En Cesar 94 procesos de restitución de tierras esperan fallo

El gobierno ha decidido que la restitución es prioritaria en seis de los 25 municipios del departamento. Aunque sólo se han dictado 11 sentencias devolviéndoles la tierra a sus legítimos propietarios, la directora regional de la Unidad de Tierras confía en que habrá muchas más este año.

En el Cesar la restitución de tierras no ha sido fácil. Los líderes de tierras han expresado su inconformidad por lo lento del proceso. Sin embargo, la directora de la Unidad de Tierras en el Cesar, Ketty Montes Herazo, le dijo a VerdadAbierta.com que ya han superado las dificultades que se presentaron en los dos últimos años y su trabajo de documentar los casos avanza con celeridad.  

El Cesar es el tercer departamento colombiano con mayores extensiones de tierras despojadas y se estima que más de 195 mil hectáreas están en manos diferentes a sus verdaderos dueños.

El miedo de cientos de campesinos que tuvieron que abandonar sus tierras e irse a vivir a las ciudades sin nada, cambió por ilusión cuando se anunció que el gobierno crearía las unidades de restitución que les ayudarían a dar la batalla ante los jueces para recuperar las tierras que perdieron en la guerra. Pero ahora, las esperanzas se están trocando por incertidumbre y desencanto, pues los procesos de devolución han resultado largos, y en algunos casos, riesgosos.   

“Nosotros vemos con preocupación que esto no avanza, pero esperamos que este año haya más sentencias de restitución”, dijo un viejo campesino que esperaba su turno en la oficina de la Unidad de Tierras en Valledupar.

santafe-cesar-300x200La parcelación Santafé en el municipio de Becerril fue uno de los primeros predios priorizados en 2012. Aún sigue sin una sentencia de restitución. Entre enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2013, la Unidad de Tierras empezó a documentar casos de despojo en 10 zonas que por años fueron afectadas por la violencia. En el 2012 investigaron los casos de la parcelación de El Toco en el municipio de San Diego, los corregimientos de Llerasca y Casacará en Codazzi; Mariangola, Villa Germania y Caracolí, corregimientos de Valledupar y todo el municipio de El Copey. Mientras que en el 2013, el énfasis fue en la zona urbana y otros predios rurales de Valledupar, Codazzi, los corregimientos y veredas de los municipios de Becerril y Curumaní, así como los corregimientos de Los Brasiles y Nuevas Flores en San Diego.

La directora Montes dice que para responder a tantas solicitudes de restitución, se concentraron en una primera etapa en estudiar los casos de diez zonas, de donde ya han recibido 1.893 solicitudes de víctimas que quieren que les devuelvan sus predios perdidos y que sumadas alcanzan 92.230 hectáreas.

En estos dos años la Unidad ha podido documentar aproximadamente un centenar de casos, según cálculos de Montes, y se los ha presentado a los magistrados de tierras que deberán fallarlos en los próximos meses. El número de sentencias por ahora es escaso –apenas 11 sentencias colectivas que beneficiaron a 14 familias. El municipio, de los seis priorizados, donde más restituciones se han logrado es San Diego, norte del Cesar, en la parcelación El Toco, con cuatro predios que regresaron a manos de sus dueños originales y una compensación; mientras que Becerril y El Copey aún están esperando sus fallos.

“Ahora contamos con una institucionalidad sólida que para 2014 nos permitirá entregarles el beneficio de la restitución a muchas más víctimas del conflicto”, dijo Montes. “Ya hay víctimas en sus predios beneficiadas con proyectos productivos”.

Las dudas de los líderes de tierras
VerdadAbierta.com ha recogido varios testimonios de líderes de tierras del Cesar que preocupados por las demoras que deben surtir las solicitudes de restitución, ven lejano el día en que sus tierras regresen a sus manos (Vea “Tanto foro y nada que nos restituyen”).

La directora de la Unidad de Tierras de ese departamento es más optimista, y anota que en tan sólo los dos años de vigencia de la Ley 1448, más de mil personas víctimas de abandono forzado y despojo en el ámbito nacional se han visto beneficiadas, un hecho sin precedentes en la historia de Colombia. “Recordemos que leyes como la de Justicia y Paz en ocho años solo devolvió 22 predios; y la Ley de Extinción de Dominio en 11 años recuperó 730 predios, y con la Unidad de Restitución de Tierras, en menos de dos años, se han logrado devolver 790 predios”, dijo.
 
Además, explica, que el proceso de restitución de tierras que se adelanta en Colombia es único en el mundo, porque es el primer país que en medio del conflicto está devolviendo tierras a las víctimas de despojo y abandono forzado.

Su meta para junio de 2014, es que los jueces y magistrados de tierras que tienen los casos de restitución del Cesar presentados en 2012 y 2013 hayan fallado sentencias de todos los seis municipios prioritarios.

“Las víctimas pueden tener la certeza de que la entidad está comprometida con ellas y trabajaremos de manera conjunta para lograr resultados más expeditos”. Añadió que la Unidad de Restitución de Tierras hace todos los esfuerzos necesarios para responder a sus requerimientos, pero que  cada caso les exige hacer una identificación precisa de los predios, recopilar las pruebas necesarias para construir la solicitud de restitución completa para presentarla  al juez. “Es ahí donde necesitamos el aporte y conocimiento de cada uno de los solicitantes. Por eso, la interacción con las víctimas en 2014 es una prioridad”, dijo.
 
La funcionaria reconoce que hay dificultades, que la gente no conoce cómo funcionan los procesos y además, muchos no se animan a dar la información necesaria porque aún el miedo les sobrecoge el corazón. Sufrieron el desarraigo y el temor y ahora no quieren que por reclamar lo perdido, vuelvan a padecer otros ataques.  Sin embargo, dice Montes, el Estado está comprometido con ellos para que puedan volver a vivir en paz en su tierra.