“No estamos dispuestos a dejar sepultar el paradero de los desaparecidos de Valle del Cauca”

Un día después de que se oficializara la dejación de armas de las Farc, víctimas de desaparición forzada se reunieron en Cali para conmemorar su cuarto encuentro departamental. VerdadAbierta.com habló con uno de los organizadores del evento sobre ese drama y las perspectivas de las víctimas en la implementación de los acuerdos alcanzados con esa guerrilla.

encuentro desaparecidos 1César Vargas, miembro de Movice que tomó el micrófono para dirigir el encuentro de familiares de víctimas de desaparición forzada. Foto: VerdadAbierta.com.

El pasado miércoles, alrededor de 80 familiares de víctimas de desaparición forzada se pusieron al día con una deuda pendiente y realizaron su cuarto encuentro departamental en la Plazoleta de San Francisco, corazón de la capital vallecaucana. Normalmente lo celebran en la última semana de mayo, como parte de la Semana Contra la Desaparición Forzada, que se conmemora en todo el mundo.

Sin embargo, a raíz del paro cívico que convocó la comunidad de Buenaventura y de sus consecuentes problemas de movilidad, decidieron postergarlo para que las familias bonaerenses pudieran asistir a la cita. Ese acto de solidaridad tiene un profundo significado, puesto que, según documentó el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), la mayoría de los 5.576 casos de personas desaparecidas en Valle del Cauca ocurrieron en esa ciudad-puerto.

En el evento, organizado por el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) con el apoyo del CNMH, se realizaron diferentes actividades artísticas y se exhibieron las fotografías de decenas de víctimas de un crimen que no deja rastros, pero sí incertidumbre y dolor por doquier. También fue un espacio para exigir justicia y garantías de participación en la implementación del Acuerdo Final que lograron el gobierno nacional y las Farc para construir una paz estable y duradera.

VerdadAbierta.com habló con César Vargas, un activista social que se involucró en temas de derechos humanos desde que cursaba Trabajo Social en la Universidad del Valle, y que a sus 37 años ve una posibilidad de alcanzar la paz, siempre y cuando se respeten los derechos de las víctimas del conflicto armado. Así habla este miembro del Movice, Capítulo Valle del Cauca, quien fue el encargado de llevar la vocería del encuentro.

VerdadAbierta.com (VA): ¿Qué los motivó a realizar por cuarto año consecutivo un encuentro departamental de víctimas de desaparición forzada?

César Vargas (CV): Nos metemos a hacerlo por dos sentidos. El primero, por la preocupación de que este tránsito de construcción de democracia, en el que nos encontramos por el proceso de paz, no implique silencios y renuncias a luchas. Una de las verdades que no estamos dispuestos a dejar sepultar es la del paradero de los desaparecidos de Valle del Cauca. Son muchas las familias que han visto cómo se llevaron a sus familiares y no han vuelto a tener razones de él.

El segundo es la reivindicación de la memoria y la dignidad de las víctimas; pero también tiene el propósito de formarnos y ver cómo se iban desarrollando los diálogos entre la insurgencia y el Estado para construir el Acuerdo de Paz, y ver si las víctimas estaban en el centro como dijeron las partes en su momento. Y si no estábamos en el centro, entonces meternos y buscar un espacio.

Se llevaron propuestas serias y concretas en su momento a la Mesa de Negociaciones de La Habana. En parte la preparación de esas propuestas se dio en los escenarios de estos encuentros y en el trabajo que hacen las comunidades en sus territorios.

También nos convoca un compromiso ético, social y político contra el olvido y la desmemoria, de lo que parece ser un mandato a olvidar. Nosotros queremos mirar hacia adelante pero sin olvidar, con la dignidad de las personas que se llevaron y que nunca más supusimos de ellas. No estamos dispuestos a renunciar a ello.

encuentro desaparecidos 2Alrededor de 80 familiares se dieron de diferentes municipios de Valle del Cauca se dieron cita en la Plazoleta de San Francisco para no dejar en el olvido a sus seres queridos. Foto: VerdadAbierta.com.

VA: En el encuentro repudiaron los altos índices de impunidad en los crímenes de desaparición forzada, ¿hasta dónde llega?

CV: La misma Fiscalía ha reconocido que frente al tema de desaparición está cercana al 95 por ciento. Eso es tenebroso e insostenible. La impunidad tiene dos dimensiones: frente a los casos denunciados y la de facto por el subregistro. La gente no se atreve a denunciar porque siente que o tiene garantías. En algunos municipios del centro de Valle del Cauca y en Buenaventura, una vez las víctimas denuncian, reciben inmediatamente amenazas. Frente a la falta de garantías, sondeando con la gente de en el último encuentro que realizamos esta semana, estimamos que el subregistro puede ser igual a las denuncias.

VA: En el Encuentro recurrieron constantemente a la metáfora de la evolución de la mariposa, ¿qué significado construyen con ella?

CV: El proceso de trasformación que vive la mariposa es perfecto para estas víctimas, que sintieron el dolor tan grande de una perdida que aún no es clara, pero que no se quedaron en el dolor y no se echaron a morir. Por el contario, lo usaron como motor para la búsqueda de verdad y de sus familiares. Se han transformado a partir del dolor, construyendo comunidad, movimiento y solidaridad.

VA: ¿Cuáles son las conclusiones de este cuarto evento?

CV: Que es necesaria la participación en los escenarios que ofrece la implementación de los acuerdos de paz; que si no hay un efectivo desmonte del paramilitarismo y de la partición criminal de agentes del Estado en la práctica de desaparición forzada, se va a ver más lejana la construcción de paz; que existan garantías para la denuncia; que se fortalezcan los mecanismos de justicia y que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas pueda operar satisfactoriamente porque no hay claridad sobre cómo se garantizará su presupuesto.

