Categoría: Masacres
Creado en Miércoles, 21 Marzo 2012
Última actualización en Miércoles, 21 Marzo 2012
Publicado el Martes, 20 Marzo 2012

La masacre de Paloquemado, Norte de Santander

Con las confesiones de alias ‘El Loro’ y ‘Pica-Pica’, la Fiscalía 34 de Justicia y Paz logró reconstruir otra de las ocho masacres cometida por el Frente Héctor Julio Peinado.
  
Desmovilizados del Frente Héctor Julio Peinado, el grupo paramilitar que delinquió en el Sur del Cesar, han confesado ocho masacres en Cesar y Norte de Santander. Foto archivo Semana

-Las masacres de Puerto Patiño y Guamalito contadas por 'paras'
-Las otras masacres de 'Juancho Prada'

Ábrego está ubicado en el sur occidente de Norte de Santander y colinda con el sur del Cesar. Desde la década de 1980 los paramilitares estuvieron en esta zona, primero con un grupo financiado por el finquero Luis Obrego Ovalle y luego a cargo de Juan Francisco Prada Márquez alias ‘Juancho Prada’, el jefe paramilitar del sur del Cesar. Con el pretexto de combatir al Eln en la zona, los paramilitares cometieron varias masacres, entre ellas, la de Paloquemado.

La Fiscalía 34 de Justicia y Paz denominó este hecho así porque ocurrió en una vereda que lleva ese nombre y pudo reconstruir los crímenes a partir de las confesiones de Wilson Salazar alias ‘El Loro’ y Javier Antonio Quintero alias ‘Pica-Pica’, dos ex patrulleros del grupo de ‘Prada’ conocido durante la desmovilización como Frente Héctor Julio Peinado Becerra.

La masacre ocurrió en la madrugada del 8 de marzo de 1999 cuando las víctimas dormían en sus casas. Alias ‘Pica-Pica’ confesó en una versión libre que la incursión a Paloquemado fue planeada por Alberto Durán Blanco alias ‘Barranquilla’, entonces jefe militar de los ‘paras’ en esta zona, con el subcomandante del Batallón de Ocaña, un militar que ha sido señalado por otros desmovilizados de haber tenido vínculos con los paramilitares de la región.

Según ‘Pica-Pica’, el militar les ofreció un “guía” para que los llevara hasta la vereda y les señalara  a las víctimas, acusadas de ser presuntas colaboradoras del Eln. El ex paramilitar dijo que el guía fue alias ‘Patrinco’, un ex guerrillero que terminó uniéndose al Frente Héctor Julio Peinado y quien además los acompañó en varias incursiones en Cesar y Norte de Santander.

El día de la masacre
Según los planes acordados con el militar, alias ‘El Loro’, ‘Niño Escobar’, ‘Fredy’, ‘Guacarnao’, ‘El Gato’ y ‘García’ se movilizaron en una camioneta junto alias ‘Patrinco’ para llegar a la medianoche a la vereda. En una versión libre, alias ‘Pica-Pica’ recordó que de dos viviendas se llevaron a cuatro señores. A dos les dispararon y los asesinaron en el lugar, mientras a los otros los secuestraron y los subieron a la camioneta. Allí los interrogaron y luego asesinaron al tercero de las víctimas.

La masacre también fue confesada por alias ‘El Loro’. “Las personas fueron secuestradas en un lugar y muertas en otro. Las cogimos en la vereda y las matamos en la carretera… Se les dio muerte porque ‘Patrinco’ decía que eran guerrilleros”, dijo el ex paramilitar.

El 28 de diciembre de 2001, cuando la Fiscalía volvió a preguntarle a ‘Pica-Pica’ por los hechos, el desmovilizado recordó las torturas.  “Uno de los señores fue torturado detrás de la casa de donde se le sacó. Lo metimos en una pileta para que hablara, para sacarle información… En la camioneta llevamos a dos que eran hermanos y cuando le doy muerte a uno de ellos, el otro me dice que lo mate a él también. Recuerdo que le pegué dos culetazos con el fusil, y el otro quedó ahí vivo, llorando al hermano”, le confesó el ex paramilitar a la Fiscalía.

La Unidad de Justicia y Paz documentó que tras el asesinato de los tres señores en Paloquemado, 16 integrantes de una sola familia salieron desplazados de la región. Según datos del Registro Único de Población Desplazada, Rupd, en 1999, de Ábrego salieron expulsadas 187 personas. Entre 1998 y 2011, según el mismo registro, 3.358 personas fueron desplazadas por el conflicto armado en este municipio.

En versiones libres, los ex paramilitares del Frente Héctor Julio Peinado han confesado ocho masacres, dos de ellas en Ábrego. La de Paloquemado y la de Playa de Belén, cometida en el 23 mayo de 1999, en la que fueron asesinadas nueve personas. En Norte de Santander este grupo paramilitar cometió otra masacre en Guamalito, en el municipio de El Carmen, el 25 de marzo de 2001, donde fueron asesinadas cinco personas.

Las otras masacres confesadas fueron cometidas en Cesar en Puerto Patiño, ocurrida el 15 de enero de 1995 en Aguachica; la de Minas, el 7 de diciembre de 1996 en San Alberto; la de Cerro Redondo, el 6 de febrero de 2000 en Aguachica; la de Santa Rosa de Caracol, el 8 de diciembre de 2001 en Aguachica, y la de Las Margaritas, el 4 de marzo de 2002, en Aguachica.

La masacre de Paloquemado fue imputada a alias ‘Pica-Pica’ durante la más reciente audiencia realizada por la Fiscalía 34 de Justicia y Paz ante un juez en los Tribunales de Cundinamarca.

*La imputación de cargos es la fase inicial del juicio antes de que los magistrados dicten una sentencia que condene al paramilitar y repare a las víctimas.