Rechazo a “juicio” del Eln a alcalde de Alto Baudó

Tras casi dos meses de silencio, ese grupo guerrillero reconoció que mantiene en cautiverio al mandatario de ese municipio chocoano, Fredys Palacios Ramírez, a quien acusa de incurrir en supuestos actos de corrupción y de desconocer a sus electores.

0-secuestro-alcalde-alto-baudo-elnFredys Palacios Ramírez, alcalde de Alto Baudó secuestrado por el Eln. Fotos: archivo Semana.

En la tarde del 16 de diciembre Fredys Palacios Ramírez fue retenido por un grupo de hombres armados en el sector La Playa cuando se trasladaba por lancha hacia el municipio de Alto Baudó, Chocó. Desde ese momento, los señalamientos apuntaban hacia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) como responsable del plagio, pero pasaron los días y no se atribuían el hecho.

Casi dos meses después, este grupo subversivo emitió un comunicado en el que también anunció que le hará un juicio por posibles actos de corrupción derivados de su administración municipal. “Hizo campaña electoral entre las comunidades, prometiendo invertir en salud y educación, pero una vez posesionado en el cargo, hizo lo mismo que el resto de funcionarios del departamento, que es robarse el dinero del presupuesto municipal”, indicó esa guerrilla.

Camilo Romero, exsenador y vocero del Partido Alianza Verde, grupo político que apoyó a Palacios en su aspiración a la alcaldía de Alto Baudó en los comicios de octubre de 2011, rechazó los señalamientos del Eln y exigió su pronta liberación. “Una organización al margen de la ley no puede atribuirse lo que le corresponde a la institucionalidad democrática del país. Si tiene hechos de corrupción por los cuales responder, debe hacerlo ante las instituciones democráticas y no ante una institución ilegal”, le dijo Romero a VerdadAbierta.com.

En su comunicado, el Eln indica que "desde enero del 2014 los habitantes del municipio han realizado varias movilizaciones en las que le han exigido al alcalde rendir cuentas de su gestión, reclamos que han sido desconocidos por él". Sin embargo, otra es la postura de Luis Enrique Abadía, el Defensor del Pueblo de Chocó, quien le contó a este portal que en ningún momento él o sus delegados han recibido esa clase de denuncias por parte de la comunidad.

“Acá hay situaciones que rebasan la capacidad de respuesta institucional local y regional, no sólo en Chocó sino en todo el Pacífico colombiano. Se requiere una presencia más decidida del gobierno nacional para superar esta brecha de injusticia social en la que está sumida la región”, explica Abadía. Además, rechaza el posible “juicio” al alcalde Palacios. “Colombia tiene unos canales civiles y democráticos para hacer este tipo de juicios si es necesario: ese no puede ser el argumento para mantener privado de la libertad a una persona que representa toda una comunidad que lo eligió democráticamente como su alcalde”.  

El director de la Pastoral Social de la Diócesis de Itsmina, Javier Vaca, coincide en que los problemas del municipio son más estructurales que administrativos, y señala que los recursos que son destinados para Alto Baudó no son suficientes para satisfacer las necesidades de sus habitantes. “Pienso que en la comunidad hay inconformismo porque el presupuesto no alcanza para todo, pero esa no es razón para no respetarle la vida a una persona”, le dijo a VerdadAbierta.com.

Además de los problemas sociales, este municipio también ha sido golpeado fuertemente por el conflicto armado. Entre finales de 2013 y durante buena parte de 2014, sus habitantes vivieron aterrorizados por los enfrentamientos entre las llamadas ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’, conocidos también como ‘Los Urabeños’, y la guerrilla del Eln que se disputan a sangre y fuego una región estratégica que, de un lado conduce al océano Pacífico y, de otro, al interior del país. El año pasado más de cuatro mil personas fueron desplazadas y varios indígenas y afrodescendientes fueron asesinados por ese grupo subversivo, que acusaron a sus víctimas de ser informantes del Ejército. (Lea: Alto Baudó: entre el desplazamiento forzado y la ausencia estatal)

El secuestro y el posible “juicio” del alcalde Palacios no solo ha generado el rechazo de varios sectores de la sociedad, sino que deja muy mal parada la supuesta voluntad que este grupo insurgente viene exponiendo para buscar un acercamiento con el gobierno nacional y lograr sentarse a la mesa para buscar un acuerdo de paz que les permita a sus integrantes reintegrarse a la legalidad. Por esa razón, las personas consultadas por VerdadAbierta.com coinciden en que el Eln debe liberar de inmediato y sin condiciones al mandatario de Alto Baudó.