Doménico Mancuso: enlace de las Auc con el Ejército en el Catatumbo

El primo de Salvatore Mancuso fue capturado en Italia por la Policía Nacional. En su paso por el Bloque Catatumbo manejó dineros del narcotráfico y fue el puente de comunicación entre sectores del Ejército de Norte de Santander y los ‘paras’.

El antes y el después de Doménico Mancuso.Doménico Antonio Mancuso Hoyos, más conocido en el Catatumbo con los alias de ‘Lucas’, ‘Alejandro’ o ‘David’, fue capturado en la provincia italiana de Imperia, según el director de la Policía Nacional, Rodolfo Palomino. El exparamiltar tenía una circular roja de Interpol por homicidio agravado múltiple y concierto para delinquir en calidad de coautor. (Ver: Justicia aún no llega hasta Doménico Mancuso, ficha clave de las Auc en incursión al Catatumbo)

Un fiscal de la dirección de Derechos Humanos solicitó la medida de aseguramiento por la participación de Doménico Mancuso en la masacre de la Gabarra de mayo de 1999. Las autoridades italianas están confirmando si el exparamiltar tiene nacionalidad italiana, pues en ese caso el gobierno colombiano tendría que pedir su extradición; de lo contrario, sería deportado a Colombia.

Aunque Doménico Mancuso fue parte del Bloque Catatumbo y también delinquió en la Costa Caribe con el Bloque Norte, no hizo parte de la desmovilización colectiva en diciembre de 2004 (Ver: El paso de Salvatore Mancuso por la guerra). Según dijo Salvatore Mancuso en audiencia de Justicia y Paz en 2012 no lo hizo porque “había presiones de altos mandos militares para que no confesara nada”.

En las versiones libres del proceso de Justicia y Paz, los desmovilizados del Bloque Catatumbo dijeron que alias ‘Lucas’ contactó a los paramilitares en Norte de Santander con miembros de la Fuerza Pública y por un tiempo manejó las finanzas del narcotráfico en esa región. Por eso desde 2010, la Unidad de Justicia y Paz compulsó copias de este caso, es decir le notificó a la justicia ordinaria para que evaluara si se iniciaba una investigación y ésta fue asumida por un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos.

Salvatore Mancuso, ex jefe paramilitar del Bloque Catatumbo que fue extraditado a Estados Unidos en 2007, había sido interrogado por la Fiscalía sobre Doménico pero en varias oportunidades negó que un familiar suyo hiciera parte de las filas las Auc. Fue hasta 2012, en una audiencia el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá, cuando Mancuso confesó que su primo decidió ingresar a las Autodefensas luego de que la guerrilla atentó contra su padre, Pascual Mancuso, en su finca La Madera, zona rural del municipio de San Pelayo, en Córdoba.

Los nexos con la Fuerza Pública
El testimonio de Doménico Mancuso es crucial para conocer quiénes fueron los miembros de la fuerza pública que facilitaron la entrada de los paramilitares a Norte de Santander. Cuando los hermanos Castaño planearon la incursión al Catatumbo en 1999, eligieron a Doménico Mancuso como el enlace entre los ‘paras’ y miembros de la Fuerza Pública en la zona. Los detalles de las reuniones con los militares y qué fue lo que supuestamente se acordó en cada una de ellas solo los conoce Doménico Mancuso.

Fue elegido como la ficha de enlace no solo por ser una persona de confianza de Salvatore Mancuso, sino porque conocía algo del mundo castrense dado su breve paso por la Escuela Militar de Cadetes y, posteriormente, por la Escuela Naval.

Según Salvatore Mancuso, Carlos Castaño contactó al general (r) Iván Ramírez Quintero, quien en ese entonces era comandante de la Primera División del Ejército, con sede en Santa Marta, y con el general (r) Mario Fernando Roa, comandante de la Segunda División del Ejército, con sede en Bucaramanga, para coordinar la entrada de los paramilitares en Norte de Santander.

De acuerdo con las versiones de los desmovilizados, a su vez Roa designó al Coronel (r) Víctor Hugo Matamoros y al Mayor (r) Mauricio Llorente para que se reuniera con Doménico Mancuso en Bucaramanga y Cúcuta. En el caso de Matamoros, en diciembre de 2009 el Tribunal Superior de Bogotá lo absolvió por falta de pruebas.

Llorente fue condenado a 40 años de prisión por nexos con paramilitares tras admitir que se reunió con alias ‘David’, quien es el mismo Doménico Mancuso, en el hotel Bolívar de Cúcuta donde le informó quiénes eran los miembros del Ejército y de la Policía que les iban a colaborar a los paramilitares en Norte de Santander.

Según Mancuso, Doménico también se reunió con el general (r) Alberto Bayardo Bravo Silva, en ese entonces comandante de la Quinta Brigada del Ejército con sede en Bucaramanga, quien fue destituido luego de la masacre de la Gabarra en julio de 1999. Después de ello fue designado el fallecido general Martín Orlando Carreño, a quien Mancuso dice conoció en Córdoba y con quien él mismo puso en contacto con Doménico.

Además de estos militares, Doménico tuvo encuentros con altos mandos de la Policía en Norte de Santander. “Cuando se dio incursión al Catatumbo eso fue de frente, ellos sabían, no fue a escondidas, hubo omisión deliberada. Todo fue en coordinación con ellos, era pedido que ellos venían haciendo desde 1996”, dijo Salvatore Mancuso.

Los negocios de la droga y los asesinatos
A su llegada al Catatumbo, los Castaño encargaron los negocios del narcotráfico a un grupo conocido como ‘Los azules’, pero muy pronto hubo sospechas de que estaban robando dinero, entonces desde comienzos de 2000 le pidieron a Doménico Mancuso que se encargara de fiscalizar los dineros que dejaba la producción de narcóticos en esa región del país. A Doménico le pagaron una mensualidad por fiscalizar esos dineros y presentarle reportes a su primo en Córdoba.

“Yo conocí a alias ‘Lucas’, en ese momento no sabía el nombre y uno se cuidaba de hacer ciertas preguntas, cuando fundé el Frente Tibú lo que vi es que él llevaba las cuentas de ‘los Azules’ y también revisaba los gastos y la plata del Frente”, dijo en audiencia de Justicia y Paz el exparamiltar José Bernardo Lozada, alias ‘Mauro’.

Por su parte Jorge Iván Laverde Zapata, alias ‘El Iguano’, exjefe paramilitar del Frente Fronteras, dijo que se reunió en seis oportunidades con Doménico revisar las cuentas de su grupo.

Otros postulados han asegurado que Doménico Mancuso también ordenó algunos asesinatos en el Catatumbo. “Él dio la orden de varios homicidios que los urbanos cumplimos”, dijo Edilfredo Esquivel Ruiz, alias ‘El Osito’. Lo mismo ha dicho Albeiro Valderrama Machado, alias ‘Piedras Blancas’.