El Epl, a la conquista de la coca del Catatumbo

El avance de las negociaciones entre el gobierno nacional y la guerrilla de las Farc en La Habana, Cuba, está creando las condiciones para que este grupo armado ilegal se posicione en la convulsionada región del nororiente del país.

epl catatumbo 1Cuando el Epl, ahora llamados 'Los Pelusos', llega a un municipio del Catatumbo ponen sus siglas en paredes, sacan panfletos o ponen pasacalles, como sucedió en Teorama.Sus arrugadas y callosas manos y su piel curtida por el sol dejan entre ver esas duras jornadas a las que José Ortega* se somete diariamente en su finca, ubicada en la vereda Versalles, de Tibú, a un costado de la vía que lleva a El Tarra. Este hombre, que no sobrepasa los 50 años y que le da miedo que revelemos su nombre, asegura que todos los días se despierta a las 4:30 de la mañana, se prepara un tinto, se alista y sale hacia sus cultivos de plátano, maíz, cacao y hoja de coca, todos esparcidos en la hectárea que tiene destinado para eso. Dos horas después vuelve a casa, se come algo que le preparó su mujer y rápidamente regresa a sus quehaceres del campo. Al mediodía retorna, almuerza y vuelve a salir hasta las 4:30 ó 5 de la tarde, cuando el sol se va desvaneciendo entre las empinadas montañas del Catatumbo.

Este labriego asegura que el plátano, el maíz y el cacao le dan muy pocas ganancias; en cambio, la hoja de coca le ayuda a mantener a su esposa y cinco hijos. De lujos no sabe nada, sus prendas de vestir están tan desgastadas que dejan entre ver su delgado cuerpo. Hablando entre los dientes, por el mismo miedo que se siente en el ambiente, explica que la media hectárea de hoja de coca le da cada dos o tres meses para sacar casi dos kilos de base, con lo que gana cerca de cinco millones de pesos.

“Eso ganamos los que podemos comprar los químicos para procesar la hoja, pero los que no, ganan menos, ellos tienen que contratar personal para raspar la hoja, pero eso sí, se arriesgan poco. Imagínese donde nos llegue a nosotros la ley (Policía o Ejército), nos quitan todo. Acá nos toca así porque los cultivos lícitos no dan para nada. Gastamos mucho más sembrando yuca, maíz, plátano, cacao o cualquier otro producto y no hay nada de ganancias. Todo lo quieren pagar muy barato y así no nos da la base”, cuenta Ortega.

Así como José, son más de dos mil campesinos que viven de la hoja de coca en esta región de Norte de Santander, bien sea vendiéndola por arrobas o convirtiéndola en base. El área sembrada aumentó en los últimos años a dimensiones que sobrepasan las cifras que entrega el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícito (Simci). Se calcula que hay por lo menos 9 mil hectáreas de hoja de coca.

Pero ¿a quién le venden los campesinos las hojas o sus panelas de base de coca? En las entrañas de los 11 municipios que componen esta región de Norte de Santander se mueven sin mayores obstáculos las guerrillas de las Farc y el Eln, así como el Epl y algunas bandas criminales. Todos esos grupos armados ilegales trasiegan por los 6.520 kilómetros cuadrados de superficie selvática y montañosa.

Todo cambia

epl catatumbo 2Los cultivos ilícitos están esparcidos por todas las montañas del Catatumbo.Ortega señala que hasta hace menos de un año las Farc tenían a un encargado que les compraba sus cosechas ilícitas y siempre los esperaba en un punto muy cercano a su finca para recibirle a él y al resto de labriegos la base de coca o los bultos con las hojas. “Ahí también llegaban muchos campesinos a venderle su producido. No solo de Versalles, sino de otras poblaciones cercanas”, indica.

Lo malo para los labriegos que le vendían obligados a las Farc era que el dinero lo veían en tres o seis meses, pues nunca les pagaban de contado. Lo mismo sucede, según otro campesino, con el Eln. Dependiendo del sector donde estén los cultivos, el grupo armado ilegal ordena a quién le deben entregar. El cultivador que se rehusara a hacerlo es desterrado o asesinado.

Pero hace más de un año las cosas comenzaron a cambiar en el Catatumbo. Se vino el apaciguamiento de las Farc por las negociaciones de paz en la Habana con el gobierno nacional y el Eln y el Epl empezaron a hacer de las suyas. Los que más han aprovecha este momento son Los ‘Pelusos’ (como ahora identifican al Epl), que iniciaron un proceso de expansión. Este grupo armado ilegal, al que el gobierno no le reconoce estatus de guerrilla y lo cataloga como banda narcotraficante, es el que viene ganando terreno.

