La operación que tiene enredado al general (r) Montoya

La Corte Suprema llamó al ex comandante del Ejército a rendir versión libre por presuntos vínculos con los paramilitares.
  
El general (r) Mario Montoya fue comandante de la IV Brigada, con sede en Medellín, entre diciembre de 2001 y diciembre de 2003. Foto archivo Semana

-'Don Berna' implica al ex general Mario Montoya en actividades paramilitares
- ‘Pantera’ salpica a Mario Uribe y al general Montoya
- La gran exhumación en la comuna 13 de Medellín
- Alias 'Daniel' contó en Justicia y Paz cómo las Auc se tomaron el Tolima.
- Niños paras reclutados a la fuerza (IPC)
- Los secretos de ‘Don Berna’ (Semana)

Las confesiones de Diego Fernando Murillo alias ‘Don Berna’, ex jefe paramilitar del Bloque Cacique Nutibara, tuvieron eco en la Corte Suprema de Justicia. El Alto Tribunal citó al general (r) Mario Montoya, ex comandante del Ejército durante el gobierno de Álvaro Uribe, para que el lunes 19 de diciembre de 2011 rinda una versión libre sobre sus presuntos vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

El llamado de la Corte tiene como base las confesiones de alias ‘Don Berna’, quien, en febrero de 2009, casi un año después de ser extraditado a Estados Unidos por cargos de narcotráfico, le envió una carta a un juez a la Corte del Distrito Sur de Nueva York en la que advirtió sobre presuntas alianzas entre las Auc y la IV Brigada del Ejército para realizar la Operación Orión en Medellín.

La acción militar fue realizada entre el 16 y el 20 de octubre de 2002 por la IV Brigada, entonces comandada por el entonces general Mario Montoya,  en conjunto con el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), fuerzas especiales de la Policía Nacional y la Fiscalía, para combatir las guerrillas que delinquían en la Comuna 13, una de las zonas más conflictivas para ese año de la capital de Antioquia.

Según el libro Desplazamiento forzado en la Comuna 13, realizado por el grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación y la Corporación Región, la Operación Orión fue una acción militar urbana de grandes proporciones y sin antecedentes en el país que incluyó el uso de ametralladoras M60, fusiles, helicópteros artillados y francotiradores.  El libro documentó cómo después en la zona empezaron a delinquir los ‘paras’ del Cacique Nutibara. (Lea: La comuna 13, en continuo desplazamiento forzado)

Desde Estados Unidos, alias ‘Don Berna’ dijo que “las fuerzas de autodefensas del Bloque llegaron a la Comuna 13 como parte de la alianza con la IV Brigada del Ejército”, mencionando al general Montoya como jefe de esa unidad castrense. El ex jefe paramilitar señaló además que al Bloque Cacique Nutibara le fue asignada una unidad antisecuestro del Gaula para que “asistiera a sus hombres en los esfuerzos conjuntos durante la Operación Orión”, y narró que la coordinación con los militares y los policías para desalojar de la zona a las milicias de las Farc, el Eln y los Comandos Armados del Pueblo estaba bajo la responsabilidad de un hombre conocido con el alias de 'King Kong'.

Pero alias ‘Don Berna’ no ha sido el único paramilitar que ha hablado sobre la Operación Orión. En diciembre de 2008 Juan Vicente Gamboa, alias ‘Pantera’, dijo en versión libre que a finales de 2001, cuando ya delinquía con el Bloque Cacique Nutibara, el entonces comandante de la IV Brigada les brindó apoyo a los paramilitares del Bloque Metro, a cargo de Carlos Mauricio García alias ‘Doble Cero’.

Según lo ha documentado Justicia y Paz, el Bloque Metro delinquió en las comunas de Medellín antes del Bloque Cacique Nutibara. Este último, el grupo de ‘Don Berna’, apareció en 2000 después de que ‘Doble Cero’ tuvo que ceder la zona por orden de los hermanos Castaño. Luego ‘Doble Cero’ fue asesinado por los mismos paramilitares en 2004.

La Operación Orión, que tiene enredado ahora al general Montoya, fue uno de los operativos por los que el ex presidente Álvaro Uribe lo nombró como comandante del Ejército, cargo que ocupó entre febrero de 2006 y noviembre de 2008, cuando renunció a su cargo en medio del escándalo que produjo el descubrimiento de ejecuciones extrajudiciales de civiles presentados como guerrilleros caídos en combate.

Montoya había sido protagonista en el diseño y ejecución de operaciones como Fénix, que dio muerte al jefe guerrillero Raúl Reyes, y Jaque, que liberó a 15 secuestrados, entre ellos tres extranjeros y la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt.

Tras su renuncia, el Gobierno lo nombró en febrero de 2009 como embajador de Colombia en República Dominicana. En julio de 2011 Montoya renunció a este cargo diplomático y en septiembre de este mismo año la Fiscalía lo llamó a interrogatorio con el propósito de aclarar el caso de la falsa desmovilización del Bloque Cacique La Gaitana de las Farc. De forma reciente, la  Agencia Colombiana para la Reintegración acató la orden de un juez de Bogotá, que pidió suspender beneficios a los desmovilizados de ese Bloque. (Lea: Suspenden beneficios a desmovilizados de Cacica La Gaitana).

El reciente llamado de la justicia al general (r) Montoya es una versión libre. Es decir, la etapa preliminar de una investigación que adelanta la Corte a partir de las confesiones de los ex paramilitares que delinquieron en Antioquia.