‘Águilas Negras’ amenazan a Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro

A través de un panfleto fueron también fueron señalados congresistas, investigadores sociales y abogados, a quienes llaman “guerrilleros comunistas”. Corporación Nuevo Arco iris rechazó estas nuevas intimidaciones.

0-amenazas-petroGustavo Petro, alcalde de Bogotá. Foto archivo Semana.

Un nuevo panfleto circula desde ayer en las casillas de correo electrónico de diversas organizaciones sociales firmado por un grupo que se hace llamar ‘Águilas Negras Bloque Sur’ que amenaza de muerte a 14 personas, y a sus familias, tras tildarlas de “guerrilleros comunistas”. Se trata de congresistas, investigadores sociales y abogados cuya característica común es defender los derechos humanos. (Ver panfleto)

La nueva intimidación, llena de epítetos insultantes referidos al pasado de algunos de ellos, aparece justo cuando se cumplen 25 años de la dejación de armas del Movimiento 19 de Abril, M-19, grupo del que hizo parte el actual alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, uno de los incluidos en esta nueva lista.

Además del mandatario del Distrito, están los funcionarios Gloria Ramírez, Jorge Rojas y Gustavo de León Bonolis; los congresistas Claudia López e Iván Cepeda, los investigadores sociales León Valencia y Ariel Ávila de la Fundación Paz y Reconciliación; José Aristizábal, Adolfo Bula Ramírez y Fernando Hernández, de la Corporación Nuevo Arco Iris; el abogado barranquillero José Humberto Torres del Comité de Presos Políticos; y los exguerrilleros del Eln Felipe Torres y Francisco Galán. Además, fue incluido el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

“Guerrilleros comunistas los tenemos ubicados, sabemos cómo operan y dónde operan. Sus días están contados, su sangre servirá de abono al suelo patrio. Es hora que paguen por estar engañando a la gente con mentiras y filosofía barata”, dije en uno de sus apartes el panfleto.

Los directivos de la Corporación Nuevo Arco Iris se pronunciaron al respecto y destacaron que los amenazados que hacen parte de esa organización no gubernamental fueron los negociadores por parte de la Corriente de Renovación Socialista y el gobierno nacional en los acuerdos de paz firmados el 9 de abril de 1994, que permitieron la desmovilización de 650 combatientes.

“Esta es la cuarta amenaza que recibimos en los últimos cinco meses y la segunda de este año. Y son innumerables las que siguen llegando en todo el país contra personas y organizaciones que trabajamos por la paz y los derechos humanos”, aseveraron en un comunicado Fernando Hernández Valencia, director ejecutivo de la Corporación Nuevo Arco Iris, Fernando Cuervo Castillo, presidente de esa Ong, José Aristizábal García y Adolfo Bula Ramírez.

En su mensaje, llamaron la atención sobre las negociaciones que adelantan en La Habana, el gobierno nacional y la guerrilla de las Farc, así como las exploraciones con el Eln, para ponerle fin a 50 años de confrontación armada, y aseveraron que “la incapacidad del gobierno para frenar este fenómeno y brindar protección a las personas amenazadas y la total impunidad en que se mantiene, ponen en grave peligro”, esos procesos.

“¿Cómo podrán ellos convertirse en movimientos políticos en la legalidad si el gobierno no es capaz de brindar garantías de seguridad a quienes dejamos la armas y firmamos la paz hace ya veinte años? ¿Cuál seguridad podrán tener sus procesos de reinserción?”, se preguntaron los directivos de la Corporación Nuevo Arco Iris.

“Si el gobierno no actúa y toma medidas serias e inmediatas frente a esta situación, si no escucha el clamor de los perseguidos y amenazados, estamos dispuestos a impulsar, junto con otras organizaciones del país y el exterior, una campaña masiva de denuncia a nivel nacional e internacional para que sean otros gobiernos, otras instituciones internacionales y la mesa de negociación de La Habana, las que lo presionen a actuar”, concluyeron.

A comienzos de este año llegaron amenazas contra por lo menos 38 personas de la región Caribe, vinculados a procesos de restitución de tierras y reparación de víctimas, y también estaba firmadas por las “Águilas Negras”. Hasta ahora no hay avances en las investigaciones sobre el origen de las mismas. Lo único que ha dicho la Fiscalía es que dicho grupo no existe.