“Cuando toqué a mi esposa ya no se movía ni respiraba”

Entre 1994 y 1996, Urabá vivió una ola de violencia que dejó más de un centenar de muertos en medio de la guerra entre las Farc y sus antiguos aliados del Epl. Un sobreviviente de la masacre de Osaka, perpetrada en Carepa en febrero de 1996, cuenta cómo escapó a la matanza en la que murió su esposa.

ys uraba desmovilizados epl

“Antes de que ocurriera la masacre vivíamos en Apartadó en una invasión conocida como La Chinita. Nuestro hogar era un rancho que hasta ese momento estábamos comenzando a construir. Mi señora tenía un hijo de 13 años que no era mío, pero igual estaba con nosotros. Los dos nos dedicábamos a trabajar en la finca bananera Osaka, en donde se cultiva y arregla el banano para la exportación. Trabajábamos en la parte de la empacadora,  donde se procesa el banano, se hace el lavado, la clasificación de los ‘dedos’ buenos y después se empaca. Ya para esa época las masacres y muertes eran muy comunes acá en estos sitios.

Leer más:“Cuando toqué a mi esposa ya no se movía ni respiraba”

"Nos dijeron que nunca habláramos de lo que vimos ahí"

Entre el 10 y el 13 de abril de 2001, paramilitares del Bloque Calima recorrieron los territorios aledaños al río Naya, en los límites entre Cauca y Valle. Aunque la comunidad asegura que murieron más de 100 personas, a la fecha solo han podido recuperarse 27 cadáveres, pertenecientes a grupos indígenas y afrodescendientes de la región. Cerca de 3 mil personas huyeron de la zona, entre ellas los miembros de la comunidad indígena Kitek Kiwe, que se desplazó más de 100 km hasta Timbío, Cauca. Lisinia Collazos, actual gobernadora del cabildo, relata los dramáticos momentos que presenció de la masacre, en la que murió su esposo.

Leer más: "Nos dijeron que nunca habláramos de lo que vimos ahí"

“El cuerpo no lo logramos encontrar, lo único que sabemos es que lo mataron los paramilitares”

El 4 de septiembre de 2000, un grupo de paramilitares del Frente Farallones del Bloque Calima llegó al corregimiento La Balsa, en jurisdicción del municipio de Buenos Aires, Cauca, y asesinó a cinco personas. La protagonista de este testimonio relata cómo perdió a su primo en la masacre y, meses después, a un sobrino.

ys la balsa

Aquí se vivía bien, todo calmado. Cuando llegaron los paramilitares nos cambiaron todo, ya la situación no volvió a ser la misma. Era ese miedo que no teníamos antes. Por esos días, yo estaba en Santander de Quilichao y al frente mío se encontraron dos muchachos y se saludaron. Uno le preguntó al otro que para dónde iba y el otro le dijo que para el corregimiento de La Balsa, Buenos Aires. “Ah, ¿vas pal pequeño Caguán?”, le respondió el primero. Y a mí me dolió mucho que compararan al pueblo de uno con El Caguán, porque allá hubo un conflicto muy grande.

Leer más:“El cuerpo no lo logramos encontrar, lo único que sabemos es que lo mataron los paramilitares”

"Yo nunca en mi vida había visto matar gente"

El 27 de octubre de 1998, cerca de 200 hombres del Bloque Metro asesinaron a 13 personas y desaparecieron a otras 15 en la vereda La Holanda, del municipio de San Carlos, Antioquia. A su paso, los paramilitares dinamitaron algunos edificios del pueblo y con lista en mano torturaron y asesinaron a varios líderes sociales y políticos. Martha Lucía Restrepo, la esposa del entonces alcalde, fue tomada como rehén y narra cómo sobrevivió a esta masacre.

Leer más:"Yo nunca en mi vida había visto matar gente"

“Esto no se lo deseo a nadie”

Entre el 14 y el 20 de julio de 1997 cerca de 120 hombres de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, Accu, asesinaron a cerca de medio centenar de personas en el municipio de Mapiripán, Meta. Durante una semana los paramilitares amedrentaron a la comunidad  con torturas, asesinatos e intimidaciones  que terminaron  desplazando a cerca del 70 por ciento de los pobladores. La esposa de una de las víctimas cuenta cómo vivió estos atroces hechos y su desplazamiento luego de la masacre.

ys mapiripan 1

“Yo llegué a Mapiripán en el año 86. En el pueblo se movía mucho la coca en ese tiempo, pero a mi esposo no le gustaba trabajar con eso, entonces cultivábamos maíz en las fincas vecinas. A él le gustaba mucho la agricultura, pero nos fue mal y  luego de unos años se consiguió un puesto en el aeropuerto. Después, se convirtió en el fotógrafo del pueblo y en nuestra vereda lo empezaron a ver como un líder, orientaba a las personas en que tenían qué hacer, a dónde tenían que ir y así.

Leer más:“Esto no se lo deseo a nadie”

"Mi sueño es recordar sin dolor"

El 20 de diciembre de 2000, hombres del Bloque Calima asesinaron a tres personas en un billar de la vereda San Pedro, en Santander de Quilichao. Luego se acercaron a un vehículo de transporte público y asesinaron a cinco personas más. María Pérez Peña, quien perdió a su esposo, su suegro y su cuñado en la masacre cuenta cómo logró salir adelante después de la tragedia.

Leer más:"Mi sueño es recordar sin dolor"

Yo sobreviví al Conflicto

Yo sobreviví al Conflicto