Los ‘paras’ prófugos del bloque Héroes de Gualivá

En el 2004 las autoridades capturaron a Dorancé Murillo alia 'Jairo Chiquito' el cabecilla del bloque Héroes de Gualivá de las Auc que delinquía en el occidente de Cundinamarca. Cuatro años después de su captura, la Fiscalía no sabe del paradero de 97 miembros de este grupo que desaparecieron sin dejar rastro.

En breve: En su versión libre los días 9, 10 y 11 de diciembre ante la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía el jefe paramilitar del bloque Héroes de Gualivá, Dorancé Murillo Bohórquez, alias ‘Jairo Chiquito’, reveló la historia de su grupo de autodefensas, y la forma como sus hombres se dispersaron tras su captura en el 2004.

Nombres de paramilitares mencionados: Miguel Arroyave, 'Julián Bolivar', 'Carlos Castaño', ‘Pipiro’, ‘Cucaracho’, ‘El Indio’, ‘Mario’, ‘Juancho’, ‘Rodolfo’, ‘Arturo’, ‘Pata de Bala’, ‘Julio’, ‘Pipiro’, ‘Mico Frito’, ‘Nixon’, ‘Miseria’, ‘Sangre’, ‘Polocho’, ‘Paco’, ‘Noño’, ‘Duncan’, ‘Tío Pedro’, ‘Bolsillo’, ‘Banano’, ‘Gasolino’, ‘Peladura’, ‘Tomate’, ‘Trompo’, ‘Pata de Loro’, ‘Milamores’ y ‘Aguapanelo’.

Lugares mencionados en la versión libre: Nocaima, Nimaima, Bagazal, Villeta, Sasaima, Santa Ana, Santa Ines, la Peña, Útica, La Magdalena, Quebradanegra, Tobía Chica y Tobía Baja.


Dorancé Murillo Bohórquez, alias 'Jairo Chiquito', ex jefe del bloque Héroes de Gualivá. Foto Fiscalía.

- El tubo de la abundancia
- Entrevista con ex miembro del bloque Héroes de Gualivá

- Perfil de Miguel Arroyave
- Perfil de Carlos Castaño
- Perfil de 'Julián Bolívar'

- Bloque Héroes de Gualivá

Dorancé Murillo Bohórquez es el único miembro postulado a la ley de Justicia y Paz que pertenecío el Bloque Héroes de Gualivá ya que los 95 hombres que constituían este grupo ilegal nunca se desmovilizaron y a la fecha se desconoce su paradero.

Alias 'Jairo Chiquito' declaró ante la fiscal Bertha Lucía Rodríguez los dias 9, 10 y 11 de diciembre que muchos de sus hombres prefirieron fugarse a desmovilizarse, después de su captura en el 2004, cuando las autoridades lo sorpendieron en Fontibón conduciendo un camión con armamento.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz, no ha reconocido al bloque como parte del proceso de desmovilización, lo cual ha dificultado el inicio de las investigaciones en contra de los 95 miembros prófugos del grupo que siguieron delinquiendo en el departamento. El mismo Dorancé Murillo Bohórquez pudo acogerse a la ley de Justicia y Paz porque el Bloque Central Bolivar lo reconoció como integrante, ya que militó en sus filas desde 1998 hasta el 2000.

Según fuentes del CTI de la Fiscalía, esta situación ha hecho que la investigación de los crímenes de este grupo no haya arrojado resultados, incluso recientemente el ente investigativo realizó una jornada de víctimas en Villeta a la que asistieron un puñado de víctimas que denunciaron algunos crímenes cometidos por este bloque paramilitar.

En su versión libre 'Jairo Chiquito' explicó que su grupo estaba compuesto por un comando central de cuatro jefes militares que delinquían en municipios de Cundinamarca: ‘Pipiro’, en Nociama; ‘Cucaracho’, en La Magdalena; ‘El Indio’, en Guayabal de Síquima; y ‘Mario’, en Albán.

A su vez nombró una persona encargada de manejar las finanzas para la organización conocido con los alias de ‘Adrián’ o ‘Juancho’ y quien también se encuentra prófugo desde 2004.

‘Jairo Chiquito’ nombró a algunos integrantes que pertenecieron a su grupo de autodefensas. Entre ellos los alias de ‘Rodolfo’, ‘Arturo’, ‘Pata de Bala’, ‘Julio’, ‘Pipiro’, ‘Mico Frito’, ‘Nixon’, ‘Miseria’, ‘Sangre’, ‘Polocho’, ‘Paco’, ‘Noño’, ‘Duncan’, ‘Tío Pedro’, ‘Bolsillo’, ‘Banano’, ‘Gasolino’, ‘Peladura’, ‘Tomate’, ‘Trompo’, ‘Pata de Loro’, ‘Milamores’ y ‘Aguapanelo’.

Según la versión de del ex jefe, su bloque ingresó al departamento de Cundinamarca en el 2001, como una disidencia del Bloque Central Bolívar (BCB) comandado por Julián Bolívar’. Para ese entonces el bloque Cundinamarca y el frente José Celestino Mantilla de Ramón Isaza hacían presencia en el departamento.

