Pese a no estar listas las zonas, Farc pueden concentrarse

Así lo aseguró el gobierno nacional; no obstante, los jefes de ese grupo guerrillero han insistido en que alojamientos no están terminados y las fechas se deben prorrogar.

zonas veredalesEn total son 19 Zonas Veredales y 7 Puntos de Normalización. Foto: Cortesía de Presidencia.Al mismo tiempo que en Bogotá estaba reunido un equipo de gobierno nacional con miembros del Secretariado de las Farc y la Misión Política de la ONU para definir las rutas de desplazamiento de cerca de 7.500 guerrilleros a las Zonas Veredales y Puntos de Normalización; Rodrigo Londoño, el máximo jefe de esa organización insurgente, también conocido como 'Timochenko', se despachó a través de la red social Twitter afirmando que era necesario reconsiderar la fecha del 31 de enero como el límite del traslado.

Y es que ahora, a tan sólo cinco días de que se cumpla ese plazo, todo apunta a que no todo estará listo para el traslado de la guerrilla, como fue el compromiso que pactaron ambas partes durante la reunión que tuvieron en el Yarí, Meta.

“Se acordaron unas fechas para toda la organización, incluyendo una fecha para que ellos estén a finales de este mes en todas las zonas, con los compromisos correspondientes de lado y lado”, explicó Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz, en rueda de prensa el pasado 18 de enero. Ese día, el general Javier Flórez, quien participa en la implementación, enfatizó que “la totalidad de las Farc estarán en las zonas y puntos” para el 31 de enero. El comandate del Comando Estratégico de Transición repitió el mismo mensaje este jueves.

El balance que Carlos Córdoba, gerente de las Zonas Veredales, precisó para VerdadAbierta.com es más realista: de las 26 zonas y puntos, en ocho hay un avance de cerca del 70% de construcción de las zonas comunes y ya hay materiales en casi todos los lugares para que los guerrilleros y los contratistas del gobierno nacional construyan, hombro a hombro, los alojamientos de las Farc, como ha sucedido en las zonas de Mesetas, Meta, y Puerto Asís, Putumayo.

“Que las Farc se pasen con los suyos. En la reunión del Yarí ya fueron más realistas de que nos toca ir como dice el dicho: ‘nadando y empujando la maleta’”, expresó Córdoba.

Según el funcionario, hasta no obtener el número preciso de cuántos guerrilleros se instalarán en cada una de las 26 zonas es imposible tener todos los alojamientos terminados. Por ello, Córdoba y Jaramillo han insistido que los guerrilleros se trasladen con un avance en las zonas comunes y terminen de construir ya estando adentro. Sin embargo, en muchas de ellas no hay un avance significativo.

Al respecto, Córdoba sostuvo que en 16 zonas “están o comenzando adecuación de terreno que es como 5 por ciento y avances del 70 por ciento de zonas comunes”. Esto sin contar que en la región del Catatumbo, Norte de Santander, ni siquiera está en firme la ubicación del campamento.

Desde el año pasado, en la vereda Caño Indio, de Tibú, en esa convulsionada región, el gobierno nacional intentó pactar con las comunidades un acuerdo de sustitución de cultivos, pero al no llegar a ningún pacto, las entidades oficiales decidieron trasladar la zona a una vereda de La Gabarra. Pero todavía está en discusión la vereda exacta, si es El 60, Pueblo Nuevo o La Paz.

Se acerca la hora cero de las Zonas Veredales

El otro impasse se presentó en el municipio de La Montañita, en Caquetá. “En una búsqueda conjunta entre el gobierno y las Farc, identificamos el predio y cuando fuimos a hacer el arrendamiento había cultivadores de hoja de coca. Ya programamos visita conjunta para resolver esto”, indicó Córdoba en declaraciones de prensa el pasado 25 de enero. A VerdadAbierta.com le explicó, además, que no hay agua potable, una de las condiciones básicas para garantizar el traslado de los guerrilleros.

zonas veredales avanceInformación de la Gerencia de Zonas Veredales

Vea una aproximación de qué tanto se ha avanzado en la construcciones de zonas comunes.

