El Erpac se desmoviliza en Meta

El Ejército Revolucionario Popular Anticomunista, conocido como el Erpac, con 300 hombres deja las armas como lo había prometido su jefe conocido con el alias de 'Caracho' en Meta.
 
El Erpac fue creado por alias 'Cuchillo'. Foto Semana.   
La desmovilización del Erpac, un grupo disidente de las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia – AUC-, se dio luego de que fueran perseguidos por las Fuerzas Militares y su máximo jefe Pedro Oliverio Guerrero, alias 'Cuchillo', conocido por las autoridades como "el asesino de asesinos", fuera muerto en diciembre de 2010 en un operativo policial en el departamento de Guaviare.

Tras la muerte de 'Cuchillo', asumió como jefe José Eberto López Montero, alias 'Caracho' quien según las autoridades, había dejado más de 1.200 asesinatos en tres departamentos.

‘Cuchillo’ y sus hombres se habían desmovilizado en 2006 con el grupo de las Auc conocido como Bloque Centauros, pero se negó a ser encarcelado y dejar sus negocios ilegales como el narcotráfico, por lo que retomó las armas y se internó en las selvas del Guaviare en donde tejió una red armada con el apoyo de miembros de la Fuerza Pública.

La Fiscalía colombiana informó que la desmovilización se realizó en un pueblito llanero en el que se acondicionaron siete malokas para adelantar la labor judicial con los primeros 150 integrantes de esta agrupación ilegal.

La Directora Nacional del CTI, Carmen Maritza González, explicó que los hombres hicieron una acta de entrega de armas individual, y “luego personal de criminalística los identificó y posteriormente, fueron interrogados para alistar la carpeta que se entregará en audiencia a los jueces de control de garantías”.

“A la mayoría de estos paramilitares se les imputarán delitos de acuerdo con lo que confiesen y todos serán judicializados por concierto para delinquir y porte ilegal de armas”, dijo la funcionaria.

El Coordinador de la Unidad Nacional contra las Bandas Criminales Emergentes, BACRIM, Luis González León, explicó que el sometimiento de estos paramilitares se realiza de manera conjunta con las Fuerzas Militares y autoridades del departamento de Meta.

“El traslado de estas personas se cumple desde los corregimientos de Chupabe y la Zanja, jurisdicción de Cumaribo en el departamento de Vichada y también desde Murujuy en Mapiripán”, agregó Gonzalez.

Según la revista Semana, Caracho es un hombre de 40 años, de origen campesino y con más de la mitad de su vida en la guerra, después de ser militar y de allí saltó a las filas de los paramilitares.

Estos paramilitares anunciaron su desmovilización a instancias del obispo de Cúcuta, monseñor Julio César Vidal, quien anunció que grupos paramilitares como Los Rastrojos, Los Paisas, Los Urabeños y Las Águilas Negras estaban dispuestos a dejar las armas.

A finales de agosto Vidal se reunió con el presidente Juan Manuel Santos para explicar el tema, y el mandatario dijo: "La Iglesia, al igual que el Estado, continúa explorando vías y caminos para la paz. Y tengan la seguridad de que cuando veamos que las circunstancias sean propicias, los llamaremos para que nos ayuden a conseguir ese anhelado objetivo".

Meses antes de su desmovilización, alias ‘Caracho’ le dijo a SEMANA que estaba dispuesto a dejar las armas “porque quiero acabar con el Erpac, porque me cansé de la guerra y porque me di cuenta de que este es un conflicto que no tiene vencedores ni vencidos.”

‘Caracho’ aseguró que, tras la muerte de su jefe ‘Cuchillo’, “hubo una reunión de todos los comandantes y me designaron como jefe. Y en esa misma reunión se tomó la decisión de someternos”.