo una contraoferta por 70 millones.

En 1998 el mayor Silva Gelvez ya había sido investigado por sus presuntos nexos con Carlos Castaño, cuando era comandante de la estación de San Juan Nepomuceno, Bolívar.

‘Chatarro’ dijo que Arroyave ya estaba en conflicto con otros paramilitares del Bloque Centauros. “Arroyave me quería dejar sin piso”, dijo ‘Chatarro’ porque él era cercano a Manuel de Jesús Pirabán, alias ‘Pirata’. Arroyave presuntamente le mandó al mayor Silva borrar algunos nombres. Pero el mayor supuestamente dejó los apellidos de los oficiales más cercanos a ‘Pirata’ y sus hombres, quienes al parecer fueron destituidos.

El paramilitar recordó que el conflicto con Arroyave se originó porque “quería quitarse todo los obstáculos de encima”. En junio de 2002 ‘Don Mario’ huyó del Llano porque Arroyave tenía planeado asesinarlo. 'Chatarro' dijo que para 'Pirata' y él Arroyave tenía las mismas intenciones y que por eso terminaron asesinándolo.

Sin embargo varias investigaciones también establecieron que Arroyave se enfrentó a Pedro Oliveiro Guerrero, alias ‘Cuchillo’, ‘Pirata’, ‘Chatarro’ y otros paramilitares por el control de los Llanos, donde se movían toneladas de cocían cada mes.

La Policía y el Ejército custodiaron una reunión entre ‘Don Mario’ y ‘El Mellizo’
Otro episodio en el que supuestamente hubo nexos de los 'paras' con la Fuerza Pública fue en una supuesta reunión entre Miguel Ángel Mejía Múnera, narcotraficante y ex jefe del Bloque Vencedores de Arauca, y ‘Don Mario’ ocurrida, según los desmovilizados, entre 2003 y 2004 en El Dorado, Meta.

Según lo contado por 'Don Mario', ‘el Mellizo’ Mejía Múnera le pidió ayuda con la Fuerza Pública. Después de la reunión en una finca, cerca de quince personas, entre jefes paramilitares, escoltas y acompañantes, se fueron a una discoteca de El Dorado, donde bailaron y tomaron.

‘Don Mario’ dijo que miembros de la Policía y el Ejército estaban en los alrededores de la discoteca, aparentemente cuidando a los dos ex jefes paramilitares y sus acompañantes, que en ese momento ya estaban en la lista de los más buscados por la justicia.

Drogas y policía en Villavicencio
‘Don Mario’ y ‘Wilson W’, quien era el jefe de un comando urbano en Villavicencio, contaron que uno de los enlaces del Bloque Centauros era un oficial de rango capitán y a quien identificaron solo con su apellido Rojas, también mencionaron al sargento Pinzón y un agente conocido como ‘Conejo’ del Gaula de la Policía en Villavicencio. Según ‘Wilson W’, los 'paras' les entregaban al mes cinco millones.

Uno de los casos relatados fue uno en el que Miguel Arroyave llamó a ‘Wilson W’ para que robara, junto a agentes del Gaula, una tractomula cargada con una tonelada de cocaína en Acacías que pertenecía a dos narcos conocidos con los alias de ‘Monotulio’ y ‘Mordoco’, quienes no le habían pagado a Arroyave el impuesto de gramaje. Por la información Arroyave pagó mil millones de pesos .

Los paramilitares y los agentes del Gaula siguieron en carro el camión de los ‘narcos’. En la vía a Casanare el ex ‘para’ interceptó la tractomula, apresó el chofer y se identificó como agente de la Policía. Después le entregaron el cargamento de droga a José Gustavo Arroyave, alias ‘Andrés’, el primo de Miguel Arroyave.

Después del operativo el capitán Rojas y el sargento Pinzón se reunieron con ‘Don Mario’ para pactar el porcentaje del decomiso con el que se quedarían. ‘Don Mario’ acordó entregarles 450 millones de pesos en Bogotá.

Capitán Harry Amézquita del Escuadrón Móvil de Carabinero (Emcar) de la Policía

El capitán Amézquita fue citado por varios ex jefes del Bloque Centauros. Presuntamente los ayudó con transporte de armas en carros de la Policía, información sobre procesos judiciales contra las autodefensas, advertencias sobre operativos de la Fuerza Pública en el Meta.

‘Pirata’, ex jefe militar del Bloque Centauros, dijo que conció a Amézquita cuando todavía era teniente y que siempre les colaboró en la zona de Villavicencio y Casanare. Cuando se enfrentaron a los Buitrago, Amézquita ayudó a Arroyave llevándole armas y material de intentencia en vehículos de la Policía entre San Martín, Meta, y Barranca de Upía, Casanare, donde los ‘paras’ estaban pelando los peores combates.

