De los ‘guelengues’ al Bloque Élmer Cárdenas

El grupo paramilitar que delinquió en el Urabá chocoano y en cinco departamentos comenzó con un grupo de 40 hombres, financiados por un ganadero.

 

  

Freddy Rendón Herrera alias 'El Alemán' fue el jefe del Bloque Élmer Cárdenas desde 1995 hasta abril de 2006. Foto archivo Semana

-'El Alemán' y la parapolítica en Chocó
- ‘El Alemán’ reveló presuntos nexos con políticos del Chocó
- 'El Alemán' asegura que financió 23 políticos en todo el país

 

El 12 de abril de 2006 en Necoclí, Antioquia, 309 paramilitares se desmovilizaron como exintegrantes del Bloque Élmer Cárdenas, a cargo de Freddy Rendón Herrera alias ‘El Alemán’, uno de los pocos exjefes paramilitares que no fue extraditado en 2008.

Sin embargo, este Bloque que delinquió en el Urabá chocoano y en cinco departamentos llegó a tener 1.500 paramilitares en sus filas, dejando 11.127 víctimas entre asesinatos, desapariciones y desplazamientos, según el reporte de Justicia y Paz. El grupo comenzó con 40 hombres pero con la financiación de la Casa Castaño, los ganaderos y el narcotráfico se expandió por la región.

Durante la audiencia de control de legalidad contra alias ‘El Alemán’, la Fiscalía documentó ante un magistrado cómo nació y delinquió este grupo paramilitar.

De Córdoba a la ‘mejor esquina del mundo’
El Bloque Élmer Cárdenas tuvo sus orígenes en las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), creadas por los hermanos Castaño en Córdoba con el pretexto de combatir a las guerrillas y dominar las tierras más ricas de la región. Tras la muerte de Fidel Castaño en 1994, sus hermanos ordenaron la incursión del oriente Antioqueño con un grupo llamado ‘Los 20’ o ‘Los Escorpiones’, que luego se convirtió en el Bloque Bananero, a cargo de Hébert Veloza alias ‘H.H.’.

Instalado ese Bloque en Turbo y en los municipios de Apartadó, Carepa y Chigorodó donde se cultivaba el banano, los hermanos Carlos y Vicente Castaño ya sabían que su ubicación era estratégica. “Urabá es considerada la mejor esquina del mundo por el golfo, por su conexión con Centroamérica y por las fronteras entre Córdoba, Antioquia y Chocó. Se ubicaron en las goteras de Necoclí, en el corregimiento de Pueblo Nuevo, Antioquia”, dijo un fiscal de Justicia y Paz.

La Fiscalía explicó que el grupo paramilitar tuvo su semilla en las Convivir, empresas de seguridad privada, que había en la zona, y se financió con aportes de la Casa Castaño, el narcotráfico, el contrabando y cuotas de los ganaderos. Alias ‘El Alemán’ contó que la pieza clave en esta zona fue el ganadero Carlos Alberto Ardila Hoyos alias ‘Carlos Correa’, un terrateniente que tenía cientos de hectáreas con cabezas de ganado en el Urabá.

“‘Carlos Correa’ era el financiero del Frente 58 de las Farc. A Arnoldo Vergara le dieron la orden de matarlo, pero no lo encontró. Entonces Carlos Castaño lo mandó llamar y le dijo que se uniera  a los paramilitares, que no se hiciera matar y que creara un grupo paramilitar. Correa formó un grupo y Castaño le puso de segundo a Vergara para que lo vigilara”, contó alias ‘El Alemán’.

‘Los guelengues’
Así se llamó el grupo creado por ‘Carlos Correa’, según ‘El Alemán’, porque tenía apenas 30 paramilitares y porque en lugar de llevar equipo de campaña, cargaba sus armas y municiones en costales de finca. “Ellos estaban ubicados en una finca al sur del matadero de Necoclí conocida como ‘La 70’. En ese punto se unían con ‘Los 90’, un grupo de Castaño”, dijo el exjefe paramilitar.

Alias ‘El Alemán’ contó que en la década d 1990 trabajaba en una proveedora de alimentos en el Urabá y que fue así como conoció a ‘Carlos Correa’. “Eso fue en 1995. ‘Carlos Correa’ me compraba víveres y él me presentó a Carlos Castaño. Me reuní con él cerca del Mellito sobre el río Mulatos. Le escuché por primera vez un discurso. Habló de que tocaba defender la institucionalidad y que el Gobierno era incapaz de mantener la honra de los hombres. Le expresé que estaba de acuerdo y me preguntó: ¿Usted de dónde es? Y yo le dije: del pueblo más hermoso de Colombia, de Amalfi. Entonces de respondió: primito, bienvenido a las autodefensas”.

