“Nos quieren intimidar para que no continuemos nuestra lucha”

Albeiro Camayo, coordinador de la Guardia Indígena del norte de Cauca, fue víctima de un ataque con arma de fuego en la madrugada del jueves. La semana anterior las 'Águilas Negras' lo amenazaron por medio de un panfleto y ofrecieron una recompensa por su muerte.

atentado coordinador guardia indigena 1Por medio de la movilización activa y con sus bastones de mando, la Guardia Indígena protege sus territorios colectivos. Foto: archivo VerdadAbierta.com.Durante la noche del pasado jueves Camayo participó en un ritual espiritual que las autoridades de la comunidad Nasa realizaron en Munchique, zona rural de Santander de Quilichao, que se extendió hasta altas horas de la noche. Pasadas las 12:30 arrimó a tanquear su motocicleta en la estación de gasolina que queda en las afueras de Santander de Quilichao sobre la vía que comunica con Popayán, para poder dirigirse a su casa que queda en el resguardo de Las Delicias, en el vecino municipio de Buenos Aires.

Al poco tiempo de emprender su camino que tiene una duración de hora y media, fue perseguido por tres hombres que salieron de la estación de servicio en dos motocicletas, quienes a la altura del puente de Pital empezaron a dispararle. Por fortuna no recibió ningún impacto de bala, aunque algunas dejaron huella en el asiento de la moto y en su maletín.

Este ataque ocurrió seis días después de que las 'Águilas Negras' difundieran un panfleto en el que amenazaron de muerte a cuatro líderes de la comunidad Nasa con nombres y apellidos, entre ellos el coordinador de la Guardia Indígena, y de manera general a gobernadores Nasa y miembros de la Asación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin).

No obstante, lo más grave de esa amenaza fue el anuncio de recompensa de 20 millones de pesos para quien los asesinara. En el comunicado Camayo es señalado de ser supuesto “mando de milicianos de las Farc que ahora están disfrazados de guardias de indios que matan a nuestros policías como ha ocurrido durante estos meses”.

'Águilas Negras' ponen precio a cabeza de líderes indígenas

Entre tanto, la Acin repudió este hecho al que calificó como el primer intento de homicidio tras el panfleto de la semana pasada. “Lamentablemente el ejercicio de denuncia permanente a las autoridades competentes no ha sido suficiente tras lo ocho panfletos amenazantes circulados en el norte de Cauca (...)  Este atentado deja como precedente la falta de respuesta del Estado colombiano al cual hacemos responsable directo por la omisión de las denuncias y por no hacer respetar el derecho a la vida de defensores de derechos humanos y líderes indígenas”, expresó en un comunicado.

El atentado al guardia Camayo también genera temor por los hechos de violencia que puedan ocurrir durante el paro agrario que convocó la Cumbre Agraria para el próximo lunes que puede extenderse durante varias semanas en algunas regiones del país, en el que participarán sectores campesinos, afrodescendientes, indígenas y estudiantiles. En el panfleto, las 'Águilas Negras' declaran “objetivo militar” a los líderes que están planeando el “taponamiento de la vía Panamericana en el norte del departamento”.

Al respecto, VerdadAbierta.com habló con Albeiro Camayo, quien lleva 16 años en la Guardia Indígena y desde hace año y medio es su coordinador regional.

VerdadAbierta.com (VA): ¿Considera que el atentado que sufrió el jueves tiene relación con el último panfleto de las 'Águilas Negras' y con el paro de la próxima semana?

Albeiro Camayo (AC): Posiblemente estas situaciones están relacionadas. Si hubieran querido robarme la moto lo hubieran hecho: cuando sin mediar palabra tres personas en dos motocicletas empiezan a disparar, eso ya es otra situación. Uno relaciona que están tratando de cumplir las amenazas que llegaron a través de ese último panfleto.

También creo que tiene relación con el trabajo que vamos a realizar la próxima semana. A pesar de que las movilizaciones son de carácter pacífico, a veces se presentan confrontaciones por el uso de la fuerza de la Policía, y frente a eso en el panfleto dicen que soy el encargado de esa situación y que por mi culpa se están muriendo algunos policías que están defendiendo la paz. Eso hace que se relacione con la situación que ocurrió ayer.

VA: ¿Siguen con la intensión de sumarse al paro o minga de la próxima semana?

AC: Sí. Los mandatos que nos han dado las autoridades y las comunidades es continuar en el proceso. Por situaciones de amenazas o de atentados a un líder o a un comunero no se detiene el proceso porque con ellas nos quieren intimidar para que no continuemos nuestra lucha. Esas situaciones nos dan fortaleza para continuar con más fuerza lo que los mayores nos han delegado. Continuamos con la minga que está programada para estos días, el lunes nos vinculamos a ese proceso.

VA: ¿Por qué la comunidad indígena se suma a la movilización convocada por la Cumbre Agraria?

AC: Nosotros hemos decidido sumarnos porque es una lucha del pueblo colombiano que está exigiendo el cumplimento de los derechos de los campesinos, los afros y los indígenas. Estamos apoyando el proceso porque tiene que ver con las exigencias de cada pueblo.

VA: ¿Por qué ocurren tantas agresiones contra la comunidad indígena del norte de Cauca?

