Lafaurie y Pretelt señalados de nuevo por Mancuso

El ex ‘para’ dio detalles de las presuntas reuniones en las que el ex ministro y el ganadero le pidieron su apoyo para la relección del ex presidente Uribe y el nombramiento del fiscal Iguarán.

Mancuso--sabasMancuso se desmolvilizó hace siete años y desde el 2008 fue extraditado a una cárcel de Virginia en Estados Unidos. Foto: Semana

El ex jefe paramilitar del bloques Córdoba y Catatumbo, Salvatore Mancuso, aseguró que después de su desmovilización, empresarios y funcionarios públicos seguían buscando su apoyo con fines políticos. Mancuso, quien se encuentra extraditado desde 2008, aseguró haberse reunido en 2005 con José Felix Lafaurie, actual presidente de Federación Nacional de Ganaderos, Fedegan, y en 2006 con  el ex ministro Sabas Pretelt de la Vega.

Desde una cárcel de Virginia en Estados Unidos, Mancuso señaló que Pretelt le pidió a Vicente Castaño su apoyo para la reelección en 2006 del ex presidente Álvaro Uribe. De la misma manera aseguró que Lafaurie lo buscó para que respaldara la elección del fiscal Mario Iguarán en 2005.

Durante la misma audiencia de Justicia y Paz, Benito Osorio, quien durante 10 años fue el presidente del Fondo Ganadero de Córdoba, declaró que fue testigo de dicha reunión entre Mancuso y Lafaurie. “Yo recogí a José Felix en el aeropuerto de Córdoba y lo llevé a la casa de Salvatore en el barrio la Castellana, en Montería”, agregó.
 
No es la primera vez que Mancuso se refiere a esta reunión. Según el desmovilizado, en esa reunión, Lafaurie dijo venir en representación del gobierno, y en especial del ex ministro Sabas Pretelt. “Fue entonces que el dirigente gremial me pidió que apoyara la elección del entonces candidato a fiscal Mario Iguarán”, indicó Mancuso.
 
“Me dijo que los ayudara con contactos que tuviera en la Corte Suprema, que era conveniente para nosotros que eligieran a Iguarán porque él fue el ponente de la ley de Justicia y Paz y sabía mucho sobre el proceso”, aseguró Mancuso.

Osorio, quien fue gobernador encargado de Córdoba, respaldó estas acusaciones. Según el ex presidente del Fondo Ganadero, Lafaurie le envío una lista de “políticos y magistrados que podrían ayudar a la elección de Iguarán”, con el fin de que Mancuso verificara si tenía cercanía con alguno de ellos.

Mancuso aseguró que esta lista está actualmente en manos de las autoridades de Estados Unidos.

Sin embargo, según la versión del ex jefe paramilitar, hubo una segunda reunión que tuvo lugar en Los Garzones, el aeropuerto de Montería. En esa ocasión Mancuso le dijo a Lafaurie que no podía apoyar esa elección, porque ya estaba desmovilizado y no tenía la misma influencia sobre los demás jefes paramilitares, ni conocía a magistrados en la Corte Suprema.

Cuando el fiscal de Justicia y Paz le preguntó a Mancuso por el apoyo de otros jefes paramilitares en la elección del fiscal Mario Iguarán, el extraditado dijo que mientras estuvo recluido en cárcel de  la Ceja, Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, le aseguró que él había aportado una cifra cercana a los 5 mil millones de pesos. “Este dinero al parecer pertenecía a Daniel Mejía y a Rogelio (Carlos Mario Aguilar)”, dijo Mancuso.

Sin embargo, en entrevistas realizadas por investigaciones judiciales en 2010 a ‘Macaco’,  el ex jefe paramilitar del Bloque Central Bolívar, negó haber participado, incidido o recolectado dinero para ser entregados a magistrados de la Corte Suprema para que nombraran a Iguarán como fiscal.

En entrevista a Verdadabierta.com en 2011 el ex fiscal Iguarán negó tajantemente estas afirmaciones. “absolutamente nadie puede decir que me compró ni en un solo caso de los el cargo de Fiscal”.
 
Sabas y la relección de Uribe
Según el ex jefe paramilitar, en  medio de las negociaciones de Santa fe de Ralito a comienzos de 2006, el entonces ministro de del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt le pidió a Vicente Castaño colaboración para la reelección del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez. En el encuentro que se dio en cercanías a Valledupar participaron Salvatore Mancuso, Rodrigo Tovar Pupo alias ‘Jorge 40’, Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’ y Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián bolívar’.

“La reunión tenía como fin persuadir a ‘Jorge 40’ para que se desmovilizara como nosotros ya lo habíamos hecho. En un punto de la reunión Sabas le propuso a Vicente Castaño acompañar al presidente Uribe en su reelección”, aseguró Mancuso.

De acuerdo con la versión del ex ‘para’ en ese momento Castaño manifestó que “la relección contaba con el apoyo de las Auc”. Sin embargo, Mancuso aseguró que no tiene conocimiento de si dicho apoyo se materializó.

Estos hechos ya habían sido denunciados por John Jairo Sánchez, alias 'Centella', quien acusó al ex ministro de haberse reunido en la finca La Chava, cerca de Valledupar, con Salvatore Mancuso, Jorge 40 y otros paramilitares, para promover la reelección de Álvaro Uribe.

A raíz de estas declaraciones, en marzo de 2011 se abrió una investigación premilitar por parapolítica en contra del ex ministro.  Al respecto Pretelt reconoció haberse reunido no una, sino muchas veces con estos grupos, tanto como presidente de Fenalco como en su condición de ministro del Interior y de Justicia. Sin embargo, aclaró que en ninguna de esas reuniones se trató de reelección, sino que estas fueron siempre concertadas para tratar el tema de la desmovilización.

Pero las reuniones entre Sabas Pretelt y los hermanos Castaño venían de tiempo atrás, según Mancuso. “A Sabas lo conocí en 1995, porque era un visitante asiduo de los campamentos de Carlos Castaño, a donde iba a acompañado con el ex presidente de Fedegan, Jorge Visbal Martelo, que era muy cercano a las Auc”.

Tanto Visbal como Pretelt han asegurado que las reuniones que tuvieron en los 90 con las Auc, se dieron en el marco de su participación como miembros  del consejo nacional de paz, promovido por el Ministerio de Defensa, con el fin de lograr aproximaciones con los grupos al margen de la ley.