Exparamilitares, detrás de valla que promueve apoyo a la paz

La valla fue instalada en el municipio de Itagüí, Antioquia, y enfrenta al presidente Juan Manuel Santos con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez.
Esta valla fue colocada en la autopista sur, a la entrada del municipio de Itagüí, Antioquia.      

“Adivine: ¿quién hará la paz?”, preguntaba una valla colocada el viernes pasado en la autopista sur, jurisdicción del municipio de Itagüí, Antioquia. En ella se observaban las fotografías del presidente Juan Manuel Santos y del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Detrás de esta iniciativa está la Corporación Províctimas, conformada por exparamilitares detenidos en la cárcel de máxima y mediana seguridad situada en esta localidad del sur del área metropolitana.

La valla, que fue desmontada este lunes sin determinarse quién dio la orden, contiene dos mensajes más: uno de ellos está dentro de un mapa de Colombia pintado con los colores amarillo, azul y rojo, donde se leía “no más guerra, no más víctimas” y el otro, situado en la parte inferior y sobre una franja roja se lee “proyecto contra toda forma de victimización".

En diálogo con VerdadAbierta.com, Pablo Hernán Sierra García, alias ‘Alberto Guerrero’, exjefe del Frente Cacique Pipintá del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), confirmó que la iniciativa de la valla fue de la Corporación Províctimas, que él preside y que obedecía más a un mensaje humanitario que a una intromisión en política.
 
“Lo que buscamos con esos mensajes es apoyar las iniciativas de paz del presidente Juan Manuel Santos”, explicó el ex jefe paramilitar. “Se trata de un mensaje humanitario, en apoyo también a las miles de víctimas que ha dejado la guerra en este país. No estamos haciendo campaña electoral”.

De acuerdo con alias ‘Alberto Guerrero’, la valla tuvo un costo de 5 millones 850 mil pesos y fue contratada con la empresa Cromática Publicidad. Se determinó, inicialmente, que estuviera instalada por 30 días, no obstante, sólo estuvo visible durante cuatro días, pese a que tenía todos los permisos solicitados. “No hicimos nada ilegal”, ratificó el exparamilitar, quien ha sido conocido por señalar que el expresidente Álvaro Uribe Vélez tuvo que ver con la conformación del Bloque Metro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu).

¿Pero qué es la Corporación Províctimas? Según Sierra García, esta organización no gubernamental fue creada el 5 de octubre de 2012 en la cárcel de máxima y mediana seguridad de Itagüí, durante un homenaje que exparamilitares le hicieran a las Madres de la Candelaria, un colectivo de mujeres que se conformó hace casi diez años para clamar por el regreso de sus hijos, víctimas de las Auc y de la guerrilla.

En ese acto, estuvieron presentes la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa; el director nacional de Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Gustavo Ricaurte; y el Personero de Medellín, Rodrigo Ardila Vargas.

En esa ocasión, Iván Roberto Duque Gaviria, alias ‘Ernesto Báez’, dijo durante su intervención que "vamos a expresar nuestro total respaldo al proceso de paz e invitamos a todos los colombianos que estuvieron en la guerra para que nos desarmemos moralmente y miremos con muy buenos ojos este gesto patriótico de la guerrilla de las Farc".

Ese espíritu de apoyo al proceso de paz que adelanta el gobierno de Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Farc en la Habana, Cuba, es el que recoge la Corporación Províctimas, que fue lanzada en esa ocasión y que actualmente se encuentra en trámite de constitución ante la Cámara de Comercio de Medellín.

“Nosotros, desde esa corporación, queremos luchar por el proceso de paz y acompañar a las víctimas”, reiteró alias ‘Alberto Guerrero’, quien lamentó el desmonte de la valla que ellos mismos pagaron y promovieron. “No estamos haciendo política, no vamos a tener ninguna injerencia en el proceso electoral, lo que queremos es acompañar a las víctimas de la violencia y apoyar el proceso de paz”.

La iniciativa de la valla es una de las acciones que tienen programadas como corporación. De acuerdo con este exjefe del Frente Cacique Pipintá, se está organizando un encuentro con 350 guerrilleros y paramilitares presos en la cárcel de Chiquinquirá, Boyacá, con el fin de pedirle perdón a las miles de víctimas que hemos dejado en todo el país. “Nuestro compromiso es buscar el perdón y, personalmente, no volver a delinquir”, dijo alias ‘Alberto Guerrero’.

Según este exparamilitar, la Corporación Províctima se sostiene con recursos de sus propios integrantes y si bien su constitución está en trámite, ya tienen organizado su equipo directivo: el presidente es Sierra García; el vicepresidente es Duque Escobar; y el secretario es Fabio Orlando Acevedo, alias ‘don Efe’, desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara de las Auc.

Debate en vallas
La valla de la Corporación Províctimas se sumó a la instalada en abril pasado por el exvicepresidente  y precandidato presidencial Francisco Santos, quien comparó a Pablo Escobar con Iván Márquez, y en la que proponía un juego a sus lectores: “Adivine quién ha matado más policías”.  

En respuesta, la guerrilla de las Farc promovió su propia valla, pero esta vez de manera virtual. Desde la Habana, Cuba, alias ‘Iván Márquez’ envió sendos mensajes parodiando la frase de Santos, pero en su contra: “Adivine quién pidió a los paramilitares crear escuadrones de la muerte en Bogotá”,  y enfrentaba la imagen del exvicepresidente con la del exparamilitar Salvatore Mancuso. La frase hace alusión a las denuncias realizadas por este exjefe de las Auc y otros más que han señalado a Santos como el instigador de la conformación del Frente Capital de las Auc en el año 2001.
 
Luego vino una valla más, promovida por Francisco Santos, la cual fue instalada la semana pasada en el municipio de Duitama, Boyacá. En esta ocasión, se vuelve a utilizar la imagen de alias 'Iván Márquez', negociador por las Farc, en la Habana, junto a la del dirigente político Diego Turbay Cote, asesinado por esa guerrilla en el año 2000. En medio de ambos se lee: "Adivine quién no podrá llegar al Congreso porque lo asesinaron las Farc".

Una de las particularidades de las piezas propagandísticas que promueven el precandidato Santos y los exparamilitares es que tienen la misma filosofía: reivindicar a las víctimas. No obstante, se diferencian en que el primero sólo hace alusión a las víctimas de la guerrilla, mientras los segundos son más amplios y aglutinan en su movimiento a las “víctimas de la violencia”.

Una vez se instalan las vallas, por sus contenidos, no duran más de tres días, pues por disposición de las autoridades de los municipios donde son instaladas, respondiendo a órdenes de autoridades superiores competentes, son desmontadas; sin embargo, la estrategia continúa.

Por el momento, la Corporación Províctima, que inspiró, creó y pagó la última valla de la discordia, no tiene programada la instalación de más piezas como la que le acaban de desmontar, pero continuarán promoviendo desde las cárceles el apoyo al proceso de paz.