También necesitamos sensibilizar esta situación. Esto es un drama real, que ha afectado a muchas familias. Es difícil poner en una balanza y ver cómo se mueve hacia otro lado comparando la desaparición forzada con otros crímenes. Cuando hay un muerto y la familia lo entierra, elabora su proceso de duelo; cuando hay desaparición no es posible y hay señoras que llevan diez años esperando en la ventana de su casa esperando a que aparezca su ser querido. Nos parece que la sociedad no ha tendido la oportunidad de sensibilizarse y solidarizarse frente a eso.

encuentro desaparecidos 3Mariposas colgando con los nombres de desaparecidos fueron usados para ambientar el encuentro y mantener viva su memoria. Foto: VerdadAbierta.com.

VA: Hablando del proceso de paz y la puesta en marcha del acuerdo final, ¿quedaron conformes con lo pactado?

CV: No puedo decir que haya 100 por ciento de satisfacción. Por la participación sí, éste es el primer ejercicio para la terminación de una faceta de la guerra donde se dio tal nivel de participación a las víctimas; pero no fue suficiente, sobre todo en términos cuantitativos, porque no todas las propuestas fueron tenidas en cuenta.

El Movice a nivel nacional apoyó y acompañó desde diferentes espacios de participación al proceso de paz, y lo sigue apoyando, peor hay reparos porque no hay satisfacción frente a los derechos de las víctimas en algunos aspectos.

VA: ¿Como cuáles?

CV: Por ejemplo, y no es la principal, la reparación quedó sujeta a la regla fiscal. Cada vez el Ministro de Hacienda dice que la situación está peor, o sea que la perspectiva de reparación, en tanto está sujeta a la sostenibilidad fiscal del Estado, es inviable. Significa que para la reparación no hay plata, si acaso se habla de lo que se le pueda incautar a la guerrilla que es algo incierto. El fiscal Martínez no tiene datos precisos y los jefes de las Farc no han sido claros. En el acuerdo mismo no quedó garantizado el sondeo de la reparación.

En el tema de justicia para todos fue claro el ruido de sables que se generó el mismo día de la segunda firma de los acuerdos de paz en el Teatro Colón. En la mañana se tenía un acuerdo, y a la hora de la firma en el teatro se cambió una hoja, en donde se desliga la responsabilidad de línea de mando en el tema de los crímenes cometidos por agentes del Estado. Eso significa que en los casos de los mal llamados falsos positivos, el superior de los soldado no sabía qué hacían dando vueltas con un fusil matando muchachos, por lo que la responsabilidad es del soldado y no del comandante o superior directo.

VA: ¿Y en materia de verdad?

CV: La última frontera que tenemos es la verdad. En términos de justicia trasnacional, la reparación puede estar cojeando; en la justicia hay que hacer concesiones, con penas alternativas y justicia restaurativa; pero la verdad tiene que ser una condición sine qua non para la no repetición.

Está la Comisión Para el Esclarecimiento de la Verdad en la que tenemos muchas expectativas y nos la vamos a jugar 100 por ciento por los espacios de participación que allí se generan, crítica y propositivamente. Pero tenemos varias exigencias que se están tramitando a nivel nacional del Movice y de otras organizaciones, con objeciones al decreto que reglamenta la Comisión. Por ejemplo, uno de ellos es que los elementos probatorios que surjan puedan ser usados en procesos judiciales para llevar a la cárcel a los máximos responsables.

VA: En garantías de reparación se decidió crear la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, ¿cómo ven ese punto?

CV: Estamos estudiando su mandato; queremos participar en su comité asesor; queremos participar en la elección de su director y que sea una persona garantista, no queremos que sea un administrador, sino que garantice la satisfacción de derechos. No queremos participar sólo con elecciones o en reuniones firmando actas, también en los procesos que ya han sido probados de búsqueda, investigación, localización de desaparecidos.

Las mismas comunidades han hecho de manera artesanal labores de investigación y construido expedientes sobre sus familiares, pero no son tenidos en cuenta por las autoridades. Queremos que todas esas experiencias y ejercicios de búsqueda de información sean tenidos en cuenta por la Unidad.

VA: El martes se oficializó la dejación de armas de las Farc, ¿qué se debe hacer para construir esa paz estable y duradera que se busca el Acuerdo Final?

CV: El slogan de nuestro cuarto encuentro fue “Queremos paz sin desaparecidos”, pero hoy siguen ocurriendo, en tiempos de paz. La dejación es un paso gigantesco, pero no es suficiente. Uno ve que las Farc están cumpliendo pero que el Estado no. La paz no es sólo el cumplimiento de los acuerdos.

Anteriormente para todo ejercicio de movilización y protesta social se decía que estaba infiltrado por las Farc. Hoy ese argumento ya no tiene peso, pero ahora son el Mrp o el Eln, y se sigue metiendo a la cárcel, amenazando, asesinando y desplazando a los luchadores sociales, a personas que salen a reclamar sus derechos. Eso hace muy difícil la construcción de confianza y de un clima paz y confianza.

Tenemos una perspectiva optimista, pero sabemos que los acuerdos no resuelven todos los problemas del país. La gente de las Farc dejó las armas y entrará a debatir sus ideas políticamente en un escenario donde su única arma será la palabra, pero los están matando. Han matado a indultados y familiares. Preocupa mucho porque ya pasó con el movimiento político Unión Patriótica.