'Pipa', el eslabón perdido del paramilitarismo en Putumayo

Arnolfo Santamaría Galindo era uno de los jefes del Bloque Sur Putumayo y que comenzará a rendir versión libre con el que se espera esclarecer 2.500 crímenes en el sur del país
Arnolfo Santamaría Galindo alias 'Pipa' fue jefe militar del Bloque Sur Putumayo, y no un patrullero raso. Foto Fiscalía.

- Así entraron los 'paras' al sur del Putumayo
- Medida de aseguramiento a ex jefe paramilitar de Putumayo
-
Desmovilizado relató como fueron las masacres de El Placer y La Dorada

El 1 de marzo de 2006 Arnolfo Santamaría Galindo se paró sobre una tarima y les pidió perdón a sus víctimas. Lo hizo en la vereda La Esperanza, en Puerto Asís (Putumayo), junto a los jefes paramilitares Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’ y Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’  durante la desmovilización de 504 hombres del Bloque Sur Putumayo (Bsp).

Ninguno de los asistentes sabía que Santamaría Galindo, conocido con el alias de ‘Pipa’, solo estaba cumpliendo las órdenes de su jefe William Daniel Carvajal Gómez alias ‘Daniel’ y del jefe político de los ‘paras’ en el Putumayo alias ‘Kike’. Al igual que ellos, asistió por protocolo, se desmovilizó como un mando raso y se mantuvo prófugo hasta el 16 de febrero de 2010 cuando el CTI lo capturó en Soacha, Cundinamarca.

‘Pipa’, quien se hacía pasar como vendedor de teléfonos celulares y hasta ‘brujo’, fue en realidad jefe militar del Bloque Sur Putumayo. Por su alto rango y por el conocimiento de la zona, el Gobierno lo postuló en noviembre de 2010 a la Ley de Justicia y Paz, y desde diciembre de ese año empezó a rendir versiones libres.

La Fiscalía 27 espera que ‘Pipa’ ayude a esclarecer  por lo menos 2.500 crímenes entre asesinatos, desapariciones y desplazamientos, cometidos por 800 paramilitares en el sur del país.

El ingreso
'Pipa' nació y creció en Solano (Caquetá). Cuando tenía 14 años, dejó los estudios de bachillerato porque el M-19 lo quería reclutar. Según le contó a la Fiscalía, por eso desde joven se dedicó al  campo en una finca de su padre, pero en 1997 salió huyendo junto a su familia después de que los Frentes 15 y 19 de las Farc asesinaron a su papá y a dos familiares.

Denunció los hechos, pero dijo que ninguna autoridad les prestó ayuda y por eso acudió a los paramilitares que delinquían en Florencia, Caquetá. Mientras trabajaba lijando carros, conoció a un comerciante que lo contactó con alias ‘Harrison’ y ‘José María’. Por medio de ellos, ingresó al Frente Héroes de los Andaquíes, uno de los sub-bloques del Bloque Central Bolívar.

En ese Frente delinquió durante seis meses hasta que las Farc lanzaron una bomba a la casa donde vivía con su familia. Se escondió en Ibagué, luego en Bogotá y a finales de 1999 volvió a contactarse con los paramilitares que, esta vez, lo llevaron al naciente Bloque Sur Putumayo.

Así, ‘Pipa’ llegó al Putumayo a mediados de 2000, meses después de que 100 paramilitares cometieron las masacres en La Dorada, cabecera municipal de San Miguel, y El Placer, inspección del Valle del Guamuez, para instalar allí sus ‘bases militares’.

“Para esa época, el Bloque pertenecía a los Castaño. El comandante general era ‘Rafa Putumayo’, le seguía ‘Daniel’, el militar general era ‘Kike’, el financiero ‘Darío Bacalao’ y en El Placer, el militar era alias ‘Coco’  y el político alias ‘Blanco’”, contó  ‘Pipa’ en versión libre.

