Autodefensas Campesinas de Casanare (ACC)

Las Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC) se constituyeron a finales de los años 70 al mando de Héctor José Buitrago Rodríguez, con la colaboración de la familia Feliciano (Víctor y José Omar) además de Jaime Matiz Benítez, considerado por muchos como uno de los grandes jefes políticos de la organización.

 A pesar de ser en principio un grupo contrainsurgente, las ACC fueron involucrándose más con el negocio del narcotráfico y otros delitos, como la expropiación de tierras y la extorsión a funcionarios públicos, empresas, políticos y ciudadanos.    

Tras la captura de Héctor Buitrago en 1997, acusado de una masacre en San Carlos de Guaroa (Meta), su hijo Héctor Germán, alias ‘Martín Llanos’ o ‘Patezorro’, y Nelson Orlando alias ‘Caballo’, tomaron control sobre la organización de su padre. Un tiempo después iniciaron una guerra con sus antiguos socios de su padre, los Feliciano, debido a que esta familia hizo un acuerdo con la justicia para salirse del  proyecto paramilitar.  ‘Martín Llanos’ entendió este paso como una traición a su padre y a la causa y les declaró la guerra.

 

En 2000, las ACC consolidaron su poder político, luego de eliminar a casi la totalidad de la familia Feliciano, a través del apoyo a campañas electorales como la de William Hernán Pérez, gobernador de Casanare desde 2001 hasta 2003, y actualmente inhabilitado por 20 años para ejercer cargos públicos precisamente por esta alianza.

 

Las ACC no entraron a las Autodefensas Unidas de Colombia, una especie de sombrilla que buscó avalar a todos los grupos paramilitares del país creada por los hermanos Castaño en 1997, pues consideraban que era un proyecto del narcotráfico. Esta reticencia terminó en una guerra sangrienta con un aliado de las AUC, Miguel Arroyave quien había comprado su entrada a la región.

 

Entre 2003 y 2004 se desató de manera muy cruenta el conflicto entre las ACC con el Bloque Centauros de Arroyave por el control del departamento de Casanare. La idea de las AUC era derrotar a Martín Llanos’ y controlar además del territorio, las rutas del narcotráfico en el departamento.

 

Cuando la guerra se recrudeció, algunas versiones apuntan a asegurar que el Bloque Vencedores de Arauca (otro aliado de las AUC) llegó por el norte para apoyar a las tropas de Miguel Arroyave, mientras que las fuerzas de alias Guillermo Torres’ (autodefensas autóctonas del corte de la de ‘Llanos’) entraban por el sur y hacían sus primeras apariciones en municipios como Maní. También dicen en la región que tropas al mando de alias ‘Macaco (otro de las AUC) empezaron a entrar por el occidente para cercar las tropas de ‘Martín Llanos’.

 

'Martín Llanos' alcanzó a pensar la posibilidad de desmovilizarse. No obstante, Luis Eduardo Linares alias ‘HK’, mando militar de las ACC asesinado en diciembre de 2005,  fue el gran impedimento para la desmovilización puesto que sus deudas con la justicia lo llevaron a pensar que era imposible desmovilizarse.

 

Hoy en día Martín Llanos’, su padre y sus hermanos se encuentran prófugos.