'Mellizo' Mejía aseguró que entraron a Arauca con la complicidad de miembros del Ejército

El extraditado jefe paramilitar dijo que varios oficiales tuvieron vínculos con los ‘paras’ en Arauca. También involucró el ex gobernador Julio Acosta con el asesinato de sindicalistas y dijo que las petroleras apoyaron a las Auc en ese departamento.

'El Mellizo' fue extraditado en marzo de 2009 a Estados Unidos por narcotráfico.


- 'Mellizo' Mejía salpica a ex gobernador Julio Acosta y a la Fuerza Áerea
-
'Mellizo' Mejía confiesa cinco masacres en Arauca
-
Yo acuso: 'Mellizo' Mejía
-
'El Mellizo' Mejía salpica a Julio Acosta Bernal
-Los nexos del 'Mellizo' en Arauca
- Los peores crímenes del 'Mellizo' Mejía y los 'paras' en Arauca
-
Desmovilizados contaron cómo llegaron los 'paras' a Arauca

En versión libre desde la Corte de Columbia en Washington, Miguel Ángel Mejía Múnera, alias ‘El Mellizo’, señaló que el Bloque Vencedores de Arauca contó con la complicidad de algunos militares, políticos y grandes empresas petroleras para entrar en el departamento en 2001.

Según lo que dijo el ex paramilitar, uno de los casos donde los nexos entre los ‘paras’ y el Ejército son visibles es la masacre de la bomba Gato Negro donde asesinaron a Ángel Trifilo Chaparro, uno de los principales testigos contra la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y pilotos norteamericanos de la petrolera Oxy por el bombardeo de Santo Domingo, donde murieron 17 campesinos en diciembre de 1998.

El 25 de enero de 2002 paramilitares abalearon a Ángel Chaparro, a Mario González Ruiz y a Heliberto Delgado en pleno centro de Tame, a menos de cuatro cuadras de una estación de Policía.

En el tiroteo murió Ángel Chaparro. Mario González llegó vivo al hospital pero no pudo sobrevivir a sus heridas. Heliberto Delgado fue secuestrado por los ‘paras’, que lo obligaron a subirse a una camioneta.

Según contó Samuel Saavedra, alias ‘Zarco’, en una versión libre, al huir, los ‘paras’ se encontraron un retén del Ejército, pero después de explicarles de qué se trataba, los militares les dieron cinco minutos para asesinar a Heliberto Delgado.

Varias organizaciones de derechos humanos consideran que el asesinato de Ángel Chaparro y de sus acompañantes fue una retaliación por el bombardeo de Santo Domingo.

En 2000 Chaparro fue testigo ante el Tribunal Internacional de Opinión (TIO) de Chicago, Estados Unidos, donde condenaron el Estado colombiano por la muerte de 17 personas en el bombardeo, entre las que se encontraban siete niños.

Después de la condena, Estados Unidos le quitó el apoyo económico a la base aérea de Palanquero, responsable de las operaciones de la FAC en Arauca.

Por el caso de Santo Domingo un juez colombiano condenó en septiembre de 2009 a varios oficiales de la FAC, pues consideró que en el poblado residían personas que tenían que ser “ajenas al conflicto”.

Otro de los casos donde presuntamente los paramilitares de Arauca contaron con la colaboración de miembros del Ejercito fue el asesinato del taxista Wilson Alexis Pedraza, el 27 de septiembre de 2001 en Tame. Según familiares de la víctima y varios desmovilizados, el Ejército presuntamente le entregó a los ‘paras’ una lista con placas de vehículos del servicio público manejados por presuntos colaboradores de la guerrilla.

Wilson Pedraza acababa de comprar su taxi, pero las placas del vehículo estaban en una lista de los ‘paras’. A las siete de la noche del 27 de septiembre los ‘paras’ se subieron al vehículo y le indicaron una dirección cerca de la base del Ejército de Naranjitos.

Según el relato de 'El Mellizo', en la ruta se encuentraron un retén del Ejército y se presentó una balacera. Sin embargo, alias ‘Boris’ le dijo a los soldados “somos nosotros” y cesó el combate. ‘Boris’ ordenó asesinar a Wilson Pedraza, pero sin hacer ruido y lo mataron tirándole una enorme piedra en el cráneo.

Unos meses después los paramilitares contactaron a la viuda de Wilson Pedraza para pedirle perdón porque se equivocaron al asesinar a su esposo.

La Fiscalía ya compulsó copias contra varios miembros del Ejército, aunque hasta ahora los desmovilizados del Bloque han sido muy reacios para dar los nombres y apellidos de los militares.

Los sindicalistas de Arauca

‘El Mellizo’ aceptó su responsabilidad en el asesinato de varios sindicalistas en Arauca. Precisó: “Muchos sindicalistas fueron asesinados por informaciones del gobernador de Arauca o del alcalde”.

El ex ‘para’ añadió que nunca se imaginó que iba a tener que responder ante la justicia por hechos que políticos le ordenaron a sus propios hombres. Según los reportes del despacho 22 de Justicia y Paz, en los cuatro años que el Bloque Vencedores de Arauca delinquió, por lo menos 28 sindicalistas fueron asesinados en ese departamento.

‘El Mellizo’ reconoció el asesinato de Nubia Jaimes Cantor, militante de Anthoc, el sindicato de empleados de la salud. Nubia era recepcionista en el Instituto de Salud de Arauca (Idesa).

En versiones libres alias‘Cúcuta’ aceptó que la mataron porque “al señor Gobernador (Julio Acosta) le interesaba esta señora” y que estaba en una lista de blancos que Acosta le pasó a los ‘paras’.