‘Pipa’ fue entrenado como ‘político’ por alias ‘Blanco’ en El Placer. En poco tiempo, pasó de darle charlas a la población civil y a la tropa, a ser el comandante militar general y mano derecha de los jefes ‘Rafa Putumayo’ y ‘Daniel’. También dijo que fue testigo del cambio de dueños del Bloque: cuando pasó de las manos de los hermanos Carlos y Vicente Castaño a las de Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’.

De ‘político’ a ‘militar’

A su llegada al Putumayo, la misión de ‘Pipa’ fue darle charlas a la población sobre por qué los paramilitares habían llegado a la zona y las normas que regían tanto al grupo ilegal como a los pobladores. En versión libre, ‘Pipa’ dijo que los ‘paras’ eran la autoridad en el Putumayo y que por eso imponían sus reglas en cada lugar donde tenían presencia.

Después de ganarse la confianza de sus jefes, ‘Pipa’ fue enviado en septiembre de 2001 a El Tigre, otro municipio donde los ‘paras’ cometieron una masacre, hasta el 20 de julio de 2002 cuando le ordenaron regresar a El Placer para ser instructor de la escuela de entrenamiento que el Bloque había instalado allí.

 “Yo participaba de la instrucción, en lo que se llamaba ‘la hora política’. Todo muchacho que quisiera entrar tenía que hacer el curso. Yo les explicaba los estatutos, las normas, deberes y derechos, la ideología del grupo y los delitos. Eso estaba en un libro que me había entregado el comandante militar”, contó ‘Pipa’.

Luego de ser instructor, en 2002 ‘Pipa’ delinquió como segundo comandante operativo de El Placer y fue testigo del funcionamiento de las compañías Escorpión, Depredador y Rumania, las unidades móviles que delinquieron y cometieron masacres en El Tigre, El Placer, La Dorada y Puerto Caicedo. Después de que varios de paramilitares desertaron de las filas por falta de pago, ‘Pipa’ fue encargado de dos de las tres compañías que quedaron. En este trance, fue notificado del cambio de ‘dueños’ del Bloque.

“Desde finales de 2001 se escuchaban comentarios de que el Bloque Sur Putumayo era parte del Bloque Central Bolívar (Bcb). Nos reunieron dos veces. En junio de 2002  nos dijeron que nos iban a pagar los cinco meses que nos debían, que ya hacíamos parte del Bcb y que éramos dueños de ‘Macaco’. Nos dieron brazaletes y dotación”, dijo ‘Pipa’.

Con cuatro años delinquiendo como ‘político’ y ‘comandante operativo’, ‘Pipa’ fue nombrado comandante general del Bloque. Desde el 20 de septiembre de 2004 hasta el día de la desmovilización, estuvo a cargo de los ‘operativos’ de las compañías Faraón, Aniquilador y Centauro. “Las órdenes se transmitían en orden jerárquico. Cada mes tenía que enviar un informe al estado mayor sobre las operaciones, si hubo o no bajas y qué material de guerra quedaba”, contó en una versión libre.

‘Pipa’ dijo que cada 15 días reunía a la población civil para advertirlos de que no colaboraran con la guerrilla y para escuchar sus quejas. “Nosotros éramos la autoridad y poníamos sanciones a quienes se metían en riñas, andaban borrachos o le vendían drogas a la tropa. Las sanciones eran retenerlos dos días en el cuarto de un edificio o ponerlos a hacer obras sociales, como tapar el hueco de una vía o limpiar el cementerio”, dijo.

Como jefe militar contó que el Bloque reclutó a menores de edad y permitió la prostitución infantil. “No era prohibido que los menores militaran el grupo. Yo conocí a unos jóvenes con los alias ‘Guisía’, ‘Piolín’, ‘Tomatico’, ‘Rolo’, ‘Cabeza de tabla’, ‘Cascarita’, ‘Empalme’ y ‘Estrella’. Sobre las mujeres de los bares, había un señor que las llevaba desde La Hormiga al Placer donde estaban los paramilitares. A la que yo veía menos formaditas les mandaba razón de que no podían andar en eso. Pero después de los 15 años, ya podían trabajar”, le contó a la Fiscalía.

