'Arcángel', Miguel Arroyave

Miguel Arroyave fue un narcotraficante amigo de Vicente Castaño que estuvo al frente del Bloque Centauros de las Auc y se enfrentó a ‘Martín Llanos’ en una guerra que dejó más de mil muertos en los Llanos Orientales. Fue asesinado por sus propios hombres en 2004 cuando los paras negociaban con el gobierno su desmovilización.



- "A Arroyave lo mató el narcotráfico": 'Camilo' (Semana)
- La vorágine paramilitar en el Casanare (Semana)
- El nuevo ‘patrón’ de la capital (Semana)
- El nuevo ventilador de los paras (Semana)
- Carranza provocó la guerra entre Llanos y Arroyave: 'Don Mario'

Bloque Centauros

Arroyave nació el 10 de agosto de 1954 en Amalfi, Antioquia y desde su infancia fue cercano a los hermanos Castaño, sobre todo de Vicente.

Alrededor de 1990 llegó al Meta, allí según informes de organismos de inteligencia, se convirtió en el principal traficante de insumos químicos para el procesamiento de cocaína de Colombia.

En 2001, tras pasar tres años en la cárcel por enriquecimiento ilícito, se vinculó con las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá. Las autoridades afirman que poco después le compró una “franquicia” a las Auc comandadas por Carlos Castaño por unos siete millones de dólares, lo que le dio control en buena parte de los Llanos Orientales.

Allí montó una banda de extorsión y crimen, el Bloque Centauros, que tenía aterrorizados a los pobladores y finqueros de gran parte del Llano, y cuyos tentáculos llegaron hasta Bogotá, donde controlaba parte del comercio de los “sanandresitos” a través del Bloque Capital.

Aunque Arroyave siempre lo negó, su Bloque Centauros llegó a tener alrededor de seis mil hombres en el Guaviare, Meta, El Ariari, Casanare, Boyacá y Cundinamarca, y Bogotá.

Miguel Arroyave hizo parte de cúpula de las Auc en Santa Fe de Ralito. Sin embargo, en septiembre del 2004, en medio de las negociaciones, fue asesinado en Puerto Lleras, Meta.

Según de la revista Semana, para mediados de 2004, el narcotraficante Daniel 'El Loco' Barrera era bastante conocido por muchos de los comandantes del estado mayor de las Auc y los principales capos del narcotráfico en el país. De común acuerdo y con la autorización de algunos de los más fuertes jefes paras, consiguió permiso para asesinar a Arroyave.

En septiembre de 2004, el jefe de Bloque Centauros fue acribillado por dos de sus comandantes conocidos como alias 'Cuchillo' y 'Jorge Pirata'. Tras la muerte de Arroyave, el Bloque Centauros se dividió y 'El Loco' colonizó las principales zonas que dominaba Arroyave, incluyendo Bogotá.

El artículo señala que Arroyave y 'El Loco' habían sido socios a mediados de los años 90 en el transporte de insumos. Sin embargo, cuando Arroyave y su bloque fueron adquiriendo poder y empezaron a dominar zonas del oriente del país, empezaron los roces. Arroyave, que tenía una gran máquina de guerra, consideraba y trataba a 'El Loco' como un empleado y no estaba dispuesto a que obtuviera millonarias ganancias actuando en sus “territorios”.

La guerra con 'Martín Llanos'
Arroyave se caracterizó por arreglar los problemas internos de las Autodefensas a punta de plomo.

Entre 2003 y 2004, el Bloque Centauros sostuvo una cruenta guerra contra los Buitragueños, el grupo paramilitar de Héctor Germán Buitrago, alias 'Martín Llanos', el cual fue conocido posteriormente como las Autodefensas Campesinas de Casanare.

La disputa entre Arroyave y 'Martín Llanos' por el control del sur del Casanare, en donde se daba el tráfico de drogas, fue larga y sangrienta. Aunque se desconoce el número exacto de víctimas, más de tres mil personas fueron asesinadas entre paramilitares y civiles.

Durante una versión libre en noviembre de 2009, Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario', dijo que el responsable de esta guerra presuntamente fue el comerciante de esmeraldas Víctor Carranza.

