En firme diálogos de paz con el Eln

El próximo 7 de febrero se instalará formalmente la fase pública de conversaciones con la segunda guerrilla más grande del país. Así lo anunciaron los voceros de ambas delegaciones a través de un comunicado conjunto desde Quito, Ecuador.

pre mesa eln 1Ambas delegaciones de paz adelantaron reuniones por separado previos a reunirse para buscar un nuevo consenso que destrabara el proceso. Foto: Oficina del Alto Comisionado para la Paz.Tal parece que la frustración del pasado 27 de octubre, cuando el país y la comunidad internacional esperaban el inicio formal de los diálogos de paz,  no se va a volver a repetir. A ese fue el acuerdo al que llegaron el gobierno nacional y la insurgencia del Eln tras haber sostenido una serie de reuniones, por separado y conjuntas, con el fin de encontrar una ruta para descongelar el proceso de negociación.

“Vamos a iniciar un camino que debe conducirnos a redondear la paz de Colombia, a lo que el presidente Santos ha denominado la paz completa. Después de haber llegado a unos acuerdos con las Farc es nuestro mejor propósito el anhelo del pueblo colombiano que lleguemos a acuerdos con el Eln”, sostuvo el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, al referirse a la instalación de la mesa el próximo 7 de febrero.

Los escollos a superar no eran menores. Por un lado el gobierno nacional había colocado como inamovible la liberación del ex representante a la Cámara Odin Sánchez, quien ha permanecido secuestrado desde el 16 de abril de 2016 por el Frente de Guerra Occidental de esta guerrilla en las selvas del Chocó; por su parte, el grupo armado había pedido que fueran indultados dos de sus integrantes y el nombramiento de los gestores de paz, Juan Carlos Cuéllar y Eduardo Martínez, ambos recluidos en la cárcel Bellavista de Medellín.

Negociaciones con el Eln, en un laberinto sin salida

De acuerdo a lo establecido en el comunicado conjunto, antes del 2 de febrero la guerrilla debe liberar al político chocoano y ese mismo día serán indultados los subversivos que solicitó la guerrilla, que según se ha podido establecer son dos mandos medios del Frente de Guerra Occidental, facción de la guerrilla que en un principio no aceptó soltar a Sánchez sin tener la libertad de sus militantes.

Para garantizar que se cumpla con lo acordado, las delegaciones integrarán comisiones humanitarias, en compañía de los países garantes y la Iglesia católica, y solicitarán al Comité Internacional de la Cruz Roja que participe en la liberación de Sánchez y los indultados una vez se cumpla con el protocolo pactado.

Durante la lectura del comunicado conjunto, Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’, jefe negociador del Eln, aseguró que el acuerdo logrado permitirá el inicio de la agenda de seis puntos ya pactada, “cuyo propósito es superar el conflicto armado y crear condiciones para generar las trasformaciones que dignifiquen a la sociedad y a la nación colombiana”, dijo.

Intelectuales y líderes de opinión reclaman que inicie la negociación con el Eln

Pareciera que las partes hubieran escuchado el llamado que, desde diversos sectores de la sociedad civil, se les hizo para superar los obstáculos y avanzar con la apertura de la fase pública de la negociación, tal como lo solicitaron intelectuales y académicos a través de una carta pública fechada el pasado 9 de enero.

“Las partes deben ceder en su arrogancia y priorizar, ante todo, la urgencia nacional de la paz. Lo que está en juego no es solo la legitimidad política de las partes sino el futuro del país”, se lee en la misiva.

Espaldarazo nacional

pre mesa eln 2Quienes no ha desistido un solo momento del proceso ha sido la sociedad civil, con carta y manifestaciones se han mantenido firmes en exigir la instalación de la Mesa. Foto: Colectivo Mecha Libertaria.Pese a los tropiezos que se han presentado entre las partes y que han dilatado la instalación formal  de la mesa ya casi más de un año luego del primer anuncio, los movimientos sociales, las organizaciones defensoras de derechos humanos, los activistas, académicos e intelectuales siguen manteniendo la esperanza que el diálogo conduzca a silenciar los fusiles  y con ello se empiece la construcción de una paz estable y duradera.

El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, aseguró que el inicio de los diálogos con el Eln es la mejor forma para seguir construyendo paz. “El Eln entró en razón y vamos a ponerle mucha fe para que este proceso de paz sea fructífero y rápido”, se lee en un comunicado publicado en la página de la entidad.

La Mesa Social para la Paz, una de las organizaciones que ha acompañado el proceso de paz, ha venido insistiendo que las organizaciones sociales y el conjunto de la sociedad civil está preparada, con temas y agendas, para asistir a Quito a nutrir el primer punto de la agenda de discusiones: participación de la sociedad en la construcción de paz.

Para lograr su propósito, este colectivo de organizaciones sociales anunció la realización el próximo 4 de febrero de cien encuentros “por la Participación y la Paz” en diversas regiones del país: “Nos proponemos sumar muchas más voces al Pacto para el Gran Diálogo Nacional para la Paz que suscribimos en Bogotá el pasado 3 de noviembre de 2016, y avanzar en la construcción de un consenso sobre los mecanismos de participación y agendas de construcción de paz”.

Este ha sido uno de los puntos a los que la guerrilla mayor le ha apostado desde hace décadas con el lema que de espaldas al pueblo no negociaría. Así lo dejó a entender una vez más ‘Pablo Beltrán’ durante la lectura del comunicado conjunto: “la participación es el corazón de la agenda de conversaciones y por ello esta agenda pertenece a los sectores populares y democráticos de Colombia. Esperamos que desde todas las regiones y sectores de la patria confluyan miles y miles de voces y esfuerzos para hacer cambiar Colombia” afirmó.  

Sociedad civil se prepara para participar en diálogos con el Eln

Por otro lado, el Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas señaló que el 7 de febrero es el inicio de una nueva oportunidad para que el Eln plante que su futuro no está en la lucha armada sino en la política. “espero que podamos ver que se cumplan con lo dicho en materia de libertad de los secuestrados, ese es un compromiso que no es con el gobierno ni con el Presidente, es un compromiso con la sociedad colombiana”, sentenció.  

Es esta quizá la ultima vez en que ambas partes se den la oportunidad de cumplir con lo acordado, los ánimos están desgastados y el país no aguantaría ver de nuevo las sillas vacías en el acto de instalación. De no darse el gesto de liberación de Odin Sánchez por parte del Eln, el gobierno no cumplirá con los indultos, como lo aseguró el presidente Juan Manuel Santos, lo cual cerraría  la oportunidad de avanzar a abrir la mesa a su fase pública.