Cómo desplazaron a los tolimenses

Uno de los casos de desplazamiento masivo más dramáticos ocurrió en el municipio de Líbano entre el 16 y el 21 de agosto de 2003.
 
 

Según los testimonios de las víctimas, desde las 6 de la mañana del 16 de agosto se inició un enfrentamiento entre paramilitares y las FARC en el corregimiento de Santa Teresa, con el propósito de definir el control de la zona. El enfrentamiento se prolongó por más de 36 horas, En total, 124  familias – 426 personas – abandonaron el lugar para salvar sus vidas.


Según el relato una de las personas desplazadas, “se escuchaban ráfagas de ametralladora y los sonidos de las balas pasaban sobre nosotros. También se escuchaban muchas explosiones que no nos dejaban levantarnos del piso”. Esa misma noche los desplazados se trasladaron hasta el casco urbano de Líbano.
El desplazamiento masivo se produjo luego de que algunas personas y autoridades locales habían informado a las autoridades departamentales y mandos de la fuerza pública la grave situación de seguridad que se venía presentando. El propio alcalde de Líbano de entonces, Orlando Flórez Forero, señaló que “era una situación anunciada. Hace 15 días tuvimos un consejo de seguridad con los siete alcaldes de la provincia de Los Nevados, y todos manifestaron la presencia de AUC, FARC y Elenos”.

El efecto inmediato de este desplazamiento fue el abandono de las tierras. Luego del hecho, las autoridades establecieron que 37 por ciento de los desplazados no dejaron ninguna propiedad; el 32 por ciento estaba en un predio en arrendamiento, el 19 por ciento eran propietarios de tierra y el 3 por ciento ostentan propiedad colectiva. En estas tierras se cultivaba café.

De estos predios, el 6,85 por ciento son inferiores a una hectárea de tierra, el 10,96 por ciento están entre 1,5 y 10 hectáreas y el 7,53 por ciento está entre las 10 y 20 hectáreas. El total de hectáreas abandonadas fueron 186.

Según un estudio titulado ‘Unidades Agrícolas Familiares, tenencia y abandono forzado de Tierras en Colombia’ de Acción Social, el municipio de Líbano se ubica como el décimo del Tolima con mayor número de desplazados relacionados con predios abandonados, y el segundo en porcentaje de zonas afectadas por el abandono con relación al área del municipio.

En Líbano – indica del documento – fueron abandonados 310 predios por parte de 295 personas desplazadas. Estos predios suman un área de 3.189 hectáreas que equivale al 11 por ciento por ciento del área total del municipio.

La situación podría ser aún más dramática si se tiene en cuenta que la estadística solo abarca los casos de abandono de tierras, sin incluir los innumerables episodios en que los alzados en armas obligaron a los campesinos a vender su tierra a un tercero a bajo costo.