Ante un fiscal de Justicia y Paz, 'Don Mario' sostuvo que Carranza sembró cizaña entre los dos ex jefes paramilitares, diciéndole a cada uno que el otro lo quería matar. “Carranza habló con Miguel (Arroyave) sobre Martín (Llanos), y ahí me di cuenta de que Miguel se dejó utilizar, para indisponerlo con Martín. Pienso que hizo lo mismo con Martín”. (Ver artículo)

La intensidad de esta guerra fue tan desproporcionada, que, según contó ‘Don Mario’, en un mes el Bloque Centauros se gastó 14 mil millones de pesos en ella y en un solo día de combates sus hombres utilizaron 100 mil tiros. El paramilitar, quien fue jefe financiero de ese bloque hasta mediados de 2004, dijo que ese día se gastaron 400 millones de pesos en balas.

Otro desmovilizado que contó detalles sobre la guerra fue Miguel Rivera Jaramillo, alias 'Wilson' o 'W'. Este ex paramilitar que lideró a La Especial, un grupo urbano del Bloque Centauros en Villavicencio, relató en noviembre de 2009 que los asesinatos llegaron incluso a la capital de Meta.

Según 'Wilson', la guerra con ‘Llanos' hizo que Arroyave desconfiara de todo el mundo incluso de sus propios hombres. Por esta razón, mandó a interceptar los teléfonos de los jefes de sus frentes, con contactos que tenía en la Dijin. “Arroyave era terrible, de un carácter muy fuerte, todos le teníamos terror. Él se equivocó y mandó a matar a muchos de los nuestros” agregó 'Wilson'.

El ex jefe de La Especial también dijo que producto de esta guerra murieron muchas personas por error, en la que combatieron sin respetar nada, ni amistad, ni familias, ni ideologías comunes. “Ahí estaba toda la crueldad del conflicto”, señaló. (Ver artículo)

Bloque Capital
Miguel Arroyave también creó un grupo paramilitar en Bogotá al que llamaron “Bloque Capital”. Éste fue una estructura paramilitar creada por él y los hermanos Castaño para supuestamente contrarrestar la presencia de la guerrilla en Bogotá.

Durante su primera versión libre en Justicia y Paz, ‘Don Mario’ dijo  que la idea fue de Vicente Castaño y de Miguel Arroyave. Aunque en la capital ya existía un grupo ‘para’, el ex jefe del Bloque Centauros lo reorganizó porque quería sacar a la guerrilla de Corabastos, la central de abastos.
 
Don Mario añadió que Arroyave hablaba muy poco del Bloque Capital y que lo manejaba independientemente del Centauros. También dijo que este grupo “no tenía ideología” pues tenían un grupo de sicarios que cobraban las deudas de terceros a cambio de un interés del 30 por ciento.

Otro ex paramilitar que habló sobre el Bloque Capital fue David Hernández López, alias ‘Diego Rivera’, cercano a diferentes jefes paramilitares y quien se entregó a la justicia de Estados Unidos.
En entrevista con la revista Semana en marzo de 2008, ‘Diego Rivera’ dijo que en sus inicios el Bloque Capital estaba al frente del narcotraficante Henry de Jesús López, alias ‘Mi Sangre’, y por encima estaba Miguel Arroyave.

También dijo que por orden de Carlos Castaño, todas las oficinas de cobro de Bogotá tenían que pagarle el 30 por ciento a este bloque.

Según este ex paramilitar, Arroyave ordenó asesinar entre 400 y 600 personas en Ciudad Bolívar a finales del 2000 ó comienzos del 2001, porque supuestamente tenían relaciones con la guerrilla.

Sobre los asesinatos ‘Diego Rivera’ explicó que “cada comandante que ubicaban en la zona establecía quiénes eran (las víctimas), de acuerdo con las informaciones de la misma población. Pero, en realidad, el Bloque Capital se había creado para hacer eso en la parte militar, pero en la política para ir haciendo acercamientos con congresistas, con miras a un futuro proceso de negociación. Ahí es cuando entra el senador Ciro Ramírez”. (Ver Artículo)

Parapolítica
‘Diego Rivera’ también habló de supuestos vínculos del Bloque Centauros y las Auc con políticos. Según el ex paramilitar, el ex presidente del Congreso, el senador conservador, Ciro Ramírez, se reunió con ‘Mi Sangre’ a finales de noviembre de 2000 en la Urbanización Yerbabuena, al lado del Castillo de Marroquín, sabiendo que éste era enviado de Miguel Arroyave.

