Éver Cordero, una vida por la tierra

Éver Cordero era líder de desplazados y presidente de la mesa de víctimas de Valencia. Sicarios lo asesinaron este martes. Era el organizador de la marcha por la paz en su región.
evercordero   
Éver Cordero, líder de víctimas de Valencia. Foto Semana  

Este es el segundo líder de la mesa de víctimas de Valencia, sitio donde tuvo su epicentro la llamada Casa Castaño, que ha sido asesinado en menos de un mes. El primero fue Hermes Vidal Osorio quien fue desaparecido y su cuerpo fue encontrado el 28 de marzo pasado.

Según contó un amigo de Cordero, su muerte es un reflejo de la difícil situación que enfrentan los reclamantes de tierras en Valencia en donde pocos se atreven a reclamar por sus tierras.

Cordero, de 47 años y con siete hijos, además de ser el presidente de la Mesa municipal de víctimas pertenecía a la organización Tierra y Vida, que dirige Carmen Palencia. Según fuentes de la Unidad de Restitución de Tierras, Cordero no había iniciado ningún proceso en esa dependencia pero estaba en conversaciones para hacerlo.

Otra persona que conocía al líder asesinado y que pidió el anonimato por motivos de seguridad, contó que estos crimenes han generado un clima de incertidumbre entre las víctimas y reclamantes. "Nadie se atreve a decir nada, no hay espacio para hablar de restitución de tierras porque no hay colaboración de nadie".

Este líder le aseguró a VerdadAbierta.com que los asesinatos tienen conexión con los procesos de restitucion en Córdoba. "No hay garantías para que las víctimas ejerzan sus derechos, de reclamar lo que merecen", explicó la fuente.

Éver Cordero era desplazado de la vereda Sabra, del corregimiento Santo Domingo a dos horas de Valencia, y unos familiares le contaron a las fuentes consultadas por VerdadAbierta.com que había sido amenazado en varias ocasiones y le había tocado esconderse. Regresó recientemente a Valencia.

Según El Heraldo de Barranquilla, Óscar Zuluaga, vocero de los procesos de restitución en Córdoba aseguró que hace dos meses hizo pública una alerta temprana que daba cuenta de las amenazas de las que vienen siendo víctimas 114 líderes de desplazados en esta región.