'Paras' que no están en Justicia y Paz ayudan a esclarecer crímenes en Casanare

La colaboración de ex combatientes de las Autodefensas Campesinas de Casanare permitió aclarar varios asesinatos, desapariciones y desplazamientos, que llevaban casi una década en la impunidad. Los ex ‘paras’ piden ahora que los incluyan en Justicia y Paz.

14 presos de las ACC colaboraron con la fiscalía de Justicia y Paz para esclarecer los crímenes de 'Coplero' en Casanare.

- El 'Coplero' de las Acc ha confesado 214 crímenes
-
Paramilitares reclutaban niños a la fuerza en Casanare
- Parapolítica, mentiras y videos en el Casanare
-
Exhuman 34 osamentas en Meta y Casanare
- Condenan a 20 años de prisión a dos ex "paras" de Casanare
- Fiscalía y Procuraduría piden condenar a firmantes del ‘Pacto de Casanare’

Aunque no están postulados a Justicia y Paz porque fueron capturados antes de la desmovilización, 14 presos de las Autodefensas Campesinas de Casanare (ACC) apoyaron la versión libre de José Reinaldo Cárdenas, alias ‘Coplero’, uno de los pocos miembros de este grupo que está rindiendo versión libre, y lograron esclarecer más de 58 crímenes que hasta ahora no se habían resuelto.

A la audiencia ante el despacho 16 de Justicia y Paz participaron, además de ‘Coplero’, Josué Darío Orjuela, alias ‘Solín’, ex jefe de todas las escuadras urbanas de Casanare; Alexander Urbina, alias ‘Careloco’, ex jefe militar de las ACC; Jairo Espejo Rivera, alias 'Yimmy’, ex jefe en Boyacá, entre otros. Los ex ‘paras’ esperan que, con su colaboración, los postulen a Justicia y Paz.

Las Autodefensas Campesinas del Casanare fueron creadas porHéctor Buitrago y sus dos hijos Héctor Germán, alias 'Martín Llanos' y Nelson Orlando, alias ‘Caballo’ a finales de los años setenta. 'Martín Llanos' alcanzó a negociar con el gobierno la desmovilización de las ACC, pero finalmente Luis Eduardo Linares alias ‘HK’, mando militar del grupo obstaculizó la dejación de armas, lo que explica que sean tan pocos los ex combatientes de las ACC en Justicia y Paz. En abril pasado Héctor Buitrago, alias 'El Viejo', fue arrestado por la Policía.

Uno de los casos que se pudieron solucionar con la colaboración de 14 presos de la ACC fue el de tres personas que fueron envenenadas con cianuro por los ‘paras’. Según los ex paramilitares en la audiencia, otros combatientes a quienes identificaron con los alias de ‘Chocolate’, ‘Camargo’ y ‘Tinije’, secuestraron a estas personas en una camioneta y se los llevaron a la vereda Río Chiquito en Aguazul.

Allí los retuvieron una semana, los torturaron y los interrogaron sobre sus presuntos vínculos con la guerrilla. Después los asesinaron, “’Solín’ tenía la orden de ensayar una arma tóxica para torturar”.

Contaron que este paramilitar les echó cianuro en la boca, un veneno letal que impide la circulación del oxígeno en el organismo. Las tres personas se retorcieron por los efectos del veneno, y después fueron ultimados con machetes y desmembrados. Los ex ‘paras’ contaron que luego los enterraron en una fosa en Mata Redonda.

Otro caso que logró esclarecer la Fiscalía fue el asesinato de cinco personas, el 15 de julio de 1999, a quienes identificaron como Jacobo y Javier Chaparro, que eran menores de edad, Ángel José Varón, Jorge Camacho y Carlos Rubiano, que las autodefensas asesinaron por ser supuestos miembros de un banda que robaba ganado.

Estas personas fueron decapitadas y sus cuerpos fueron arrojados en el parque principal de Villanueva cubiertos con plásticos negros.