Según él, Ramírez fue quien empezó a “tocar a los diferentes congresistas”. Agregó que en una ocasión, otro paramilitar le dijo que “Ciro iba a ser la persona que nos iba a abrir las puertas ante el Congreso”.

En el ámbito local, ‘Don Mario’ contó cómo Miguel Arroyave apoyó a Edilberto Castro y a Euser Rondón, dos opositores políticos, para estar seguro de quedarse con la Gobernación del Meta en las elecciones de 2003. Según la versión de ‘Don Mario’, Edilberto Castro se reunió varias veces con Arroyave y alias ‘Jorge Pirata’ para pedirles permiso para lanzarse a las elecciones, una “ayuda” con las comunidades, transporte el día de las elecciones y seguridad mientras realizaba la campaña. Por su parte, Rondón recibió $2 mil millones del Bloque Centauros para financiar su campaña a la Gobernación.

Por esta razón, los dos políticos creían tener el respaldo exclusivo de los ‘paras’. Sin embargo, el día de las elecciones los aspirantes se llevaron una sorpresa. Cuando faltaba la emisión de los últimos boletines y se daba por ganador a Rondón, repentinamente se fue la luz. Cuando regresó el fluido eléctrico, por una diferencia de 3.000 votos, los datos de la Registraduría anunciaron como ganador a Edilberto Castro.

Arroyave, a pesar de haber apoyado en la campaña a Rondón, también se había asegurado una alianza con Castro. Según ‘Don Mario’, Castro le transmitía información a los ‘paras’ sobre los contratos que hacía la gobernación. Así, con lista en mano, los hombres de Arroyave y ‘Don Mario’ extorsionaban a los contratistas, que tenían que pagarles cinco por ciento del total de los contratos. ‘Don Mario’ dijo además que Castro le giraba a Arroyave mil millones de pesos mensuales que salían directamente del presupuesto de la Gobernación del Meta.

Financiación del Bloque Centauros
Las finanzas de este bloque se basaron en las extorsiones a ganaderos, agricultores, comerciantes y empresas petroleras de Meta y Casanare. Las cuotas se establecían por hectárea, cabeza de ganado, canasta de cerveza y demás bienes por los que decidieran cobrar “impuesto”.

Como jefe financiero del Bloque Centauros y hombre cercano a Arroyave, 'Don Mario' dijo en su cuarta versión libre de noviembre de 2009, que las petroleras de Casanare y Meta les donaban combustible y dinero en efectivo. Quizá, producto de las intimidaciones de los paramilitares

El narcotráfico también fue fuente de financiación del Bloque Centauros. 'Don Mario' explicó que por cada kilo de cocaína que salía de los laboratorios cobraban 80.000 pesos. Pero los ‘paras’ cobraban 400.000 por kilo a los comisionista o ‘chichipatos’, como se les llama en la jerga criminal, a las personas que compran la droga a los productores por cuenta de un narcotraficante que después la envía al exterior. Los productores que venían de zonas guerrilleras con ‘coca’ tenían que pagar 500.000 pesos por kilo.

En la época en la que 'Don Mario' delinquió en los Llanos, un kilo de cocaína llegó a valer casi cuatro millones de pesos. Agregó que un laboratorio producía entre 500 y mil kilos por semana y que en 2003 las autodefensas protegían por lo menos cuatro ‘cocinas’ en la región. Por semana recibían entre 160 y 320 millones de pesos por cocina.

Alias usados: Miguel Arroyave, Arcángel.

Estructura: Bloque Centauros.

Ubicación geográfica: Los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Meta, Guaviare y Casanare.

Víctimas que le atribuye la justicia: El bloque tiene registradas 6.000 víctimas en el Sistema de Información de Justicia y Paz (SIJYP)

Situación a septiembre de 2010: El 19 septiembre del 2004 fue asesinado en el Meta por una trampa preparada por varios hombres del mismo bloque. Se presume que fueron comandados por Pedro Oliverio Guerrero Castillo, alias Cuchillo, quien maneja el Frente Guaviare de esa misma agrupación.