El Frente Meta, la ‘célula’ del Centauros

El Bloque Centauros que actuó en los Llanos Orientales y Cundinamarca tuvo ocho tentáculos. El primero de ellos fue el Frente Meta, que tuvo su base en San Martín.

El Frente Meta fue el eje de la expansión del Bloque Centauros entre 1998 y 2006. Foto VerdadAbierta.comLas autodefensas en los Llanos Orientales tuvieron su origen en un grupo financiado desde Puerto Boyacá, por los narcotraficantes Gonzalo y Henry Pérez. En una versión libre, Manuel de Jesús Pirabán alias ‘Pirata’ contó que hizo parte de eso grupo en 1990 pero que tras la muerte de los Pérez, el grupo se debilitó y él se hizo a cargo de una facción que se instaló en San Martín, Meta.

Se llamaron Autodefensas de San Martín y según las confesiones de Jorge Humberto Victoria alias ‘Don Raúl’, un capitán retirado del Ejército cómplice de los hermanos Carlos y Vicente Castaño, este grupo fue contactado por los paramilitares del Urabá para que les ayudaran a incursionar los Llanos. Justicia y Paz documentó que esa incursión fue en julio de 1997, cuando 80 paramilitares de la Casa Castaño llegaron hasta San José del Guaviare, Guaviare, y se movilizaron hasta Mapiripán, Meta, donde cometieron una masacre.

Para instalarse en los Llanos, los paramilitares provenientes del Urabá se fusionaron con las Autodefensas de San Martín de ‘Pirata’, y por iniciativa de José Efraín Pérez alias ‘Eduardo 400’ se rebautizaron como Bloque Centauros. Este grupo, que según la Fiscalía tuvo presencia en 60% del territorio del Meta, empezó su expansión con un frente que tuvo ese nombre y que agrupó a las autodefensas instaladas en San Martín y a los grupos que venían llegando desde el Urabá.

Según la reconstrucción que hizo la Fiscalía, el Frente tuvo como jefe general a ‘Don Raúl’, como jefes militares a ‘Eduardo 400’ y a Luis Omar Marín alias ‘Matías’ y como jefe de finanzas a Jesús Emiro Pereira alias ‘Huevo de pisca’. En versiones libres, los ex paramilitares han dicho que llegaron al Llano para combatir a los Frentes 27, 31, 43 y 44 de las Farc que secuestraban y extorsionaban a los pobladores de la región.

“El Frente Meta fue la columna vertebral del Bloque Centauros”, leyó la Fiscalía, explicando que la principal base paramilitar estuvo en San Martín, a una hora de Villavicencio, donde los jefes fueron ‘Pirata’ y alias ‘Estopín’. El grupo aumentó la tropa creando cuatro contraguerrillas: Las Águilas a cargo de ‘El teniente César’; La Pica-Piedra, de Éder Luis Martínez alias ‘Babillo’; Cobra a cargo de Edilson Cifuentes alias ‘Richard’ y Dragones, a cargo de Melquisedec Henao alias ‘Belisario’.

La Fiscalía documentó que entre 1998 y 1999 el Frente envió un grupo de ‘urbanos’ para tener presencia en Villavicencio, y reforzó otro grupo de ‘urbanos’ en San Martín a cargo de Luis Árlex Arango alias ‘Chatarro’. Entre 2000 y febrero de 2002, el grupo creció con tres estructuras: la del Meta, la del Guaviare y la de Paratebueno (Cundinamarca), cada una con 120 hombres.

En Paratebueno nació el Frente que luego se llamó Pedro Pablo González,  cuyo nombre era el del jefe militar de ese grupo, alias ‘Puño’, quien murió en un enfrentamiento con el Gaula en junio de 1999 en Barranca de Upía, Meta.

En febrero de 2002, el Bloque Centauros cambió de jefes y el Frente Meta también. Justicia y Paz documentó que para esa fecha el narcotraficante Miguel Arroyave alias ‘El Arcángel’, tras su salida de la cárcel Modelo de Bogotá, llegó a los Llanos Orientales y por orden de Vicente Castaño se impuso por encima de alias ‘Don Raúl’.

