El Salado: “Sin justicia no habrá paz”

entrega-cuerpos-el-saladoAsí fue la conmovedora entrega de nueve cuerpos de las víctimas de la masacre de El Salado, en Bolívar.

Las familias de nueve personas cuyos cuerpos fueron exhumados en mayo de 2013, por fin pudieron sepultarlos este fin de semana. En febrero del año 2000, luego de la masacre cometida por los paramilitares, los cuerpos fueron enterrados en cinco fosas comunes que el CTI de la Fiscalía había exhumado días después de la tragedia, y que volvió a inhumar de inmediato, dado que no había condiciones para entrega. En 2013 volvieron a ser exhumados para entregarlos con toda dignidad, pero solo hasta este fin de semana se logró hacerlo. Algunos cuerpos tienen piezas óseas perdidas, lo cual creo un gran malestar entre la comunidad. Por eso mismo la Fiscalía pidió perdón:  

“Pido perdón por no haber dimensionado la magnitud de su tragedia, por no haber comprendido el dolor, por lo que se hizo mal hace 15 años, por lo que hicimos a medias, por lo que dejamos de hacer durante tantos años, y les pido perdón por llegar al extremo de sugerir que era de ustedes la responsabilidad de parte de la pérdida de los cuerpos”, afirmó el coordinador de la Dirección Nacional de Justicia Transicional, Héctor Eduardo Moreno, durante su intervención en las exequias.  

La ceremonia transcurrió en medio de una gran solemnidad en la Iglesia de este corregimiento, a solo unos pasos de la cancha donde ocurrió la masacre. Por parte de las víctimas, Ladis Redondo Torres leyó una carta en la que aseguraba que sin justicia no habrá paz, y que hasta que no se conozca por qué ocurrió la masacre, quiénes financiaron a los paramilitares, qué políticos estaban detrás de esto, ella y el resto de campesinos de El Salado, no descansarán. “Hoy por fin parimos, pero aún faltan pujos”, agregó.

Click to enlarge image 1.jpg

Josefa Zabala Cárdenas perdió a su hijo Euclides Rafael Torres Zabala, uno de los nueve restos que entregó la Fiscalía este fin de semana.