Ex director de inteligencia asegura que el G-3 no era secreto en el DAS

En el juicio a Jorge Noguera, Carlos Alberto Arzayuz, ex director de inteligencia, confirmó  la existencia de un grupo llamado el "G3" dedicado a monitorear a las ONG.
Arzayuz fue llamado a juicio por el caso de las "chuzadas". La foto corresponde al 5 de mayo de 2010.

- Las Auc apoyaron la campaña de Uribe en el 2002: Mancuso
- El fiscal Iguarán acusa a Jorge Noguera
- Corte Suprema ratifica cinco cargos contra Jorge Noguera
- Mancuso fue llamado a declarar en juicio a Jorge Noguera
- La despachada de Mancuso en el juicio a Noguera
- Jorge Noguera lo niega todo
- Noguera fue alertado de amenaza paramilitar en Magdalena: Pisciotti
- Ex funcionaria del DAS denuncia intimidaciones por su testimonio contra Noguera
- Francisco Villalba, quien denunció a Uribe, advirtió que lo iban a matar (El Espectador)
- Yo acuso: 'Mellizo' Mejía

Sin embargo, negó que este monitoreo incluyera amenazas o interceptaciones, y desestimó cualquier vínculo del DAS con grupos paramilitares.

Ante la Corte Suprema de Justicia, Carlos Alberto Arzayuz, ex director de inteligencia del DAS, reconoció la existencia de un “grupo de análisis” al interior del DAS que tuvo como misión monitorear las actividades de organizaciones defensoras de Derechos Humanos en el país.

Aunque negó tener conocimiento sobre quién fue el creador de eso grupo (reconocido públicamente como el G-3), Arzayuz afirmó que el grupo operó aproximadamente entre 2003 y 2005, fecha en la que Jorge Noguera se desempeñó como director del DAS.

Arzayuz manifestó que el grupo era coordinado por el fallecido Jaime Fernando Ovalle e integrado por un grupo de tres o cuatro investigadores más. Así mismo, el ex funcionario señaló que el ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, trabajó como asesor de ese grupo al interior de la agencia de seguridad estatal.

Sobre el caso de los seguimientos a ONG y grupos opositores del gobierno, Arzayuz reveló los resultados de una inspección judicial realizada en el DAS en la que se encontraron archivos con transcripciones de correos pertenecientes al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

También encontraron hojas de vida  y registros de seguimientos a personas como Wilson Borja, Piedad Córdoba, Luís Eduardo Garzón, Carlos Lozano, Gustavo Petro, Jaime Araújo y Antonio Navarro Wolf. En casos como el de Wilson Borja y Piedad Córdoba, los registros de seguimientos vienen desde la década del 70.  

El pasado 29 de abril, Arzayuz fue llamado a juicio por la Fiscalía General de la Nación por el delito de concierto para delinquir agravado tras su presunta participación en el escándalo de las interceptaciones telefónicas  y seguimientos (‘chuzadas’) que se ejecutaron desde el DAS contra  magistrados, opositores del gobierno, defensores de derechos humanos y periodistas.

En la audiencia también declaró Gabriel Sandoval, ex sub director de Investigaciones Estratégicas del DAS, quién negó tener cualquier tipo de conocimiento sobre la infiltración paramilitar  en el DAS, así como sobre la existencia de un grupo de análisis al interior del organismo para hacer seguimiento contra ONG.

El juicio a Noguera

Jorge Noguera es enjuiciado por la Corte Suprema por cargos tan graves como el de haberle suministrado a los paramilitares los nombres de sindicalistas y profesores universitarios que luego fueron asesinados por los paramilitares de la Costa. Uno de los casos más documentados en el escrito de acusación es del sociólogo y profesor universitario Alfredo Correa D’Andreis a quien el DAS le hizo un intenso trabajo de inteligencia como lo evidencian los múltiples registros que se hallaron sobre él en las bases de datos de la institución.

Como se recuerda Correa D’Andreis fue detenido sin pruebas y luego, tras recuperar su libertad, en septiembre de 2004 fue asesinado por un grupo de paramilitares que lo abaleó en una calle de Barranquilla. El crimen conmocionó toda la Costa Caribe en donde a Correa D’Andreis se le reconocía ampliamente como un defensor de los derechos humanos.

En abril de 2006, cuando el ex director de informática del DAS, Rafael García, le reveló a SEMANA los detalles de cómo Jorge Noguera auspició a los paramilitares para ejecutar crímenes como el del profesor Correa D’Andreis llovieron críticas y hasta se dijo que García estaba loco. Pero tras concluir la etapa investigativa la Fiscalía encontró que lo afirmado por García efectivamente ocurrió. Su versión coincide con decenas de testimonios, documentos y situaciones analizadas.