‘Chatarro’ dijo que le daba a Amézquita entre ocho y diez millones de pesos por mes, pero dijo que otros jefes también le pagaban cuotas para asegurar su colaboración. ‘Chatarro’ recordó que hablaba casi todos los días con el oficial del Emcar.

En 2003 este el policía le dijo que tenía un proceso por concierto para delinquir en la Fiscalía de Villavicencio. Para neutralizar la investigación Amézquita le pidió 30 millones de pesos y le propuso hacer un montaje: en una casa de San Juan de Arama, Meta, ‘Chatarro’ dejó una gran cantidad de armas y una cédula a nombre de Luis Arlex Arango, la identidad verdadera de ‘Chatarro’, pero con número, foto y huella dactilar falsos.

Después denunciaron la caleta falsa, que fue allanada por la Policía y el CTI. La idea de ‘Chatarro’ y de Amézquita era que así se desviaría la investigación.

‘Wilson W’ fue otro de los ex paramilitares que dijo que Amézquita colaboraba con ellos. Dijo que le daba un millón y medio de pesos mensuales a cambio de información sobre operativos de las autoridades y sobre investigaciones en su contra. “Supe de muchos informes de la Sijín, la Sipol, Antinarcóticos, el Rime (Regional de Inteligencia Militar del Ejército)”, dijo el ex ‘para’.

Según los ex paramilitares el capitán Amézquita salió de la Policía y fue asesinado en Puerto Gaitán, Meta, por miembros de una banda emergente.












Estos son algunos de los casos relatados por los paramilitares y que tendrán que ser investigados por la justicia:

Agentes del DAS

Según el testimonio de varios de los ex ‘paras’ del Bloque Centauros, Miguel Arroyave coordinó varios operativos con la Fuerza Pública para robar cargamentos de cocaína. ‘Wilson W’ recordó que dos agentes del DAS lo ayudaron a recuperar un camión con 193 kilos de cocaína en Bogotá.

‘Wilson W’ siguió desde Villavicencio el camión y en Bogotá, junto a Francisco Antonio Arias, alias ‘Pacho’ y dos agentes del DAS, lo asaltaron. ‘Pacho’ después llevó el camión a una bodega en Sandandresito, un barrio comercial de Bogotá.

 

 

 

Teniente Jorge Wilson Serna de la Policía

‘Chatarro’ recordó que este oficial, que fue entre 2002 y 2003 comandante del puesto de El Castillo, Meta, presuntamente recibía cinco millones de pesos mensuales de las autodefensas. Dijo que conoció al agente en una reunión en 2002 con el capitán Amézquita y cinco oficiales más de la Policía en El Castillo.

En 2008 Jorge Wilson Serna era capitán, presidente del comité jurídico del grupo de contratos de la Escuela de Cadetes de la Policía.

 

 

 

 

 

Capitán Quijano del Escuadrón Móvil de Carabinero (Emcar) de la Policía

Los paramilitares presuntamente tenían otro contacto en el Emcar del Meta, agencia de la Policía estratégica pues tienen gran movilidad y mando en numerosos municipios. Según ‘Don Mario’ el capitán Quijano veía a Miguel Arroyave casi una vez por semana. Dijo que eran  familiares, pues Quijano es  hijastro de uno de los hermanos de Arroyave.

Supuestamente, la primera vez que Arroyave y Quijano se vieron, el capo le dio 20 millones de pesos y acordaron una colaboración constante por cinco millones de pesos mensuales, dijo ‘Pirata’ en la versión libre. Añadió que Quijano y Arroyave tenían comunicación directa con un Avantel.

 

Capitán Capacho del Batallón XIX Joaquín París del Ejército

Edilson Cifuentes, alias ‘Richard’, que fue uno de los jefes militares del Frente Guaviare del Bloque Centauros, dijo que en ese departamento presuntamente contaron con una colaboración del capitán Capacho que recibía tres millones de pesos mensuales.

Supuestamente, el oficial se comunicaba con frecuencia con ‘Richard’ para indicarle dónde iban a estar los soldados, además de coordinar operativos conjuntos. “Él me decía hay tropa en tal sitio, y yo movía a mis hombres”, dijo ‘Richard’. Cuando el oficial se iba de vacaciones, los ‘paras’ le daban cinco a diez millones de pesos y también unas novillas.

