Señalamientos salpicaron a Uribe Presidente

El debate planteado por el senador Iván Cepeda incluyó la campaña de desprestigio contra la Corte Suprema de Justicia, posibles escoltas paramilitares y las relaciones del jefe de seguridad de la Casa de Nariño con las AUC.

Foto: archivo Semana.La cronología que construyó el senador Iván Cepeda para dar cuenta de las presuntas relaciones con el narcotráfico y el paramilitarismo del senador Álvaro Uribe Vélez lo llevó a revisar los dos periodos presidenciales (2002-2006 y 2006-2010), donde al parecer continuó las relaciones con sectores cuestionados.

Cepeda inició su intervención en este apartado exponiendo fragmentos de una noticia difundida por el diario El Meridiano de Córdoba del 18 de mayo de 1997 que destacó una manifestación en Medellín en la que el jefe del Clan Ochoa, el caballista Fabio Ochoa lanzó la campaña a la Presidencia de la República a Álvaro Uribe Vélez.

Esa anécdota le sirvió al senador del Polo para proyectar las líneas de ilegalidad que supuestamente cruzó Uribe durante su primer mandato, alcanzado tras una contundente victoria en mayo de 2002, y la campaña que lo llevó a ser reelegido en mayo de 2006.

Cepeda expuso afirmaciones de varios exjefes paramilitares en las que coinciden en un aspecto concreto: la extradición de los principales comandantes de las AUC a Estados Unidos en mayo de 2008 fue una estrategia para silenciarlos. En ello han coincidido Salvatore Mancuso, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’, Hebért Veloza García, alias ‘HH’, y Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’. (Lea:“Nos quieren extraditar cuando empezamos a hablar de políticos, militares y empresarios”)

El Senador por el Polo luego abordó el caso de la Corte Suprema de Justicia y las intenciones de personas cercanas al presidente Uribe de deslegitimar su trabajo, en momentos en que profundizaba en sus investigaciones contra congresistas que al parecer tenían nexos con las Auc. Para ello recurrió, paradójicamente, a exparamilitares detenidos y a sus abogados, entre ellos a alias ‘Don Berna’.

Según citó Cepeda, este exjefe paramilitar, en versión de febrero de 2012 ante fiscales de Justicia y Paz, “señaló que recibió visita de abogado Sergio González de parte de Mario Uribe, para que apoyara complot contra la Corte e Iván Velásquez, que por ello se negoció su traslado de Cómbita a la Picota, para que él pudiera grabar a Rafael García y que buscaron grabar a Iván Velásquez en la oficina de su abogado. Agregó, que la entonces subdirectora de operaciones de Inteligencia Martha Leal les entregaba los elementos para grabar a Rafael García (esto fue aceptado por Martha Leal en las investigaciones contra ella por el tema de ‘las chuzadas’)”.
 
El abogado González, quien era cercano al entonces senador Mario Uribe y a Santiago, hermano del presidente, fue condenado por esos hechos, en segunda instancia, a 5 años y 8 meses de prisión “bajo el cargo de haber determinado a una tercera persona para que ésta atribuyera de manera falaz a dos Magistrados Auxiliares de la Corte Suprema de Justicia la realización de una conducta constitutiva del ilícito de soborno”.

Alias ‘Don Berna’, declaró en febrero de 2012 que María del Pilar Hurtado, la entonces directora del DAS, “sabía todo lo que estaba pasando”, haciendo referencia a que la ex funcionaria fue pieza clave en las chuzadas a la Corte y en el plan para desprestigiar al magistrado Iván Velásquez. Dicho plan incluía una carta escrita por el exparamilitar José Orlando Moncada, alias 'Tasmania', en la que declaraba que Velásquez había intentado comprarlo para que declarara en contra del ex presidente Uribe. (Lea: Lo que confirma ‘Don Berna’)

El magistrado Rubén Darío Pinilla Cogollo, de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín, aseveró que Uribe Vélez estaba “detrás de los directores del DAS investigados por sus vínculos con los paramilitares y otros crímenes”, haciendo alusión a los casos de Jorge Noguera, condenado en septiembre de 2011 por sus nexos con el Bloque Norte de las Auc, y de María del Pilar Hurtado, asilada en Panamá y comprometida con las interceptaciones telefónicas ilegales realizadas a opositores del gobierno, magistrados, periodistas, entre otros. (Lea: Sala de Justicia y Paz pedirá Investigar al ex presidente Uribe por paramilitarismo)

¿Lo escoltaron?
Uno de los casos relacionados por Cepeda sobre supuestos servicios de escolta prestados a Uribe siendo Presidente fue la versión que entregó el 9 de diciembre de 2011 el exparamilitar Néstor Abad Giraldo Arias, alias ‘El Indio’, a fiscales de Justicia y Paz, durante una audiencia de versión libre. En esa ocasión, dijo que en 2003 prestó seguridad al presidente Uribe como parte de la comitiva que lo escoltó entre los municipios de Barbosa y Amalfi, población en la que el mandatario se habría reunido con varios jefes paramilitares, entre ellos, Carlos Castaño.

Otro hecho que mostró el congresista, aparece en la versión que dio el ex comandante paramilitar Fernando Mateus, alias ‘Paquita’ en la audiencia ante el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá en julio de 2014, sobre los operativos que hizo el Bloque Central Bolívar junto con la escolta del presidente en el Caquetá.

Alias ‘Paquita’, ex jefe de finanzas del Frente Héroes de los Andaquíes, una facción del Bcb, le contó al Tribunal Superior de Bogotá que tuvo relación con uno de los integrantes del grupo de seguridad del entonces presidente Uribe y que juntos empezaron a coordinar, en 2003, el plan de rescate de los tres contratistas norteamericanos que resultó fallido. Los tres estadounidenses fueron liberados durante la operación Jaque, en julio de 2008.

Mateus dijo que el integrante del grupo de escoltas del ex presidente era un hombre identificado como ‘Camilo’, con quien se contactó a través de su hermano, el militar retirado Juan Carlos Rodríguez, alias ‘Zeus’.

El ex paramilitar explicó que el plan para rescatar a los tres contratistas norteamericanos se da luego de la visita del ex presidente a Caquetá: “Ahí es donde ya entra este señor Camilo, para un posterior ingreso al departamento, donde traía un plan del comando del Ejército, para trabajar en conjunto y rescatar a los tres contratistas norteamericanos, eso se da a inicios de marzo de 2003”. (Lea:“Hubo identidad política con Álvaro Uribe Vélez”: alias ‘Ernesto Báez’)

De otro lado, el caso del general (r) de la Policía, Mauricio Santoyo, uno de los jefes de seguridad del senador Uribe durante su mandato presidencial, también fue expuesto por el congresista Cepeda para ilustrar lo que a su juicio son las líneas de continuidad con la ilegalidad del Uribe.

Uno de los paramilitares que ha hablado de Santoyo es Salvatore Mancuso. El ex jefe paramilitar dijo en agosto de 2012 que para 1999, las autodefensas le entregaban a este exgeneral de la Policía números de celular de presuntos guerrilleros para que interceptara sus llamadas de manera ilegal y se hicieran seguimientos, varios de los cuales terminaron en desapariciones forzadas.

Según Mancuso, Santoyo, entonces comandante del Gaula de Medellín, también compartió información de inteligencia con varios jefes de las Auc, entre ellos Carlos Castaño: "Hicimos un trabajo de interceptaciones como las de Ronald Ruíz y las de alias 'Byron', pero son solo dos ejemplos porque con Santoyo se trabajó en muchos casos más".

Haga clic en la imagen para conocer más sobre el debate
boton-debate-cepeda-uribe