Los ‘paras’ contaron que asesinaron a estas cinco personas porque supuestamente el comandante de la Policía de Villanueva no quería colaborarles y para, al parecer, mostrar la ineficacia del oficial a los habitantes del municipio y a sus superiores, y así presionar para que fuera relevado. Según la Fiscalía, desprestigiar los miembros de la fuerza pública que se negaban a cooperar fue una de las tácticas que las autodefensas usaron en Casanare para poco a poco infiltrar completamente las autoridades.

Por este crimen Fabio Leguizamón Pulido fue condenado a 40 años de prisión por un tribunal de Yopal.

Otro de los hechos que la Fiscalía logró aclarar fue el del asesinato y desaparición en septiembre de 2001 de  un campesino de apellido Valbuena y de su hija, que tenía seis meses de embarazo cuando se cometió el crimen.

Según dijeron los ex ‘paras’ de las ACC, las autodefensas secuestraron al padre y a la hija, a quienes señalaron de presuntos colaboradores de la guerrilla. Los criminales además les robaron el carro y se los llevaron a Río Chiquito, vereda de Aguazul, donde los retuvieron tres días.

En ese sitio, los paramilitares los interrogaron torturándolos y se los llevaron a un sitio conocido como Hato Tamarindo, donde los asesinaron con machetes y cuchillos. ‘Coplero’ agregó en la versión libre: “le dije a ‘Chanfle’ que lo ultimara, yo evadí por la muchacha que tenía cuatro meses de embarazo y por eso no me quedé, esperé una hora mientras pasaban los hechos”. Después de matarlos, los 'paras' desmembraron a las dos víctimas y los enterraron en una fosa.

Según documentó la Fiscalía, se volvió sistemático para las ACC torturar a sus víctimas y después desaparecerlos en fosas. Los ‘paras’ trataban de hacer las sepulturas lo más pequeño posible para dificultar su ubicación. “La reglas era que si las autoridades encontraban un cuerpo, la orden de ‘Martín Llanos’ era asesinar al paramilitar que lo había enterrado”, le dijo a VerdadAbierta.com un investigador judicial.

La estrategia de la Fiscalía es ahora tratar de postular estos 14 presos a Justicia y Paz para impulsar nuevas revelaciones sobre parapolítica, masacres, desapariciones y reclutamiento de menores en Casanare. Así  ‘Solín’ prometió entregar la ubicación de más de 300 fosas e información sobre políticos del departamento si los incluyen en  Justicia y Paz.

La solicitud de postular más miembros de las ACC a la ley de Justicia y Paz cuenta con el respaldo de asociaciones de víctimas y de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (Cnrr). Según el Noticiero del Llano podrían ser más de 150 ex miembros de la ACC que están detenidos y que piden ser admitidos en Justicia y Paz.

Este intento de reconstruir los peores episodios de la violencia en Casanare fue resaltado por las víctimas de los ‘paras’ que asistieron a la audiencia. Voceros de la Fundación Yovany Quevedo, una organización de víctimas en Casanare, dijeron que era la primera vez que estaban satisfechos de una versión libre de ex miembros de las ACC.

La presencia de ‘Solín’ en la audiencia fue clave porque era uno de los segundos de Héctor Germán Buitrago, alias ‘Martín Llanos’ y estaba en el estado mayor de las ACC. ‘Solín’ tenía mando sobre más de 800 paramilitares y fue el que entregó el video donde el ex gobernador de Casanare Miguel Ángel Pérez le recibe 500 millones de pesos a ‘Martín Llanos’, que sirvió para condenar el político.

“‘Coplero’ solo no puede esclarecer todos los hechos, y hemos venido colaborando con Justicia y Paz de manera voluntaria, pero siempre con el propósito de que el gobierno nos dé la oportunidad de entrar a Justicia y Paz, para poder esclarecer la totalidad de los hechos de la organización a la que pertenecimos”, dijo ‘Solín’ en entrevista con Llano 7 días.

Por eso varias víctimas dijeron en la audiencia que no les servía que los ex paramilitares de las ACC estuvieran en la justicia ordinaria, pues para ellas es importante que se haga luz en casos claves, en un departamento donde hay casi tres mil desaparecidos.