Aseguran a Byron Carvajal por asesinatos y presuntos nexos con 'paras'

Un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos dictó medida de aseguramiento en contra del coronel (r) del Ejército por su presunta responsabilidad en tres asesinatos cuando comandaba un Batallón en Magdalena.
  
Byron Carvajal, exoficial del Ejército condenando por la masacre de una comisión de la Policía en Jamundí. Foto; Semana.  

Esta medida se tomó a raíz del asesinato de Javier Caballero Escobar, quien el 18 de enero de 1999 fue asesinado por hombres encapuchados que lo sacaron de su casa en el sitio conocido como El Volcán.

Además, otras dos personas fueron asesinadas en ese sitio y en similares circunstancias el 11 de febrero de ese mismo año. Estos hechos son atribuidos a hombres del grupo paramilitar de Los Rojas, que fue uno de los primeros grupos de autodefensas del país y delinquió en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Para la época en la que ocurrieron estos tres asesinatos, el coronel (r) Carvajal, quien purga una condena por la masacre de diez miembros de la Policía que se dirigían a hacer un operativo en Jamundí, Valle del Cauca, comandaba el Batallón 55 Tayrona, con sede en Santa Marta.

A parte de esta vinculación por las autoridades judiciales, el exoficial también ha sido salpicado en otros escenarios por sus presuntos vínculos con grupos de autodefensas.

Antes de ser extraditado a Estados Unidos, Éver Veloza, alias 'HH', exjefe paramilitar de los bloques Bananero y Calima de las Auc, dijo que tuvo nexos con el militar cuando delinquió en el Urabá antioqueño.

En una versión libre en febrero de 2009, 'HH' alcanzó a contar que Carvajal participó en varios patrullajes de las autodefensas y es corresponsable del asesinato de varias personas que el grupo armado ilegal consideraba que estaban aliadas con la guerrilla.

También dijo que en 1995, en el corregimiento Currulao de Turbo, las autodefensas mataron a dos supuestos milicianos y, antes de que las autoridades judiciales llegaran a hacer las diligencias de inspección judicial a los cadáveres, Carvajal arribó al sitio y, con el fusil de dotación, disparó en las mismas heridas que presentaban los muertos, con la idea de luego presentarlos como guerrilleros dados de baja en combate.

En días pasados el coronel (r) también fue acusado por su presunta responsabilidad en el asesinato de un supuesto guerrillero que iba a ser capturado en un operativo conjunto entre el Gaula del Ejército y las tropas del Batallón de Alta Montaña.

Según información publicada por el diario El País de Cali, el caso se presentó el 31 de agosto del 2005 en Jamundí. La víctima fue identificada como Fabio Ordóñez Holguín, alias 'Leo', señalado como miembro de la Columna Milton Hernández del ELN.

De acuerdo con el ente investigador, Carvajal disparó contra Ordóñez durante la operación militar. Sin embargo, la Fiscalía consideró que la víctima nunca accionó un arma de fuego -según el dictamen balístico-, por lo cual no debieron dispararle.