‘Paquita’ y ‘Jhon’ pidieron perdón al Caquetá

Durante tres días los ex jefes paramilitares del Frente Sur Andaquíes alias ‘Paquita’ y alias ‘Jhon’ se encontraron  con víctimas de Caquetá y les pidieron perdón.
   
'Paquita' pidió perdon a víctimas de Caquetá. Fotomontaje VerdadAbierta.com    
En Breve: Ex paramilitares del Frente Sur Andaquíes pidieron perdon a víctimas de Caquetá, entre ellas miembros de Juntas de Accion Comunal desplazados.

Paramilitares mencionados: Carlos Fernando Mateus Morales alias ‘Paquita’, Everardo Bolaños alias ‘Jhon’, Edilberto Correa Zambrano alias ‘Chepe Listo’, Omar Osorio alias ‘Maclauss’ y Alex Miguel Villadiego alias ‘Douglas y José Germán Senna alias ‘Nico’.

Lugares mencionados: Bogotá, Florencia, Belén de Bajirá y Curillo.
   

La versión libre, que se realizó en Bogotá y fue trasmitida vía microondas a Florencia y Belén de Bajirá, tuvo como fin restituir el derecho a la verdad de las victimas de 24 crímenes cometidos por los paramilitares del Frente Sur Andaquíes bajo el mando de Carlos Fernando Mateus Morales alias ‘Paquita’ y Everardo Bolaños alias ‘Jhon’.

A pesar de que la Fiscalía buscó que las víctimas de todos  los casos asistieran a la versión, varias de ellas no atendieron el llamado por diferentes causas, en unos casos por enfermedad o por no querer enfrentar a sus victimarios. En la versión sólo se trataron los crímenes en que las víctimas, o familiares de estas, asistieron.  

De las que se presentaron, impactaron los casos de los directivos de las Juntas de Acción Comunal de diferentes barrios de Curillo, Caquetá, que fueron perseguidos, desplazados o asesinados por las acusaciones que levantaron en su contra varios paramilitares, que antes de delinquir en contra de esta población, habían sido miembros de la misma.

Durante el encuentro entre víctimas y victimarios, los ex jefes paramilitares pidieron en varias ocasiones la palabra para pedir perdón por los crímenes  cometidos por los hombres bajo su mando en contra de los presentes, y en general en contra de la población de todo Caquetá.

A este encuentro  también asistieron los ex paramilitares Edilberto Correa Zambrano alias ‘Chepe Listo’, Omar Osorio alias ‘Maclauss’ y Alex Miguel Villadiego alias ‘Douglas, quienes, al ser autores directos de los crímenes, contaron a sus víctimas los detalles y las razones que los impulsaron a cometerlos.

El Frente Sur Andaquíes delinquió en Caquetá desde marzo de 2001 hasta su desmovilización en febrero de 2006, con Carlos Fernando Mateus Morales alias ‘Paquita’ como jefe financiero, Everardo Bolaños alias ‘Jhon’ como jefe militar y  José Germán Senna alias ‘Nico’ como jefe político.   

Varias de las víctimas presentes dijeron que no podían perdonar a los paramilitares por los daños que les causaron, y de los cuales aun no se habían recuperado del todo. Les dijeron con dolor a sus victimarios que algún día tendrían que enfrentarse al juicio de Dios, ante el cual no serían perdonados.

Finalmente algunas de ellas demandaron de los desmovilizados una respuesta sobre cómo iban a restituir los perjuicios causados, a ellas y a sus familias.

Persecución a directivos de Juntas de Acción Comunal

Los miembros de las Juntas de Acción Comunal de diferentes barrios de Curillo víctimas de los ataques de los paramilitares, según lo explicó ‘Chepe Listo’, fueron perseguidas por su supuesta cercanía con las Farc.

Según éste ex paramilitar, cuando niño fue testigo de cómo los directivos de las juntas comunitarias obligaron a las personas de la comunidad a participar en ciertas actividades, bajo la amenaza de la guerrilla.

Fue por situaciones como esta que él, al igual que otros integrantes del Frente Sur Andaquíes naturales del Caquetá, los señalaron y persiguieron.

Los familiares de los otrora miembros de las Juntas de Acción Comunal desplazados denunciaron que sus padres, hermanos y esposos  sufrieron quebrantos de salud por culpa de la violencia ejercida por los paramilitares en su contra, en especial por verse desplazados de su tierra sin tener cómo responder económicamente por sus familias.

Las víctimas se negaron a perdonar a los paramilitares y les pidieron a cambio que dejaran de dañar el buen nombre de sus familias acusándolos de guerrilleros.