Una clara muestra de ese avance lo reflejan los grafitis, los pasacalles y los panfletos con los que amenazan a quienes son identificados como “sapos” de la Fuerza Pública cuando llegan a una región. También el orden público se altera. Los hechos más recientes se vivieron en Sardinata, a una hora y media de Cúcuta, donde hace menos de dos meses ‘Los Pelusos’ asesinaron a dos soldados que iban a desmontar un pasacalle que habían instalado en la vía al corregimiento Las Mercedes.

epl catatumbo 3En San Calixto también se pueden ver las huellas de la expansión del Epl.‘Los Pelusos’ han llegado a cada uno de los municipios del Catatumbo ganándose a los cultivadores de hoja de coca, pero ¿cómo lo hacen? Pedro Carrascal*, quien tiene una finca en el corregimiento La Gabarra, de Tibú, le contó a Verdadabierta.com que integrantes de ese grupo armado ilegal llegan a las fincas negociando los cultivos ilícitos. “Ellos nos dicen que les vendamos a un precio un poco más bajo y nos pagan de inmediato, ahora sí vemos el dinero”, aclara. Esto sucede en cada uno de los municipios que integran esta región nortesantandereana, mientras que el Eln sigue comprando al fiado y bajo amenazas a los cultivadores.

“El principal problema que vemos con ‘Los Pelusos’ es que con los diálogos de paz se ha expandido muy rápidamente y eso es lo que se trata de combatir. Ante los ojos de los desmovilizados, quienes son los que nos cuentan, el Epl se desligó de la doctrina guerrillera para meterse de lleno con el narcotráfico, pues son ellos los que tienen los contactos al otro lado de la frontera. Hemos sabido que tienen nexos con narcos mexicanos, quienes serían sus principales socios”, dice una fuente militar.

Esa expansión en la que están ‘Los Pelusos’ ha llevado a algunos enfrentamientos con las guerrillas de las Farc y Eln. “Esos dos grupos armados están sintiendo que les están arrebatando sus territorios, a pesar de que han tenido pactos para evitar confrontaciones. El Eln fue el primero en ocupar esos espacios que dejaron las Farc, pero ahora el Epl está aprovechando para sacar al Eln”, afirma el militar consultado.

Ante esa situación, la estrategia de combate contra ‘Los Pelusos’ cambió. El gobierno nacional ordenó tratarlos como una banda criminal al servicio del narcotráfico, en aplicación de la Directiva 15, del 22 de abril de este año, que abre el espacio para aplicar “toda la fuerza del Estado” a esta organización armada ilegal, lo que incluye estrategias de ataque aéreo. En consecuencia, el Ministerio de Defensa se comprometió a enviar más militares y a conformar un bloque de búsqueda para bandas criminales y un grupo del Gaula.

La llegada de ‘Caracho’

epl catatumbo 4Este es el organigrama que tienen la Policía y el Ejército del Epl, la organización criminal que quiere tomarse el Catatumbo.Diversas fuentes aseguran que la expansión del Epl fue iniciada por Víctor Ramón Navarro Serrano, alias ‘Megateo’, antes de morir en octubre del año pasado en una operación realizada por la Policía y el Ejército. “Como ese tipo gozaba de la imagen de un Robin Hood, los campesinos comenzaron a copiarle a tal punto que el Epl se expandió muy rápido”, señala un integrante de Inteligencia Militar.

Agentes de la Policía Antinarcóticos también explican lo ocurrido con alias ‘Megateo’: “como era el que manejaba las líneas y las rutas del narcotráfico internacional, con su neutralización las cosas cambiaron para esta organización ilegal. Con su muerte todos esos contactos se perdieron, por lo que se dio un represamiento de la producción a la que ahora le están buscando salida tanto el Eln como el Epl”.

Más que beneficios, la muerte de alias ‘Megateo’ lo que trajo fue el agudizamiento de la pobreza y un incremento de la guerra, que padecen hace más de 20 años los cerca de 282 mil habitantes esa zona de Norte de Santander. De acuerdo con Eduardo Álvarez Vanegas, coordinador del área de dinámicas de conflicto y negociaciones de paz de la Fundación Ideas para la Paz, “en el Catatumbo no para la guerra después de la muerte de ‘Megateo’ y el crimen organizado parece afianzarse en el nivel local”.

Luego de la muerte de Navarro Serrano, por más de un mes nadie se atrevía a preguntar qué iba pasar. Solo hasta después de casi dos meses de ese operativo se conoció que Guillermo León Aguirre, alias ‘David León’, máximo jefe de ese reducto del Epl, nombró en remplazo de ‘Megateo’ a Jader Navarro Barbosa, alias ‘Caracho’.

epl catatumbo 5'Megateo' estampó su alias en una fuente que hay frente a la iglesia del corregimiento San Antonio de la Vega, donde era su fortín.Este hombre, de 35 años, 1.65 metros de estatura, delgado, piel trigueña, cabello negro, natural del corregimiento San Pablo, de Teorama, y quien tiene problemas en una de sus manos por efectos de la guerra, comenzó a seguir algunos lineamientos que dejó ‘Megateo’, pero muy poca gente le ha copiado. Tal vez sea esa la razón por la cual ‘Caracho’ hoy es visto en el Catatumbo como una persona desalmada, que a la hora de matar o mandar a hacerlo, no le tiembla la mano y quien no está con él, esta contra él. “Caracho es quien pasó a manejar todas las finanzas del Epl y cada comisión le debe reportar a él sus actividades”, explica una fuente militar.

