La alianza contra el ‘zar’

Los archivos secretos del DAS confirmarían la alianza de miembros de ese organismo con narcos, paras y esmeralderos y su participación en los dos sonados atentados contra Víctor Carranza. (Semana)
 
Así quedó una de las camionetas de la caravana de Víctor Carranza en el segundo atentado, en marzo de 2010. Foto archivo Semana.


La lista negra del DAS
Los 'paras' y el DAS
La caja negra del DAS
-Paras en clase con el DAS

Hace dos años, el 'zar' las esmeraldas, Víctor Carranza, fue víctima de dos atentados cuyo libreto parecía escrito por el más avezado guionista de películas de acción. El segundo de los atentados ocurrió el 29 de marzo de 2010. Poco antes del mediodía, un grupo de hombres armados interceptaron un carrotanque cargado con gasolina cerca de una vereda del municipio de Puerto López, Meta, y se lo robaron. El hombre que conducía el carrotanque robado tomó a toda velocidad la ruta que une a Puerto López con Villavicencio, escoltado por varios vehículos. En sentido contrario viajaba una caravana conformada por cinco camionetas, en una de las cuales iba Carranza con dos de sus hijos. Cuando se cruzaron, el carrotanque embistió la primera de las camionetas y logró que se volcara. Los carros quedaron atravesados en la mitad de la vía, lo que obligó al resto del convoy a detenerse. De inmediato se desató una lluvia de ráfagas de fusil, granadas y rockets contra las camionetas del esmeraldero. Sus escoltas, tres de los cuales resultaron heridos, de un salto se bajaron y respondieron, también con balas, al ataque. En medio de las ráfagas el conductor de Carranza logró dar marcha atrás y escapar de la emboscada.

El 4 de julio de 2009, en esa misma zona, Carranza había sobrevivido a un ataque con características muy similares en el cual se utilizaron lanzacohetes.

Los dos atentados fueron ampliamente conocidos por la opinión pública en su momento. Carranza siempre ha evitado referirse a los responsables del ataque y nunca ha señalado a nadie en concreto. A pesar del hermetismo del 'zar' de las esmeraldas, la hipótesis que tomó más fuerza es que el atentado era producto de una macabra alianza entre dos de los criminales más buscados del país y un antiguo conocido de Carranza.

El primero de ellos era Pedro Oliverio Guerrero, alias Cuchillo, exjefe de las autodefensas del Guaviare que se transformaron en la banda criminal conocida como Erpac. Cuchillo, que murió en una operación policial en diciembre del año pasado, según la hipótesis, se unió para los ataques contra Carranza con Daniel 'el Loco' Barrera, otro de los narcotraficantes más buscados del país.

Y a ellos, como el tercero de la alianza, se unió Pedro Nel Rincón, alias Pedro Orejas, jefe de uno de los clanes de esmeralderos de Boyacá.

¿Qué dicen los archivos secretos del DAS, en poder de SEMANA, sobre este caso? En primer lugar, llama poderosamente la atención el volumen de registros que evidencian la estrecha relación entre directivos y agentes del DAS con los miembros de esa alianza de paras, narcos y esmeralderos que está tras los atentados. Uno de los informes de inteligencia, de septiembre de 2007, dice, por ejemplo: "Pedro Orejas menciona entre otras cosas que el DAS de Tunja lo maneja con un dedo y obtenía lo que necesitaba en cualquier momento".

Y como este hay decenas de reportes de inteligencia y contrainteligencia con comprometedores indicios sobre la relación de miembros del DAS con Cuchillo, el Loco y Orejas.

No menos comprometedora, por dar otro ejemplo, es la confesión en una prueba de polígrafo efectuada a uno de los detectives de la seccional del DAS en Boyacá, cuyo nombre la revista omite. En el registro secreto se lee: "Admite que ha tenido contactos con esmeralderos de la región que le dan información de inteligencia. Hace referencia a (…) y a los hermanos Rincón (los hermanos de Orejas), de quienes ha recibido presentes que contienen esmeraldas, las cuales vende y reparte el dinero con los funcionarios de la seccional".

¿Y qué tienen que ver los evidentes nexos de agentes del DAS y Orejas con el atentado contra el 'zar' de las esmeraldas?