Aunque no fue jefe de finanzas, alias ‘Pipa’ dijo que el bloque se financió con el secuestro, las cuotas ilegales al comercio e impuestos al gramaje de base de coca y a la extracción de Acpm.

“Cobraban un impuesto al Acpm que sacaban de El Empalme, entre Orito y El Placer. Los conductores tenían que pagar 20 mil pesos por cada garrafa de 20 galones. Al comercio, dependiendo de qué tan grande fuera el negocio, se le cobraban 50 mil pesos al mes. A los que compraban base de coca se les cobraba 300 mil pesos por kilo”, dijo ‘Pipa’.

La ‘jugada’ de la desmovilización
Tres meses después de que alias ‘Pipa’ fue nombrado como jefe militar general del Bloque, ‘Rafa Putumayo’ fue asesinado por sus propios hombres en diciembre de 2004, al parecer, por temas relacionados con el narcotráfico. Con la muerte del comandante general, su segundo, alias ‘Daniel’, asumió como jefe general del Bloque Sur Putumayo.

Según ‘Pipa’, desde mediados de ese año alias ‘Daniel’ lo invitó a Medellín para hablar con alias ‘Macaco’ sobre el tema de la desmovilización.  “Yo cogí un avión y ellos me recogieron en Medellín. ‘Macaco’ dijo que nos íbamos a desmovilizar y que le colaborara en que la tropa no se fuera a abrir. Yo le dije que nunca, que yo estaba bajo sus órdenes”, contó.

Pero ‘Pipa’ cree que ‘Daniel’ lo utilizó para desmovilizar a la tropa y no aparecer ante el Gobierno como comandante del Bloque. “En 2005 nos reunió en El Placer y nos dijo que fuéramos a la desmovilización, que no íbamos a parar a la cárcel. Cuando llegó la hora (en marzo de 2006), ‘Daniel’ se hizo a un lado donde las cámaras no lo cogieran y luego se desmovilizó como patrullero de otro bloque”, contó ‘Pipa’.

El ex jefe militar del Bloque Sur Putumayo dijo que ‘Daniel’ además le ordenó no desmovilizar a los menores de edad. “Supuestamente se los iban a entregar al Bienestar Familiar y a organismos internacionales, pero ‘Daniel’ dijo que como nadie había llegado al lugar, entonces que les pagáramos y que se fueran”, dijo.

Durante la desmovilización, el 1 de marzo de 2006 en Puerto Asís, el Bloque tampoco entregó todas las armas ni la munición. “Por orden de ‘Kike’ (jefe político general) me pidieron que le entregara 29 armas a alias ‘Majapo’ entre ametralladoras y fusiles. También 25 mil cartuchos de munición y 180 granadas de mano. Eso quedó encaletado en un sitio conocido como Las Vegas”.

‘Pipa’ ha rendido hasta ahora cuatro versiones libres en las que ha contado sobre su ingreso a los paramilitares y los cargos en los que delinquió por seis años en el Putumayo. Como exjefe militar general del Bloque, sus declaraciones serán clave para esclarecer por los menos 2.500 crímenes, que son investigados por la Fiscalía 27 de Justicia y Paz.

También tendrá que decir si es el responsable de la muerte de José Hipólito Hurtado, un líder cívico asesinado en febrero de 2005, quien había promovido protestas contra la violencia ejercida por los paramilitares en La Dorada. Por este caso, una unidad de derechos humanos de la Fiscalía lo está investigando.

‘Pipa’ es el paramilitar de más alto rango del Bloque Sur Putumayo que está rindiendo versiones libres. Su exjefe, William Daniel Carvajal Gómez alias ‘Daniel’ sigue prófugo.

Tags: *Pipa*