AC: El concepto político de nuestra organización indígena está basado en la defensa del territorio y de la vida, y frente a eso se generan muchas situaciones. Hemos actuado en contra de diferentes procesos políticos; hemos actuado en contra de los actores armados, tratando de sacar a la subversión del territorio, hemos planteado nuestra oposición frente a la presencia militar; también hemos empezado el ejercicio de Liberación de la Madre Tierra para continuar exigiendo nuestros derechos.

En ese contexto político se ve mucho el proceso de la Guardia Indígena y por eso se dan las amenazas y los señalamientos: nos involucran como parte de la subversión, y ellos como informantes de la Fuerza Pública. En ese entredicho estamos nosotros y eso nos pone en riesgo para implementar el proceso político que nos han delegado nuestros mayores.

VA: Uno de los sitios más convulsionados es el sector entre Corinto y Caloto. En diferentes ocasiones ustedes han denunciado la presencia de hombres en camionetas polarizadas con armas largas. ¿Qué pasa allí?

AC: En este momento hay unas situaciones frente a control territorial por parte del narcotráfico. En nuestros territorios hay cultivos de uso ilícitos, pero han llegado personas de otros lugares a tratar de controlar esa producción y esa venta. Frente a eso han salido panfletos con amenazas. Para hacer control, nosotros como autoridades, Guardia Indígena y comunidad, hemos decidido que esa situación hay que cambiarla y hemos empezado a decirle a nuestros compañeros a que dejen el cultivo de uso ilícito.

En ocasiones, nos ha tocado ir a erradicar a nosotros. Les decimos a los comuneros que eso no está permitido porque el territorio es de tierras colectivas. Frente a eso se presentan situaciones con diferentes actores armados. Se percibe que la guerrilla tiene influencia en esos espacios, pero también hay gente de afuera de la región.

VA: ¿Esas agresiones son de grupos narcotraficantes o de “grupos paramilitares” como las 'Águilas Negras' que son quienes firman los panfletos?

AC: En este momento definir quiénes son los responsables de los panfletos y de las amenazas no es claro. En este espacio se mueven tantos actores de la izquierda y de la derecha. Éstos últimos mucho más, cuando se está haciendo la liberación de la Madre Tierra y los cañeros traen otros grupos de personas de otros lugares que permanecen custodiando y agrediendo a los compañeros. No hay claridad si son las 'Águilas Negras', 'Los Rastrojos' o quiénes son.

VA: ¿Cuál es la respuesta de las autoridades ante las amenazas?

AC: No hay una respuesta contundente frente a esta situación. El jueves estuvimos reunidos con la Policía y nos dijeron que estaban haciendo las investigaciones pero hasta ahora no hay nada concreto. Frente a otras situaciones dicen que lo que está sucediendo en el norte de Cauca son hechos aislados, pero nosotros decimos que en todos los casos las amenazas llegan de manera similar y debe haber un responsable. Hasta el momento no hemos tenido una respuesta clara.

VA: ¿Los líderes indígenas tienen las condiciones para defender sus territorios?

AC: El legado que nos dejan nuestros mayores es que si es necesario dar la vida por defender la organización y el territorio, hay que hacerlo. Nosotros continuamos fortaleciéndonos más. Para nosotros es preferible dar la vida por la defensa del territorio para que nuestros jóvenes continúen en esa lucha más adelante.

En diciembre de 2015 me asignaron un esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección. Me asignaron un cupo de combustible para un vehículo de la Unidad, pero con todo el trajinar que hago a diario en los territorios, el combustible sólo alcanza para 15 días. Cuando se acaba el combustible ando en mi motocicleta para no dejar de hacer mi trabajo en las comunidades. También tengo escoltas y chaleco antibalas.

Es muy difícil ejercer la defensa de los derechos humanos por el contexto de la región. Queda marcado que para algunos la defensa de los derechos humanos es ir en contra vía a las políticas que se están llevando a nivel nacional. Es una situación muy difícil de superar en este país, pero hay que continuar porque como dice la Constitución, somos pluriétnicos y pluriculturales.

VA: Las agresiones por parte de las Farc han cesado desde julio del año pasado cuando decretaron una nueva tregua unilateral. De firmarse el proceso de negociación con esa guerrilla, ¿qué requieren las comunidades del norte de Cauca para vivir en paz?
 
AC: Para nuestras comunidades la situación de posconflicto va a ser muy difícil. Tememos que en los próximos años surjan organizaciones pequeñas de la guerrilla que continúen delinquiendo en los territorios. Si hoy en que están los mandos de las Farc, con todos los asesinatos que han hecho a nuestros comuneros, se ha tenido la oportunidad de exigirles respeto, teniendo los grupos divididos va a ser más difícil, como sucedió con las Auc. Estamos mirando cómo va a ser nuestra estrategia para enfrentar esa situación.

VA: A parte de ese punto de seguridad por rearme o no desmovilización, ¿qué es clave para vivan en paz?

AC: Necesitamos que se pueda ejercer nuestra autonomía dentro del territorio. Para eso necesitamos tierras, porque la cantidad que tenemos no es suficiente para vivir bien, hay muchos territorios que no tienen las condiciones para cultivar. Por eso emprendimos el proceso de Liberación de la Madre Tierra, porque necesitamos territorios para vivir.