Los pactos regionales

Para las elecciones legislativas de 2002 y las regionales de 2003, varios de los jefes paramilitares sellaron alianzas con un gran número de miembros de la clase política a través de  los denominados pactos, que acordaban entre otras cosas, el apoyo de los paramilitares a ex congresistas, gobernadores, alcaldes y concejales.

Hasta hoy, la justicia ha procesado por parapolítica a 41 ex alcaldes,  contra los cuales se han proferido 43 medidas de aseguramiento y 22 condenas, según cifras de Nuevo Arcoíris.  

De los pactos el más conocido, tal vez por su particular compromiso de “refundar la patria”, “crear un nuevo pacto social” y “construir una nueva Colombia”, es el de Ralito.

Este acuerdo se firmó el 23 de julio de 2001, en la finca del paramilitar Salomón Feris Chadid, alias ‘08’, en el corregimiento de Santa Fe de Ralito, en Tierralta,  Córdoba, por más de 100 dirigentes políticos de la costa Caribe. Entre los firmantes estaban  los ex jefes paramilitares ‘Jorge 40’, ‘Don Berna’, ‘Salvatore Mancuso’ y Diego Vecino’ y por la clase política figuraban  los  gobernadores de Sucre y  Córdoba y congresistas, alcaldes y dirigentes ganaderos de los departamentos de Sucre, Córdoba  Cesar y Magdalena. (VerLa historia detrás del Pacto de Ralito)

Hasta ahora, por la firma de este pacto han sido procesados: Salvador Arana (ex gobernador de Sucre, condenado a 40 años de cárcel por el homicidio del alcalde del Roble, Edualdo Díaz), Reginaldo Montes (condenado a seis años de cárcel), Alfonso Campo Escobar (ex representante por Magdalena condenado a 6 años de prisión),  , Juan Manuel López Cabrales (ex senador condenado a 6 años de cárcel), Eleonora Pineda (acogida a sentencia anticipada y condenada a  3 años de prisión) y Miguel de la Espriella (ex representante a la Cámara por Córdoba condenado a 3 años y 7 meses de prisión).  

Sin embargo, las investigaciones por el Pacto de Ralito no sólo han arrojado decisiones en contra de los políticos, en noviembre de 2007, José de los Santos Negrete, fue absuelto por la Corte Suprema de Justicia al demostrar que asistió a la cita en Ralito, como acompañante del entonces congresista Luis Carlos Ordosgoitia también absuelto. En agosto de 2009, la Fiscalía también archivó la investigación contra el ex senador cesarence, Pepe Gnecco, pues según determinaron los investigadores el único contacto que se le comprobó a Gnecco con los paramilitares fue haber firmado ese pacto.

En febrero de este 2012, la Corte Suprema condenó a siete años de cárcel a los ex congresistas Jorge Luis Feris, José María Imbeth y al ex gobernador Jesús María López por aliarse con los paramilitares al mando de ‘Mancuso’. La Corte retomó del proceso que estuvo en manos de juzgados especializados en el 2009, sin que se hubiera dictado sentencia alguna. (Ver Condenados tres políticos por el pacto de Ralito)

El alto tribunal retomó sus casos valiéndose de una jurisprudencia de emitida el 15 de septiembre de 2009, con la que reasumió la competencia para juzgar a políticos con fuero especial como congresistas y gobernadores, así estos hubiesen renunciado a su investidura.

Sin embargo y aunque han sido judicializados un número importante de políticos aliados de los paras en Ralito, hay casos aún pendientes como del ex senador William Montes, proceso reabierto por la Corte Suprema de Justicia luego de que un Juez de Bogotá lo absolviera. (Ver Corte Suprema reasume el caso de William Montes por parapolítica)