“Barranquilla era un negocio bonito”

Verdad Abierta entrevistó a Edgar Ignacio Fierro, alias ‘Don Antonio’, hoy preso, y le preguntó sobre los para-memos encontrados en su computador. Aunque se mostró muy reacio a hablar del negocio de las basuras, admitió que los paramilitares "sí quisimos participar en todas esas concesiones” y que había la idea de participar en un relleno sanitario en Barranquilla porque era “un negocio bonito, totalmente legal”.

 
Los paramilitares estaban al tanto de lo que pasaba en la negociación de las prórrogas de Barranquilla, Santa Marta y Soledad, en parte porque buscaban construir una planta de reciclaje en la capital del Atlántico. Foto Verdad Abierta.com



Según él ‘Gonzalo’, era quien manejaba las relaciones políticas del grupo y quien tenía el mayor conocimiento de estos negocios. Al preguntarle sobre si tenían amigos dentro de las instituciones públicas para que les entregaran esas concesiones, ‘Don Antonio’ respondió: “Para construir una planta no se necesita que a uno que le entregue nada, solamente se necesita un terreno, construir la planta y que el que está recogiendo la basura la entregue”. Y luego añadió que así el que “recoge la basura se quita el problema de los rellenos sanitarios”.

En Barranquilla un consorcio cuyo representante legal era Vélez Sierra, operaba el servicio de aseo desde 1994, mucho antes de que se hablara de presencia paramilitar en esa ciudad. Éste había sido contratado por la empresa de capital mixto Triple A que presta los servicios de agua, alcantarillado y aseo en la capital del Atlántico desde 1991. El contrato original fue por cinco años, hasta 1999. Este contrato, luego renovado hasta 2006, fue cedido un año después a la firma Aseo Técnico, cuyo representante también era Vélez.

El segundo punto del para-memo de 2005 dice: “El nuevo gerente de la AAA de Barranquilla se posesionó del cargo a finales del año pasado era el antiguo gerente general de todas las empresas de WV en el país y el exterior, y ha sido a través de WV con quien hemos logrado los acercamientos y compromisos con la AAA para el negocio de Barranquilla”. Cierran este aparte, asegurando que Barranquilla, al igual que Valledupar y Santa Marta, “están ad portas de cerrarse” y que sólo requiere completarse “los pasos finales en Barranquilla”. (Ver para-memo)

Al confirmar esta información, en efecto, en septiembre de 2004, unos meses antes del memo, Carlos Ariza, quién venía de gerenciar InterAseo, llegó a la gerencia de la Triple A, y su junta directiva prorrogó el contrato a Aseo Técnico por otros 12 años, hasta 2018. La selección la hizo un firma cazatalentos, pero según una fuente cercana al proceso, hubo muchas presiones políticas para escoger al ganador.

Sin embargo, según Vélez Sierra, él se disgustó por la salida de Ariza de su empresa y cortó relaciones con este ex empleado hasta hoy. Esta versión fue confirmada por otra fuente.

Al parecer el nombramiento de Ariza fue entendido por los paramilitares como si Vélez hubiera conseguido el control de la Triple A, cuando en realidad esto no fue así.

Es más la extensa prórroga del contrato que consiguió la empresa de Vélez apenas subió Ariza, el gerente que provenía de su casa tuvo más que ver con el hecho de que los socios mayoritarios de la Triple A, la empresa pública de la Comunidad de Madrid, Canal Extensia, tuvieron que negociar con Vélez una deuda que esta empresa había contraído con Aseo Técnico por 14 mil millones de pesos, y parte del acuerdo fue renegociar y ampliar la concesión.

Es más probable que estos “acercamientos”, tuvieran que ver con las gestiones que ellos creían que Vélez podía realizar para que fuera aprobado cuanto antes un nuevo relleno sanitario para Barranquilla, el negocio que tanto les interesaba a los paramilitares. Según dos fuentes diferentes consultadas por Verdad Abierta, desde su llegada Ariza se mostró especialmente apurado por poner a funcionar el nuevo relleno, y apenas llegó, la Triple A comenzó a buscar el lote y más adelante le presentó a la CRA tres predios, y ésta escogió uno llamado Los Pocitos en Galapa (Atlántico).

Pero el negocio enfrentó dificultades con las autoridades ambientales, según consta en varios chats encontrados en el computador de ‘Don Antonio’. En estos él y ‘Gonzalo’ discuten quiénes han debido presentar la solicitud para obtener una licencia ambiental para el nuevo relleno, reiteran su cercanía con Vélez, y sugieren que ya cuentan con la ayuda de la autoridad ambiental en Barranquilla (la Corporación Regional Autónoma del Atlántico, CRA), pero se muestran molestos por supuestas “mangualas” entre Ariza y el gerente de la CRA. Preocupado en uno de los chats por el asunto, ‘Don Antonio’ dice que hay que pedir una reunión con ‘Jorge 40’ “donde esté todo el equipo de basuras pa’ desenredar esto”. (Ver texto de chats)

Pero, las cosas no se desenredaron tan fácilmente como los paramilitares calculaban. Las evidencias que dejaron en el computador de ‘Don Antonio’, llevaron a la Fiscalía a iniciar una investigación preliminar que, según lo confirmó Verdad Abierta con varias fuentes, la llevó a realizar más tarde, en 2008, una visita a esta empresa para averiguar sobre los posibles vínculos del negocio de basuras con paramilitares.

A la Triple A llegaron amenazas y, según dijo a Verdad Abierta, una fuente cercana a los socios mayoritarios de la Triple A, corrían rumores en Barranquilla de que los paramilitares querían meterse al negocio de las basuras. (Ver panfleto).

En 2008 los españoles le pidieron a Ariza que saliera del cargo de gerente, y aunque oficialmente adujeron razones puramente gerenciales, hay varias fuentes que aseguran que sí influyó en la decisión la visita de la Fiscalía y demás presiones.

La CRA se vio luego envuelta en varios escándalos de corrupción e influencia de actores violentos, hubo varios cambios de gerentes, y la licencia para el relleno solo salió en 2008. La Triple A, no concesionó el relleno, aunque hubo varias ofertas para operarlo, y este arrancó a partir de abril de este año. Es un negocio altamente tecnificado que les deja unos 500 millones de pesos mensuales de utilidad.

Con la investigación de la Fiscalía, los cambios en la CRA y la Triple A, ‘Jorge 40’ extraditado, ‘Don Antonio’ preso y ‘Gonzalo’ prófugo, el proyecto de negocio que planearon los paramilitares, según ellos con Vélez, se frustró.

Vélez asegura que no tenía sentido alguno que él hubiera hecho tratos con los paramilitares para darles un relleno al que él no sólo no estaba interesado, sino que se opuso a que entrara en funcionamiento, pues los camiones de basura de su empresa tendrían que recorrer un trecho más largo para llevar hasta allá los residuos. Al ser él contratista de la Triple A, no podía acceder al relleno ni a la concesión del manejo de basuras.

"Es falso lo que dicen esos señores internamente. Yo nunca manejé el relleno, nunca miré un lote, ni visité el relleno, ni pedí ninguna licencia".