Daniel Rendón Herrera alias ‘Don Mario’
fue designado jefe de finanzas;  Manuel de Jesús Pirabán fue nombrado jefe militar; José Eleazar Moreno como ‘El Político’ y Teodosio Pabón alias ‘El Profe’ como el ideólogo. El Frente Meta quedó en cabeza de Arley Úsuga Torres alias ‘El Zarco’.

Financiándose con impuestos al ‘gramaje’, al narcotráfico, el Frente Meta tenía suficientes hombres como para crear en 2003 otros dos grupos: El Frente Hernán Troncoso a cargo alias ‘Chatarro’ en Lejanías, Mesetas, Vista Hermosa, Puerto Lleras y La Uribe; así como el Frente Ariari a cargo de Mauricio de Jesús Roldán alias ‘Julián’ en Castilla La Nueva, San Carlos de Guaroa, El Dorado, El Castillo, San Martín, Granada, así como Puerto Rico y Mapiripán.

Tras la negociación con el gobierno para la desmovilización, este Frente se adhirió al Héroes de los Llanos, una de las tres subdivisiones del Centauros, en cabeza de ‘Pirata’. El grupo se desmovilizó el 11 de abril de 2006 en Puerto Lleras, Meta.

Alias ‘Chatarro’
Durante la misma audiencia de Justicia y Paz en que la Fiscalía 5 reconstruyó la historia del Bloque Centauros, la magistrada interrogó a Luis Árlex Arango, alias ‘Chatarro’,  quien contó cómo ingresó a los paramilitares que tenían presencia en San Martín:

Luis Árlex Arango alias ‘Chatarro’

Nació en 1977 y proviene de una familia campesina que fue desplazada del Valle del Cauca en la década de 1940. Pasó su infancia en Vista Hermosa, Meta, donde salió desplazado cuando tenía once años. “La UP (Unión Patriótica) determinó que no éramos bienvenidos en el pueblo. Entonces nos fuimos para Dos Quebradas, en Granada, de donde volvimos a ser desplazados”, dijo Arango.

El desmovilizado contó que la familia buscó refugio en San Martín, donde pudieron vivir tranquilos durante algunos meses. “Trabajé en una panadería y luego recogiendo chatarra (de ahí luego su alias en las Auc). Estaba en sexto bachillerato y me daba pena ir a recoger chatarra. Con unos amigos también ofrecíamos el servicio de hacer aseo en los solares”, recordó.

Según el desmovilizado, entre 1987 y 1988 el primer grupo de autodefensas llegó a Vista Hermosa y su papá decidió que regresaran al pueblo. Pero en 1991 este grupo se acabó “y tuvimos que volver a San Martín”, contó. “En esa época tenía un odio visceral contra la izquierda, la UP y la guerrilla.  Fue una época de pobreza, de pan y agua de panela, porque lo perdimos todo”, dijo.

El desmovilizado contó que en 1995 ingresó al Batallón XXI Vargas, con sede en Granada, donde prestó servicio militar. “Yo sentía mucho odio y mi idea era ir a combatir a la guerrilla. Yo duro en el Ejército hasta noviembre de 1996 cuando hablo con ‘Pirata’ y le pido ‘trabajo’ por referencia de Hernán Troncoso”, contó el ex paramilitar.

‘Chatarro’, como empezó a llamarse en las filas del Centauros, quedó a cargo de ‘Pirata’ y fue enviado al grupo de urbanos que delinquía en San Martín. Fue uno de los jefes militares del grupo armado ilegal y cabeza del Frente Hernán Troncoso, que tuvo presencia en el occidente de Meta. También estuvo a cargo del Frente Ariari, un conjunto de municipios bañados por los ríos Ariari, Guape y La Cal, de tierras muy fértiles en el noroccidente del departamento.

*La información fue expuesta durante una audiencia de legalización de cargos contra 23 ex paramilitares del Bloque Centauros de las Auc.