Por su parte, las Farc no han emitido un pronunciamiento oficial. VerdadAbierta.com intentó comunicarse con esta guerrilla desde hace una semana para hablar sobre el tema pero hasta el momento de la publicación de este artículo no hubo una respuesta. Lo que sí se conoce es que los comandantes de esa guerrilla han dado anuncios completamente contradictorios.

Jorge Torres, conocido como ‘Pablo Catatumbo’, aprovechó la visita del presidente francés François Hollande a la zona de Caldono, Cauca, para asegurar que cumplirán con los tiempos. “Ambas partes manifestamos disposición de sacar adelante el acuerdo que tenemos de que el 31 de enero debemos estar en las zonas. Oímos al Presidente (Santos) dar órdenes precisas para superar todos los problemas que se presenten. Lo que haremos es que ambas partes diremos como se dice en colombiano: a ponernos las pilas para poder cumplir ese compromiso”, expresó el miembro del Secretariado el pasado martes 24 de enero.

Sin embargo, menos de 24 horas después, el máximo jefe de la guerrilla, Rodrigo Londoño, trinó que “si gobierno no instala inmediatamente infraestructura necesaria, hay que replantear fecha de llegada de las Farc a Zonas Veredales”.

A raíz de estos comentarios, Córdoba respondió en declaraciones de prensa que el gobierno tenía “una versión bastante distinta”. Las cuentas oficiales datan que en la vereda Playa Rica, de Macarena, Meta, han logrado el 25 por ciento de las zonas comunes en la semana y media que llevan de construcción y desde este jueves llegan los materiales para construir los alojamientos.

En Las Colinas, una de las dos zonas en Guaviare, lograron arrendar el predio tan sólo dos días después de la visita y actualmente ya tienen la maquinaria lista para entrar. Allí el material se puede poner desde mañana viernes, según Córdoba.

En Carmelita dice el gobierno que sí hay construido y que, de hecho, hay un avance del 65 por ciento de zonas comunes y tienen un poco más del 20 por ciento del material para construir alojamientos.

En Carrizal también hay un avance del 35 por ciento, en la construcción de zonas comunes y en Vidrí el avance asciende a 86 por ciento con más de la mitad de los materiales ya listos.

Si bien los avances se han notado pues, como explicó Córdoba, en tan sólo 13 días lograron pasar de tener 8 a 24 arrendamientos listos; todo apunta a que lo que falta no lo logren en los días que faltan para que se acabe este mes.

“No estarán listas todas las zonas para el 31. Esto no es un proceso en el cual usted termina cuatro torres de edificio y entra todas las llaves. Cada campamento tiene un ritmo distinto e importante y mínimo que debemos tener para la llegada de la gente de Farc como agua y saneamiento. En muchos de los estos sitios todos llegarán a construir alojamientos y ese es el acuerdo. Entre tanto, tendrán que acampar con la asesoría de entidades que el Gobierno contrató para esto”, declaró Carlos Córdoba a VerdadAbierta.com.

Las particularidades de las que habla el funcionario son, por ejemplo, que para que la maquinaria pudiera entrar a la zona de Tierralta, Córdoba, tuvieron que construir un planchón que atravesara el río Sinú. En esa zona también tuvieron un brote de paludismo.

Además, la mayoría de lugares quedan tan apartados que las carreteras están en pésimo estado, como lo mostró el Mecanismo de Monitoreo y Verificación en Charras, San José de Guaviare. "Ya hemos resuelto más del 50% el tema de vías de acceso", dijo Córdoba este jueves durante rueda de prensa.

A esto se suma que sólo hasta la tercera semana de diciembre comenzaron a trabajar los contratistas en cada una de las veredas, según Córdoba: “a pesar de que efectivamente al 30 de noviembre se tenía identificado casi el 80% de los predios, el Gobierno no podía tomar esta clase de decisiones hasta quedar en firme que arrancaba el proceso de paz”. En efecto, el llamado Día D, que daba inicio a la implementación, fue el 1 de diciembre del año pasado.

Siendo así las cosas, queda la pregunta de si todos los guerrilleros llegarán este 31 de enero a las Zonas Veredales o si otra vez se postergará su entrada, como ya ocurrió a finales del año pasado. Pero el gobierno no da su brazo a torcer e insiste en que todos los excombatientes estarán en esos puntos al finalizar el mes.