Categoría: Asesinatos selectivos
Creado en Lunes, 13 Agosto 2012
Última actualización en Lunes, 13 Agosto 2012
Publicado el Lunes, 13 Agosto 2012

Asesinan a líder indígena del norte de Cauca

Dos desconocidos asesinaron a Lisandro Tenorio Troche, uno de los líderes del resguardo de López Adentro, que ha trabajado para que los actores armados salgan de sus territorios.

  
Desconocidos asesinaron a un líder indígena del norte de Cauca que anteriormente había sido amenazado por las Farc. Imagen: archivo Semana.

- El pueblo Nasa, atrapado en una guerra ajena
- La nueva estrategia indígena para sacar el conflicto de Cauca
- Indígenas persisten en sacar a los grupos armados del norte de Cauca

A las tres y media de la tarde del pasado domingo 12 de agosto, dos hombres desconocidos llegaron en moto a la casa Troche. Luego de que el primero de ellos lo saludara el segundo, sin mediar palabra, le dio tres disparos en la cabeza.

Los hombres emprendieron la huida en su vehículo y el líder indígena murió frente a su esposa, en la vereda Pílamo, del municipio de Caloto. Aunque se desconoce el paradero de los responsables del crimen, las autoridades aseguraron que los asesinos del líder indígena probablemente pertenezcan a la guerrilla de las Farc.

Desde tiempo atrás, el señor Lisandro había recibido constantes amenazas por medio de llamadas, volantes y señalamientos por otros medios, tal y como se lo contó a VerdadAbierta.com un integrante del Tejido de Defensa de la Vida de la Asociación de Cabildos Indígenas del norte del Cauca (Acin).

Según la fuente, que pidió mantener en reserva su identidad, en el resguardo de López Adentro, que queda en un sector apartado del departamento de Cauca, en los últimos días han hecho presencia “personas extrañas en la zona: hombres armados que en motos y camionetas hacen recorridos en altas horas de la noche”.

Para los indígenas, estos hechos y las recientes amenazas que han recibido varios de sus líderes, están relacionados con la minga que emprendieron el pasado 10 de julio, cuando se hastiaron de los enfrentamientos entre la guerrilla y el Ejército, que afectaron al casco urbano del municipio de Toribío.

A partir de ese día, el pueblo Nasa emprendió una cruzada para pedirle a todos los actores armados, tanto legales, como ilegales, que abandonen los territorios que les pertenecen. Y al mismo tiempo, le propusieron al Gobierno Nacional que los deje controlar sus territorios por medio de la Guardia Indígena.

Pero de acuerdo con los registros de la Acin, después de esta fecha han recibido amenazas de grupos guerrilleros, especialmente en Jambaló, Timbío y Caloto. Al mismo tiempo, grupos que se denominan como paramilitares (Águilas Negras y Los Rastrojos), han amenazado de manera general a los líderes de las organizaciones indígenas del norte del departamento.

Hace dos semanas Feliciano Valencia Medina, vocero político de la Acin que ha estado al frente de la movilización que pretende sacar a los armados de Cauca, y Luis Acosta, líder y miembro de la Guardia Indígena, fueron amenazados de muerte por parte de las Águilas Negras.
 
De acuerdo con un comunicado de la Acin: “estos hechos se presentan en el marco de las amenazas a líderes y lideresas por parte de los diferentes actores armados y más recientemente a través de los panfletos que han circulado en los municipios de Santander de Quilichao, Miranda, Corinto, Caloto y en el reguardo de Tacueyó (Toribío)”.

Además del temor de recibir amenazas constantemente, los indígenas ahora están en "alerta máxima" porque parece “que esas amenazas se empezaron a concretar”.