‘Kiko’ Gómez seguirá detenido

El gobernador de La Guajira permanecerá en la cárcel mientras se investigan sus presuntos nexos con paramilitares y su participación en tres asesinatos.

kikogomezp

Un fiscal ante la Corte Suprema de Justicia determinó que el gobernador de La Guajira, Francisco 'Kiko' Gómez Cercha, permanecerá detenido en la cárcel La Picota mientras se adelantan las investigaciones sobre sus presuntos nexos con paramilitares y su participación en tres asesinatos.

Gómez Cerchar fue capturado el pasado 11 de octubre por dos investigaciones, una por nexos con grupos paramilitares y otra por varios asesinatos cometidos en esa región entre 1997 y 2012. Miembros del CTI de la Fiscalía allanaron entre el sábado y el lunes la casa del mandatario y la sede de la Gobernación de La Guajira en busca de información sobre estos casos.

La Fiscalía determinó que el político continuará detenido en la investigación por el asesinato de Luis López Peralta, concejal de Barrancas en hechos ocurridos el 26 de febrero de 1997; Luis Alejandro Rodríguez Frías y Rosa Mercedes Cabrera Alfaro, campesinos de la región que fueron muertos al parecer por hombres al mando de Marcos Figueroa, apoyado por Gómez Cerchar, quien al parecer ayudó con armas, vehículos y equipos de comunicaciones.

Estos casos fueron reabiertos después de que paramilitares como Salvatore Mancuso y Arnulfo Sánchez, alias 'Pablo', dieran versiones que implicaron a Gómez Cerchar con facciones de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), así como las denuncias de familiares de las víctimas que lo señalan como el autor intelectual. (Ver: Las pruebas de Mancuso y 'Pablo' contra 'Kiko' Gómez)

López Peralta era un concejal que, en febrero de 1997, dijo que tenía la prueba de que Kiko Gómez había provocado el incendio de la oficina jurídica de la Alcaldía para borrar las irregularidades de su primera administración en Barrancas.

López, un folclorista y comerciante reconocido en la región, aspiraba a la Alcaldía para el periodo que comenzaba en 1998. El 27 de febrero de 1997, dos hombres entraron a su oficina en un hotel de la ciudad y lo acribillaron. Ese hecho coincide con la llegada de los paramilitares al sur de La Guajira de la mano de Jorge Gnecco Cerchar, pariente de 'Kiko' Gómez Cerchar. La investigación por su muerte estaba estancada.

De otro lado, los casos por las muertes de Rodríguez Frías y Rosa Mercedes Cabrera habían quedado en la impunidad luego de que en 2008 dos despachos de la Fiscalía en Riohacha dictaron dos inhibitorios a favor del mandatario regional.

Gómez ha sido señalado por otros crímenes como el de Wilson Martínez, secretario de Gobierno y periodista del municipio de Fonseca, quien denunció cómo utilizaban los recursos públicos para gastos personales. Según contaron Semana y VerdadAbierta.com, un reporte de la Fiscalía, tras sus denuncias el 6 de abril de 2001, cuatro personas llegaron a su casa preguntando por él, dispararon contra un hermano y se llevaron a Martínez, a quien luego encontraron muerto en la vía que va de Fonseca a Barrancas. En la investigación, el fiscal 2 especializado de Riohacha se inhibió de abrir investigación contra Marcos Figueroa. (Ver: Dossier delictivo de 'Kiko' Gómez)

El político también ha sido señalado de estar detrás de los asesinatos del procurador de Riohacha, Wiston Araújo Ramírez ocurrido en 2006; de Henry Ustariz en 2008 y de su esposa, la ex alcaldesa de Barrancas, Yandra Brito en agosto de 2012, quien lo había denunciado por este caso; y de la narcotraficante Martha Dinora 'La Chachi' Hernández en noviembre de 2012.

Gómez Cerchar ha negado en repetidas oportunidades su relación con paramilitares, bandas y con Marcos Figueroa, más conocido como 'Marquitos', a quien se señala como su brazo armado.