Aunque el jefe del grupo que delinquía en el norte de Antioquia estaba a cargo de ‘Carlos Correa, la Fiscalía explicó que desde 1995 ‘El Alemán’ hizo parte de la vocería del grupo y a partir de 1997 firmó documentos como parte de la cúpula de las Auc. Cuando el grupo creció en hombres y en armas,  desde del norte de Antioquia se movilizaron hasta Riosucio, Unguía y Acandí, para delinquir en el Urabá chocoano. Después de la muerte en 1997 de Élmer Cárdenas, un integrante del grupo, los ‘guelengueros’, luego ‘Grupo de La 70’, asumieron el hombre de ese ex paramilitar.

Según la Fiscalía, entre ‘Carlos Correa’ y ‘El Alemán’ el Bloque Élmer Cárdenas realizó varias incursiones como el Operativo La Bonga en Pueblo Nuevo (Antioquia), Operación Horqueta en La Horqueta (Cundinamarca), Operación Remacho sobre el río Jiguamiandó (Chocó) y la Toma de Dadeiba (Antioquia), ocurrida el 25 de diciembre de 2001. Alias ‘El Alemán’ reconoció que además de delinquir en el norte de Antioquia y en el Chocó también lo hizo en zonas rurales de Córdoba, Cundinamarca, Santander y Boyacá (ver nota “Víctor Carranza fue autodefensa”: alias ‘El Alemán’).

En octubre de 2005, alias ‘Carlos Correa’ fue asesinado por el escolta de alias ‘Gaba’, encargado de las comunicaciones del grupo paramilitar. Alias ‘El Alemán’ asumió el Bloque.

Sin nombres   
Durante la audiencia de control de legalidad, alias ‘El Alemán’ reconoció ante los magistrados que su grupo paramilitar creció con la complicidad de los empresarios de la región. Sin embargo, no entregó nombres. “No me vengan a decir que los gremios empresariales hicieron sus riquezas muy pulcras. Todas las empresas de la región donde actuamos hoy sus propiedades tienen más valor. Todos se beneficiaron porque bajaron los índices de secuestros”, dijo.

Para delinquir en varias zonas, ‘El Alemán’ explicó que desarrollaron una figura llamada PDS, Promotores de Desarrollo Social, un grupo de hombres adscritos a las autodefensas que se dedicaban a dar cátedras a la población sobre cómo y por qué delinquían las Auc.

También, indicó, instalaron como los demás grupos paramilitares escuelas de entrenamiento que entre el listado de la Fiscalía fueron mencionadas Mapanaco, El Parque, El Roble, La Barracuda, Samuel Hernández, Dadeiba y Nueva Luz, principalmente en Necoclí y en Dadeiba, Antioquia.

“En estas escuelas eran entrenados todos los paramilitares del Bloque. La formación tenía tres fases. La primera era de 51 días, en la cual se enseñaba sobre estructura, estatutos y se desarrollaban pruebas de estado físico. La segunda, de 30 días, era sobre armas, tiro, cursos de natación, lanzamiento de patada, brazada, cursos de explosivos y primeros auxilios. Y la tercera, de 30 días, era sobre estrategia militar, inteligencia y contrainteligencia”, señaló la Fiscalía.

En estas escuelas los entrenadores eran extranjeros y ex militares como Carlos Mauricio García alias ‘Doble Cero’. Cuando el magistrado le preguntó a alias ‘El Alemán’ sobre la participación de militares, el exjefe del Bloque Élmer Cárdenas aseguró “que no nos gustaba trabajar con ellos porque los que llegaban era porque habían tenido problemas y tenían malos comportamientos”. Sin embargo, dijo que algunos de ellos podrían explicarle al país sobre la lucha antisubversiva.

“Señoría, yo no señalaría con nombre propio a un general porque en la literatura sabemos que desde 1965 los militares tienen una línea de apoyo con las autodefensas. Sin que eso le representara ir a la cárcel, Harold Bedoya, un gran militar y patriota, podría contarnos un poco la historia y el papel del Ejército. También Rito Alejo del Río. Hay unos ocho o diez generales que podrían hablar”, dijo el exjefe paramilitar.

La audiencia de control de legalidad contra ‘El Alemán’ continuará hasta el viernes 3 de junio de 2011.