Antes de su llegada a Cundinamarca, ‘Jairo Chiquito’ fue encargado de las finanzas del BCB al sur de Bolívar y en Santander, donde rindió cuentas al jefe militar de la zona, alias ‘Felipe’, sobre las extorsiones que desarrollaba el Bloque en el departamento hasta el año 2000. Parta ese entonces era conocido con el alias de ‘José’.

En octubre del 2001, Dorancé Murillo Bohórquez, decidió trasladarse al departamento de Cundinamarca con cuatro hombres bajo su mando: alias ‘Omar’ o ‘Teniente’; ‘Tribilín’; ‘Curití’ y ‘Cucaracho’.

Según información de Policía Judicial, ‘Jairo Chiquito’ ingresó a Sasaima huyendo de una confrontación con ‘Julián Bolívar’ por haberle robado unos fusiles. Miembros del Bloque que actualmente tramitan su postulación a la Ley de Justicia y Paz aseguran que el bloque ingresó a Cundinamarca porque algunos de sus hombres fueron acusados de dar información al Ejército Nacional para la realización de una operación militar en contra del BCB.

A los pocos días de haberse instalado en el departamento, ‘Jairo Chiquito’ confesó haber asistido a una reunión en Puerto Berrío con ‘Julian Bolivar’ en la que el comandante del bloque Central Bolívar le manifestó interés en apoderarse de los territorios que pretendía Héroes de Gualivá. La zona era estratégica para el hurto de gasolina.

Como resultado del encuentro el 7 de noviembre ‘Tayson’ y ‘Gustavo’, hombres de confianza de ‘Julián Bolívar’, llegaron a Cundinamarca y se apoderaron del bloque. ‘Jairo Chiquito’ se desplazó a Bogotá donde recibió un atentando en noviembre del 2001 que casi le cuesta la vida.

El ex comandante del bloque Héroes de Gualivá regresaría a Cundinamarca en febrero del 2002 como resultado de una cumbre paramilitar organizada por Carlos Castaño en la que Luis Eduardo Cifuentes, comandante del bloque Cundinamarca, solicitó al máximo jefe de las AUC, que obligara a retirar del departamento a los hombres del BCB.

En su versión libre ‘Jairo Chiquito’ aseguró no haber realizado ningún trato con el Bloque Cundinamarca o el frente José Celestino Mantilla para poder ingresar al departamento de nuevo. Según el ex comandante se repartió el mapa de Cundinamarca con Luis Eduardo Cifuentes para poder explotar el tubo de gasolina.

En la sesión de la tarde del miércoles, Dorancé Murillo Bohórquez, admitió haber recibido colaboración de Miguel Arroyave quien le donó el armamento con el que consiguió equipar el nacimiento de sus tropas en Cundinamarca.

‘Jairo Chiquito’ recibió 250 millones de pesos del narcotraficante Ángel Gaitán Mahecha quien fue asesinado en la cárcel de máxima seguridad de La Picota en 2001 para financiar la llegada de su grupo paramilitar. Según el ex ‘para’, el hijo del narcotraficante, Mario Gaitán Mahecha, perteneció activamente a su grupo, donde alcanzó a desempeñarse como su segundo.

Desde entonces y hasta el 2004 este bloque se extendió a los municipios y veredas de Nocaima, Nimaima, Bagazal, Villeta, Sasaima, Santa Ana, Santa Ines, la Peña, Útica, La Magdalena, Quebradanegra, Tobía Chica y Tobía Baja.

Los negocios de ‘Jairo Chiquito’

El robo de gasolina no sólo permitió al boque Héroes de Gualivá financiar sus tres años de existencia en Cundinamarca, también fue utilizado por Dorancé Murillo Bohórquez para constituir varias empresas “legales” que fueron clausuradas.

El jefe paramilitar empleó los recursos del hurto de combustible para crear la empresa de seguridad privada ‘Impor Espor Limitada’(sic) registrada supuestamente en la SuperIntendencia de Vigilancia en el 2003. La empresa contaba con un personal de trece miembros entre los 20 y 26 años con un armamento que incluía revólveres, metralletas y pistolas 9 milímetros. Finalmente fue clausurada en el 2004 con la captura de ‘Jairo Chiquito’.

Antes de ser capturado por las autoridades el ex jefe creó una comercializadora de Joyas en Bogotá llamada EMT que funcionaba comprando oro chatarrizado. La empresa vendía joyería. Después de cuatro meses de funcionamiento ‘Jairo Chiquito’ y sus socios decidieron clausurar la compañía porque “solo producía pérdidas”. Murillo asegura haber invertidos más de 35 millones de pesos.

El único negocio "rentable" del ex jefe paramilitar fue una empresa de cortes de esmeralda en las Minas de Coscuez, de la que participó como socio en abril del 2004. La empresa no pagaba salario a sus empleados y dejó 60 millones de pesos de rentabilidad a ‘Jairo Chiquito’. El compromiso de Murillo consistía en aportar la alimentación de los empleados y la pólvora necesaria para buscar las esmeraldas.

Para crear a las empresas y participar de los negocios Dorancé Murillo utilizaba dos identidades falsas. Era conocido como José Vicente Vanegas Córdoba y Nixón Murillo Bohórquez. El segundo nombre correspondía a su hermano gemelo, quien según ‘Jairo Chiquito’ murió a los 15 años.