Teniente José Joaquín Guillermo Domínguez de la Policía

Según ‘Chatarro’ el oficial, que fue comandante de las estaciones de Vistahermosa y El Castillo presuntamente recibía dos millones y medio de pesos por mes por su colaboración. El oficial fue presentado a ‘Chatarro’ por el capitán Amézquita.

Capitán Chitiva de la Policía

‘Richard’ recordó que Pedro Oliveiro Guerrero, alias ‘Cuchillo’ le presentó el capitán Chitiva que presuntamente colaboró con los ‘paras’ en Mapiripán.

 

 

 

 

Suboficial Cristancho del Sijín de la Policía

Supuestamente este suboficial del Sijín de la Policía era, según ‘Chatarro’, el encargado de “campanear” los operativos de la Fuerza Pública a los paramilitares. Lo que quiere decir que les advertía cuándo, cómo y donde las autoridades iban a hacer operativos contra ellos.

José Forero, alias ‘Pernicia’, que actuó en Lejanías, dijo que Cristancho le entregó fusiles.

 

 

 

 

 

Policías y Ejército en San Juan de Arama

Los paramilitares dijeron que la colaboración con las autoridades en este pueblo era esporádica, pues el Bloque Centauros controlaba gran parte del municipio y no necesitaban la ayuda de la Policía. ‘Chatarro’ dijo que incluso le prohibieron a la Policía salir del casco urbano del municipio.

Sin embargo recordaron que el cabo Hugo Gil Barreto y el agente Reina recibía dinero de los ‘paras’.
Los paramilitares le daban hasta 700 mil pesos mensuales al agente Reina para, según dijo ‘Chatarro’, “calmarle la sed de justicia”. Reina les pasaba información de operaciones de la Policía en la región y omitía arrestar  jefes paramilitares, pues sabía donde se hospedaban en el pueblo.

 

 

 

Policías y Ejército en Vistahermosa

‘Don Mario’, ‘Pirata’ y sus hombres dijeron que en Vistahermosa, al sur del Meta, fue difícil penetrar la Fuerza Pública por la notable  presencia del narcotráfico en la región. Los Policías, según dijeron los paramilitares, manejaban el tráfico de gasolina en Vistahermosa, que casi siempre se destinaba a los laboratorios de cocaína de la región. “Por eso no se dejaban manejar, estaban sobrados de plata”, dijo ‘Chatarro’.

 
Sin embargo la Brigada Móvil Doce del Ejército y los paramilitares tenían una coexistencia pacífica. Aunque los soldados sabían dónde estaban los ‘paras’, pues pocos kilómetros separaban sus campamentos,  no los atacaban.

 

 

 

 

 

 

Policías y Ejército en Mesetas, Meta

‘Chatarro’ recordó que los policías de este municipio de pie de monte llanero recibían entre cinco y siete millones de pesos mensuales de los paramilitares. Según ‘Cony’, que delinquió en Mesetas un teniente de la Policía y cuatro sargentos los dejaban actuar sin problemas. Podían estar armados, tomando en tiendas y durmiendo en casas del pueblo sin ningún contratiempo.

Los ex paramilitares también dijeron que en Mesetas varios oficiales del Batallón XXI Vargas colaboraban con ellos. El mayor Rosero Belalcazar recibía cinco millones de pesos y el capitán Tamayo dos millones para coordinar operativos conjuntos, recibir información sobre los movimientos de la tropa. Los dos oficiales del Ejército ya habían sido denunciados por organizar ‘falsos positivos’ con paramilitares.

 

 

 

Oficiales del Batallón XXI Vargas:

-    Coronel Cabuya de León: ex comandante del Batallón XXI Vargas. Presuntamente el oficial recibió millones de pesos del Bloque Centauros y presionó para obtener positivos en colaboración con los paramilitares.
-    Mayor Lizarazo: presuntamente colaboraba con información sobre la ubicación de sus tropas.
-    Capitán Rivera.
-    Teniente ‘Chupo’: fue identificado por Mauricio de Jesús Pérez, alias ’Julián’ como Jalyl Rosemberg  Torres Vega, y que según el paramilitar presuntamente recibía un millón de pesos mensuales de los paramilitares. Le entregaba a los ‘paras’ reportes diarios. Jalyl Rosemberg Torres Vega es hoy en día comandante del Gaula Militar en Santander.
-    Teniente Bastidas: presuntamente recibía entre 500 mil y un millón de pesos, además de gasolina y estufas para las tropas. Le prestó en varias oportunidades metralletas M 60 a las autodefensas.
-    Sargento Téllez: presuntamente trasmitía información de la unidad militar y les entregaba material de intendencia.
-    Sargento Londoño.