‘Cúcuta’ también planteó que el asesinato de la sindicalista fue en retaliación por la muerte de un ‘para’, que después de quedar herido por una bala perdida, falleció. Los jefes del bloque consideraron que no era una herida grave por lo que responsabilizaron a varios empleados del hospital.

En la madrugada del 3 de junio de 2003 ‘Cúcuta’ y otro paramilitar fueron a la casa de Nubia Jaimes y la asesinaron con un revólver.

Así mismo ‘El Mellizo’ se responsabilizó por el caso del enfermero Luis Enrique Coiran Acosta, también sindicalista de Anthoc, asesinado por los paramilitares el 19 de junio de 2002 en Tame.

Otro de los caso que reconoció el ex jefe ‘para’ fue el de Luis Alfonso Grisales Peláez, del Sindicato Regional de Profesores de Arauca (Asedar), asesinado por los ‘paras’ el 3 de marzo de 2003 en Clarinetero, una vereda de Arauca.

Ese día Ferney Alvarado, alias ‘Cúcuta´ y otros dos paramilitares fueron a la casa del sindicalista, le pidieron agua y lo asesinaron cuando les estaba dando la espalda. Según confesó ‘Cúcuta’ le dijeron: “Ese profesor es el que reúne a la gente” y le ordenaron matarlo.

Miguel Ángel Mejía Múnera también aceptó el asesinato de la profesora Ana Elizabeth Toledo Rubiano, otra sindicalista de Asedar, que murió el 19 de marzo de 2003 en Saparay, una vereda de Tame.

Entre 2003 y 2004 el gobierno reportó que la guerrilla y las autodefensas asesinaron a siete maestros de Asedar en Arauca.

El apoyo de las petroleras

Según ‘El Mellizo’, las empresas petroleras que tienen pozos en Arauca le pidieron a Vicente Castaño que entrara al departamento para controlar los ataques de la guerrilla. En este departamento las Farc y el Eln están presentes desde los años ochenta y una de sus estrategias ha sido hostigar las petroleras, volar oleoductos y extorsionar las empresas.

‘El Mellizo’ dijo que la relación con estas empresas fue tal, que cuando el Bloque Vencedores de Arauca se desmovilizó en 2005, el ex gobernador Julio Acosta Bernal presuntamente fue a Santa Fe de Ralito, donde se concentraban los jefes ‘paras’ y el gobierno para negociar la desmovilización, para pedirle que no entregara las armas y así seguir protegiendo las petroleras.

‘El Mellizo’ también dijo que presuntamente el alcalde de Tame, Alfredo Iván Guzmán Tafur, le pidió no desmovilizarse y le prometió el apoyo de las empresas petroleras para sostener 100 hombres si seguía la guerra.

Las finanzas del Bloque Vencedores de Arauca

El ex jefe paramilitar habló sobre las finanzas del Bloque Vencedores de Arauca. Aceptó que entre 2001 y 2003 financió el grupo ilegal con dinero del narcotráfico, proveniente de su propio bolsillo. Según calculó, sostener el Bloque le costó alrededor de mil millones de pesos mensuales, ya que cada hombre, su comida y su mantenimiento valía alrededor de un millón de pesos.

Así ,‘Los Mellizos’ pagaron cerca de 20 mil millones de pesos para apoyar la guerra en Arauca, dinero que salió del tráfico de cocaína. Aclaró que el dinero para costear el bloque venía de Cali y Bogotá, escondida en carros, buses y camiones.

Miguel Ángel Mejía Múnera aclaró que el Bloque Vencedores de Arauca no sirvió para exportar drogas, aunque el territorio donde actuó, por ser fronterizo y cercano a los laboratorios de Guaviare, tiene una posición ideal para el narcotráfico.

“Con Vicente Castaño nos pusimos de acuerdo que no queríamos trabajar con narcotráfico ahí”, explico ‘El Mellizo’. Después de dos años en Arauca, añadió ‘El Mellizo’, el Bloque empezó a auto financiarse con extorsiones, aportes de empresas petroleras y ganaderas y el robo a la contratación pública y a las regalías.

Aunque hay informes de las autoridades y testimonios de varios ex paramilitares de que ‘Los Mellizos’ compraron, junto a otros ‘narcos’, grupos de autodefensas para negociar con el gobierno un estatus políticos, ‘El Mellizo negó estas versiones. “No compramos el Bloque”, señaló.

Explicó que invirtió miles de millones en el Bloque Vencedores de Arauca y que de todos modos terminó extraditado. “Yo sabía que aquí (en Estados Unidos) íbamos a parar” le dijo a la Fiscalía.

‘Miguel Ángel Mejía Múnera aclaró que desde 1995 tenía contactos con la Casa Castaño. ‘Los Mellizos’ vivían en esta región y le pagaban a Vicente Castaño por protección y para poder tener gente armada con ellos. También le dijo a la Fiscalía que en 1992 las Farc secuestraron a su hermano Víctor y en ese momento empezaron a acercarse a las autodefensas.

A partir de 1998 ‘Los Mellizos’ empezaron a acercarse más a Vicente Castaño y lo contactaron, según dijo Miguel Ángel Mejía, con Héctor Buitrago, alias ‘Martín Llanos’ y José Baldomero Linares, alias ‘Guillermo Torres’, paramilitares que tenían grupos de autodefensa en los Llanos Orientales.

“En 1999 ‘El Profe’ (Vicente Castaño) estaba repartiendo el país, necesitaba coparlo todo, me dijo que si quería Arauca y yo lo tomé, con mi hermano y con ‘Rubén’ (Orlando Villa Zapata)”, recordó ‘El Mellizo’.

Todos estos hechos narrados por el paramilitar tendrán que ser investigados por la justicia.