General Uscátegui será investigado por masacre de San Carlos de Guaroa

El General Uscátegui será investigado nuevamente por el delito de homicidio por omisión, por una emboscada paramilitar en la que asesinaron a 10 miembros de una comisión judicial en octubre de 1997.

La investigación de la Fiscalía a Uscátegui se basa en el mismo delito de homicidio por omisión por el que fue condenado en el caso de la masacre de Mapiripán. Foto archivo Semana  

La Fiscal 101 de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, Rosa Maria Moreno, solicitó abrir una nueva investigación al General Jaime Humberto Uscátegui y al Coronel Luis Felipe Molano por el delito de homicidio por omisión en el caso de la masacre de San Carlos de Guaroa.

En estos hechos murieron 10 miembros de una comisión judicial que se realizaban una incautación en la zona de San Martín, Meta.

Los hechos se presentaron el 3 de octubre de 1997, cuando miembros de las autodefensas realizaron una emboscada a la comisión gubernamental que se trasladaba hacia Villavicencio.

Una vez terminada la diligencia de incautación de la Finca el Alcaravan, propiedad de un narcotraficante, la comisión compuesta por 50 funcionarios de la Fiscalía, el CTI, el DAS, la Procuraduría y el Ejército, se dispusó a regresar a Villavicencio, momento en el que "fue atacada por hombres fuertemente armados con granadas y fusiles", aseguran sobrevivientes de la emboscada.

Según declaraciones de funcionarios de la fiscalía que se enteraron del ataque, "cuando procedieron a pedir ayuda a miembros de la Brigada VII para que prestaran apoyo en el lugar de los hechos, solo recibieron una negativa por parte del para los entonces coroneles Uscategui y Molano".

Ante estos hechos de renuencia por parte de los implicados, la Fiscal  Rosa Maria Moreno radicó el pasado 4 de octubre la solicitud de indagatoria para el General Uscátegui y el Coronel Molano, a quienes señaló de "haber incurrido en falta disciplinaria por no haber prestado oportunamente el auxilio requerido, teniendo la posibilidad de hacerlo".

Declaraciones de los testigos

Juan Carlos Linero Mora, quien para entonces era el coordinador encargado de la dirección regional de la Fiscalía de Villavicencio, aseguró que "al enterarse de los acontecimientos, se trasladó con otros fiscales a las instalaciones de la Brigada VII para solicitar la presencia urgente de las fuerzas militares en el lugar de los hechos. Allá nos atendió el Coronel Uscátegui y el Coronel Luis Felipe Molano, quienes no demostraron interés alguno en solucionar nuestras peticiones”.

Frente a la falta de reacción de los coroneles, quienes según la Fiscalía se mostraron "parcos y poco colaboradores",  Linero se dirigió a la base de Apiay para pedir apoyo aereo, sin embargo los militares le manifestaron que "sin orden del Comandante del Ejército no se podía mover una aeronave".

"Solo un día después de los hechos, un helicóptero llegó a recoger lo heridos" declararon Luis Fernando Sierra, José Quevedo Avosta, Jairo Raúl Velásquez Rafael Andrés Rave, sobrevivientes del ataque que confirman la ausencia de apoyo militar en la zona y la reacción tardía de las autoridades.

Los hechos en los que basa la nueva investigación en la que se vincula a Uscátegui y a Molano, ocurrieron apenas 3 meses después de la masacre de Mapiripán, hecho por el cual, el General Jaime Humberto Uscátegui ya fue condenado a 40 años de prisión bajo los mismos cargos delictivos de homicidio por omisión. 

Cabe aclarar que en su momento la Procuraduría General de la Nación suspendió 90 días de su cargo al General Uscátegui, quien, según el Ministerio Público, siendo comandante de la Séptima Brigada no apoyó oportunamente la comisón atacada como correspondía a sus responsabilidades. 

Las pruebas reucadadas por la Fiscal Moreno, sustentan la apertura de la nueva investigación al General Uscátegui, quien se encuentra recluido en la Escuela de Infantería del Cantón Norte por la masacre de Mapiripán, y al Coronel Molano, de quien se desconoce su paradero.

Por esta masacre atribuida a grupos paramilitares del Meta y del Guaviare, se encuentran vinculados Héctor Buitrago alias 'El tripas' y Jaime Matiz Benítez alias 'Luciano Varela', señalado de comandar el ataque a la comisión.