En la búsqueda de otras fuentes para corroborar lo hallado en los archivos confidenciales, SEMANA obtuvo el que podría convertirse en el engranaje clave para resolver el misterio de los atentados: se trata del audio de la declaración de uno de los participantes del ataque, en donde hace una clara referencia a cómo se planeó el atentado y cómo, según su testimonio, participó el DAS (escuchar audio en Semana.com y en SEMANA en iPad). El testigo, cuyo nombre se omite por razones de seguridad, se acercó a la Fiscalía hace un año para contar su versión y actualmente está desaparecido.

En junio del año pasado, la actual administración del DAS relevó de sus cargos a 11 detectives adscritos a las oficinas de Puerto Gaitán, Villavicencio y Puerto López, Meta, debido a los indicios de que venían entregando información a la banda criminal de Cuchillo.

Y, lo más importante para efectos de este informe, es que cinco de esos funcionarios están actualmente bajo investigación por haber participado en el atentado a Carranza.

En ese contexto, todos los registros de los nexos del DAS con la macabra triple alianza pueden ser de gran importancia para que la investigación avance.

Por ejemplo, en cuanto al narcotraficante Loco Barrera, en un registro de 2008 se habla de un agente del DAS que trabaja para un socio de él. "El funcionario trabajaría para (aparece el nombre de un narcotraficante y socio del Loco Barrera) prestándole seguridad cuando este se encuentra en Villavicencio. Se anexa CD con información relacionada".

Y en un informe de polígrafo, otro agente del DAS aceptó haber recibido dinero de alias Mojarro, jefe de sicarios del Loco. "Admite que fue contactado por miembros de autodefensas y ganaderos colaboradores de esos grupos. Recibió dinero por el paso de armamento de un municipio a otro. Recibió dos y tres millones por parte de alias Mojarro. Sirvió de intermediario entre alias el Pollo y el director de la seccional para entrega de dinero".

Cabe anotar que hace pocos meses Mojarro traicionó a su jefe y fue objeto de un atentado en una cancha de fútbol en Villavicencio. El Pollo, mencionado en ese informe como el hombre que entregó dinero al "director de la seccional" es, según informes de inteligencia, el nuevo jefe de sicarios del narco Barrera.

Las investigaciones sobre los dos atentados contra el 'zar' de las esmeraldas han avanzado muy poco.

En el DAS, por ejemplo, a pesar de los reportes que involucran al entonces director de la seccional de Boyacá con Orejas, el registro de la base de datos que sobre él se hace concluye afirmando que la denuncia queda "resuelta" (ver facsímil). Y aún más desconcertante es que en el archivo secreto diga que "el director de la seccional (del DAS) ha mantenido una estrecha relación con los dueños de las minas del occidente de Boyacá, de quienes se sabe pertenecen o tienen nexos con grupos de autodefensas, por tal razón no se descarta que al haber reconocido que recibió dádivas por parte de los esmeralderos haya adquirido otros compromisos con ellos", y a pesar de eso el funcionario mencionado no solo no tuvo ningún tipo de investigación adicional, sino que, incluso, actualmente ocupa un alto cargo directivo en el DAS.

En la Fiscalía, a pesar de las evidencias, todavía no se tienen tampoco resultados. El hecho más relevante ocurrió en abril del año pasado, cuando el DAS anunció la captura de Fardy Alonso Tamayo, alias el Gordo, integrante de la banda de Cuchillo, a quien el organismo señaló de haber participado en los ataques.

Y en parte tiene que ver con el miedo. Porque así como el testigo del audio que hoy revela SEMANA está desaparecido, con igual o peor suerte corrieron otros dos testigos claves para aclarar estos atentados. El más reciente fue el de Helidenarco Escárraga, asesinado de cuatro disparos el pasado 25 de agosto en Melgar, Tolima. Conocido como Chito, este hombre, que fue cercano a Pedro Orejas y sus hermanos, participó -según el otro testigo- en la planeación y ejecución de los dos atentados contra Carranza.

Escárraga iba a declarar en el proceso en la Fiscalía para contar lo que sabía de la participación del DAS y Orejas en los atentados. Presentía que podía ser asesinado por ello y días antes de su muerte grabó una reunión en la que estuvieron algunos de los hermanos Rincón, en la cual los acusó de ser los responsables en caso de que algo le ocurriera. (Escuchar audio)

Esta muerte, así como la eliminación del DAS, tal y como está anunciada, no hacen muy complejo pronosticar que difícilmente se conocerá la totalidad de lo que ocurrió tras la cacería al 'zar'.

(Escuche los audios completos de la conspiración)

Publicado en Semana. Sábado 15 Octubre 2011