Tal es la desconfianza que ahora tiene el Epl que ningún desconocido puede movilizarse por el Catatumbo sin su aval, pues si es sorprendido lo asesinan, como ha ocurrido, incluso desde antes de morir ‘Megateo’. Según se escucha en la zona, no quieren que pase lo mismo que a su antiguo jefe, que lo entregó un informante de la Fuerza Pública, por eso hoy no es raro encontrarse con cadáveres a orilla de carretera, algunos tienen tiros de gracia a otros se les observa una gran cantidad de orificios y otros son incinerados. Hasta el momento van más de 30 crímenes cometidos, en menos de un año.

Entre los campesinos y las autoridades también se habla que ‘Caracho’ no ha podido recuperar todas las conexiones criminales que tenía ‘Megateo’, pues él era el único que sabía con quién hablar y a quién venderle la droga. Lo único cierto es que la expansión que hoy dirige es visible en las carreteras terciarias de algunas veredas del Catatumbo, donde se observan pasacalles en los que se anuncia que la movilización está permitida de 5 de la mañana a 9 de la noche y quien no cumpla con eso se arriesga a ser asesinado.

Una fuente de la Defensoría del Pueblo, que también pidió el anonimato por miedo a represalias, aseguró que ya han emitido varias alertas tempranas sobre lo que se vive esta región. “Este tema es muy extenso y complicado. Tenemos hechos preocupantes en Hacarí, Teorama y San Calixto. Para nadie es un secreto que el Epl tiene presencia en todo el Catatumbo y está en una puja por posicionarse con su nuevo comandante”, dijo.

Qué pasará con la desmovilización

epl catatumbo 6El río Catatumbo es un ruta usada por los grupos armados ilegales y por los narcotraficantes para sacar la droga hacia Venezuela.Lo que tiene más alarmadas a las autoridades es que el Epl estaría haciendo alianzas con las llamadas ‘Autodefensas Gaitanitas de Colombia’ para tener un control total cuando las Farc firmen el acuerdo final con el gobierno nacional. “Y si el Eln hace lo mismo, el Catatumbo sería dominado en su totalidad por este grupo armado ilegal”, prevé una fuente policial.

“Los análisis que tenemos nos indican todo esto, pero nos faltan evidencias para saber qué tan cierto es que el Epl logre tomarse todo el Catatumbo. Todo nos indica que el Epl está hablándose con las Farc para ocupar totalmente sus territorios y lo mismo pasaría si el Eln se sienta a conversar con el Gobierno”, aseguran fuentes militares. Aunque en esta región del departamento ya los mismos campesinos saben que hay muchos miembros de las Farc que no se van a desmovilizar y pasarían a formar parte de las filas de ‘Los Pelusos’.

Además, ya se habla en la región de reclutamiento masivo de menores de edad y jóvenes que no sobrepasan los 25 años. Según habitantes de La Gabarra, hace más de un mes, cien muchachos de esa zona rural de Tibú fueron reclutados por el Epl y hoy se pueden observar andando en motos y portando un arma en la cintura. “Esos jóvenes son más productivos para el grupo armado y, además, se vuelven sanguinarios”, sostiene un campesino. Lo mismo estaría sucediendo en otros municipios del Catatumbo.

Sin embargo, Yebrail Haddad, secretario de Gobierno de Norte de Santander, asegura que hasta el momento no tienen una versión oficial que indique que el Epl haya crecido en número o expandido su control territorial: “La gente nos dice que hay una campaña del Epl, donde instalaron unos pasacalles en algunos municipios, los cuales fueron retirados por el Ejército. Algunos de estos iban pegados a campos minados y francotiradores. Eso genera zozobra entre la comunidad. La gente nos dice que se están reagrupando, que están reclutando, que gente de las Farc se están moviendo hacia ellos, pero no tenemos un informe oficial de eso”.

De lo que sí tiene certeza este funcionario es que los cultivos de hoja de coca aumentaron en la región: “Al pasar esto, lógicamente va haber más territorio ocupado y esos cultivos tienen una división de esos grupos que controlan el cultivo, el procesamiento y la venta. Dándose una mayor visibilidad del Epl. El campesino cultiva coca porque le toca, porque son obligados por los grupos al margen de la ley y no tienen otras condiciones”.

El Catatumbo está dentro del proyecto de desarrollo departamental, pero, según el Secretario de Gobierno, la administración regional no cuenta con dinero suficiente para atender las necesidades de la región, por lo que se requiere una mayor inversión del gobierno nacional. El gobernador Willliam Villamizar se reunió en días pasados con Rodrigo Pardo, ministro del Posconflicto y le presentó un plan de inversión de 2,5 billones.

La situación no es fácil para los pobladores del Catatumbo. Si bien hay un aliciente en los diálogos con las Farc en La Habana y una eventual negociación con el Eln, todo ello podría generar falsas expectativas si el gobierno nacional no apoya las iniciativas regionales de desarrollo que desde allí se impulsan y se contrarrestan con contundencia los nuevos fenómenos criminales que hoy representan ‘Los Pelusos’.

*Nombres cambiados por seguridad. 

Este artículo hace parte del proyecto Open Society con VerdadAbierta.com