Ordenan capturar a coronel Plazas A. por asesinato de Jaime Garzón

La Fiscalía General ordenó la captura del coronel retirado Jorge Eliécer Plazas Acevedo en la investigación que se adelanta por el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón en 1999.

Jaime GarzónJaime Garzón fue asesinado por la banda La Terraza por orden de Carlos Castaño. Foto Semana

La orden de captura contra el coronel Jorge Eliécer Plazas Acevedo, se produce un mes después de que un magistrado del Tribunal de Justicia y Paz de Antioquia ordenara investigar los posibles nexos entre miembros del Ejército, la banda La Terraza de Medellín y paramilitares, para organizar y ejecutar el asesinato del reconocido periodista. Entre los que pidió investigar están los ex generales del Ejército, Jorge Mora y Harold Bedoya Pizarro.

Hace más de un año, luego de la conmemoración de doce años de la muerte de Garzón, su familia le pidió a la justicia colombiana que investigara las complicidades que tuvieron altos mandos del Ejército con el crimen del humorista.

Plazas se encuentra prófugo de la justicia después de fugarse de la Escuela de Artillería de Bogotá en 2003, en donde pagaba 40 años como autor intelectual del secuestro y el posterior asesinato del industrial Benjamín Khoudari.

Esta no es la primera vez que Plazas se ve relacionado con paramilitares, ya que en enero de 2007, el jefe paramilitar Salvatore Mancuso mencionó que dos oficiales del Ejército le habían prestado gran ayuda a su organización ilegal para cometer, hace 10 años, la masacre de Mapiripán (Meta), en la que fueron asesinadas 49 personas. El desmovilizado jefe paramilitar mencionó los nombres del coronel Lino Hernando Sánchez Prado y de un tal "coronel Plazas". Sánchez purgaba una condena de 40 años de prisión por su participación activa en la masacre cuando murió en 2005.

Según la revista Semana, Plazas era un oscuro teniente coronel que en 1997 se desempeñaba como jefe de inteligencia de la Brigada XVII del Ejército, con sede en Urabá, y quien dependía directamente del controvertido general Rito Alejo del Río. A principios de 1998, el propio general Del Río trajo a Plazas Acevedo como su hombre fuerte de inteligencia en la Brigada XIII de Bogotá.

El magistrado Olimpo Castaño, con funciones de control de garantías ante los tribunales de Justicia y Paz, le solicitó a la Fiscalía que en caso de que no hubiese ninguna investigación en contra de los dos oficiales, se compulsara copias a las autoridades respectivas.

"Es claro también que ante la información que se ha obtenido de vínculos de miembros de las Fuerzas Armadas con algunos de los hechos que se han imputado es obvio, señor Fiscal, que deben compulsarse esas copias lo más pronto posible, si no se han hecho, a las autoridades competentes para que se inicien las correspondientes investigaciones en contra los funcionarios públicos en este caso miembros de las Fuerzas Armadas para que respondan si tienen que responder y aclaren su situación ante estos hechos", dijo Castaño.

Garzón fue asesinado cuando se dirigía en su carro a las instalaciones de la emisora Radionet en Bogotá, el 13 de agosto de 1999, ubicadas al occidente de Bogotá.

El pasado 4 de junio de 2012, VerdadAbierta.com publicó que, durante la audiencia preparatoria del juicio contra José Miguel Narváez, acusado por la Fiscalía como la persona que instigó a Carlos Castaño a asesinar a Garzón, el juez Séptimo Penal Especializado de Bogotá llamó a rendir su versión a los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso, Diego Fernando Murillo alias ‘Don Berna’, Freddy Rendón Herrera alias ‘El Alemán’, Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’ y Rodrigo Tobar Pupo alias ‘Jorge 40’

En esa audiencia se dijo que una de las pruebas que presentará la Fiscalía será una memoria (usb) del desaparecido jefe paramilitar Carlos Castaño, que según fuentes consultadas por VerdadAbierta.com, contiene información que supuestamente Narváez le filtró a los paramilitares para que se cometiera el crimen. La Usb fue entregada por Ever Veloza, alias ‘HH’ a la justicia.

El proceso judicial por el crimen de Garzón había culminado en 2004 con la condena del comandante de las Auc, Carlos Castaño Gil, como autor intelectual del hecho, pero el mismo año de la sentencia judicial, el comandante paramilitar fue asesinado. Sin embargo, la familia del inmolado humorista había pedido a las autoridades judiciales que investigaran la responsabilidad de altos mandos militares en el crimen.

Según las declaraciones del ex jefe paramilitar alias 'Don Berna', cometieron asesinatos en contra de quienes consideraban tenían una opinión crítica, dentro de los que se encontraban investigadores, sindicalistas y periodistas.

“Un día llegó Narváez a la finca La 21, en Valencia, Córdoba, con la información de que Jaime Garzón hacía parte de la estructura de las Farc. Dejó una carpeta con todos los datos y luego Carlos (Castaño) decidió darle de baja”, señaló Murillo.

También aseguró que los sicarios contratados, fueron recibidos por miembros de Inteligencia Militar y empezaron a hacer seguimientos al humorista con el fin de conocer su rutina.

Por lo anterior, el ex subdirector del DAS fue acusado por la Fiscalía General de la Nación en junio de 2011 y llamado a juicio para que respondiera por el delito de homicidio agravado. Hasta el momento no se ha emitido sentencia alguna en su contra.