Miembros del Ejército señalaban víctimas a los paras: Sevillano

En su última versión libre desde EE.UU, ‘Pablo Sevillano’ detalló cómo el Bloque Libertadores del Sur nexos contó con la complicidad de miembros del Ejército en varios crímenes.

En breve: El 2 de octubre 'Pablo Sevillano' volvió a confesar crímenes del Bloque Libertadores del Sur desde Estados Unidos. Contó cómo sus hombres tenían una estrecha colaboración con el Ejército. Detalló además su implicación en el narcotráfico y el tráfico de armas, además de confesar el asesinato de la Hermana Yolanda Cerón.

Paramilitares mencionados: 'Negro Pacho', 'Juan Carlos', 'Canoso', Carlos Castaño.

Sitios mencionados: Tumaco, Ipiales, Pasto, Policarpa.

Militares mencionados: Coronel retirado Alirio Antonio Urueña, sargento Nicolás Valderrama, coronel Cuellar.


'Pablo Sevillano'aseguró que miembros del Ejército le pasaban información para asesinar civiles.


-'Pablo Sevillano' confesó asesinato de 29 personas en Nariño.
-Los nexos militares del bloque Libertadores del Sur.
- Las masacres y los nexos del Ejército de 'Pablo Sevillano'.

- ‘Pablo Sevillano’ confiesa purgas y otros crímenes del Bloque Libertadores del Sur.

Aunque Guillermo Pérez Alzate, alias ‘Pablo Sevillano’, sostuvo que los nexos entre el Bloque Libertadores del Sur y la Fuerza Pública no fueron una política impulsada por él, pero que de los 21 crímenes evocados en su última versión libre nueve involucraron a miembros del Ejército.

Pablo Sevillano aseguró que era común la comunicación entre unidades de inteligencia del Ejército y cabecillas paramilitares y que la información le servía a los ‘paras’ para asesinar civiles que eran señalados como presuntos colaboradores de la guerrilla por miembros del Ejército.

Uno de los militares mencionados por el ex cabecilla paramilitar fue el coronel retirado del Ejército Alirio Antonio Urueña, vinculado a la masacre de Trujillo, Valle, quien presuntamente se convirtió en una fuente de información para realizar los crímenes del Bloque Libertadores del Sur.

Por ejemplo, Sevillano contó que Urueña señaló que el ganadero Carlos Vicente Gordillo como presunto colaborado de las Farc. A finales de 2001, Gordillo fue asesinado por una patrulla de ‘paras’ en la vereda Villa Moreno de Ipiales, Nariño. Según los familiares de la víctima, Gordillo no tenían vínculo con la guerrilla pero Pablo Sevillano’ se defendió diciendo que Urueña era una fuente totalmente confiable y que era imposible que se equivocara.

El coronel Urueña también señaló a dos personas como encargados de las finanzas de las Farc en Córdoba, Nariño. Los individuos fueron ubicados y asesinados por miembros de las Auc.

Por estos crímenes y su presunta participación en la masacre de Trujillo, donde fueron asesinadas 342 personas entre 1986 y 1994, Urueña es investigado por el delito de concierto para delinquir con narcotraficantes y paramilitares del norte del Valle. Aunque el ex oficial fue capturado en septiembre de 2008, un juez de Tulúa ordenó su liberación en mayo de 2009 argumentando que los cargos imputados por la Fiscalía debieron ser de homicidio agravado y no con fines terroristas.

Información desde las oficinas de inteligencia
Según la versión de Sevillano, los paramilitares contaban con el apoyo de militares de la Regional de Inteligencia Militar del Ejército (Rime), una unidad que se encarga de hacer operaciones de inteligencia, interceptar teléfonos y pagar recompensas para realizar sus operativos. Según Pablo Sevillano’, Rodrigo Vásquez, alias ‘Canoso’ era el enlace entre los paramilitares y el Ejército en Pasto.

‘Canoso’ le informó a los ‘paras’ que Martín Emilio Rodríguez, un estudiante de Derecho de la Universidad de Nariño, era un presunto auxiliar de las Farc que hacía labores de adoctrinamiento en su Universidad. El estudiante fue asesinado por alias ‘Negro Pacho’ en las calles de Pasto gracias a la asesoría del Rime.

Alias ‘Canoso’ también dijo que Jean Fabián Ceballos traficaba armas con las Farc. Ceballos fue asesinado con pistolas 9 milímetros el 3 de noviembre del 2000. A raíz del asesinato la madre de la víctima tuvo que desplazarse y los familiares de Ceballos afirmaron en la versión que están amenazados.

Otro dato que aportó el paramilitar, fue que suboficiales del B-2 del Batallón Cabal de Ipiales, oficina de inteligencia en el Ejército Nacional, también le transmitieron información a los paramilitares. SegúnPablo Sevillano’, el sargento Nicolás Valderrama, un cabo conocido como ‘Brian’ y otro suboficial le dijeron a los ‘paras’ que la guerrilla tenía varios infiltrados en la plaza de mercado de Ipiales.

Tras los señalamientos de los suboficiales del B-2 de Ipiales, el 2 de noviembre de 2000 José Segundo Revelo, Luis Humberto Arce y dos otras personas sin identificar fueron asesinadas por hombres del Bloque Libertadores del Sur. Los familiares de las víctimas argumentaron que los cuatro hombres masacrados no eran guerrilleros pues eran mendigos que vivían en las calles.

Pablo Sevillano’ negó que podría ser un caso de “limpieza social” ya que dijo todos los grupos armados tienen informantes y colaboradores “disfrazados”de indigentes para infiltrar la sociedad.

Según Sevillano’ los miembros del Ejército les suministraban estas informaciones bajo el supuesto de que querían acabar con la subversión.

Coordinación en los combates
El paramilitar también recordó que el Ejército y tropas del Bloque Libertadores del Sur se aliaron para realizar operativos conjuntos contra la guerrilla. Citó que en Policarpa, Nariño, los paramilitares en compañía del ejército enfrentaron a guerilleros del Frente 29 de las Farc.

Alias ‘Juan Carlos’, que comandaba las tropas paramilitares, llamó al coronel Cuellar del Batallón Boyacá con sede en Pasto, para que el Ejército le mandara refuerzos, pues la guerrilla los estaba sometiendo.

En el enfrentamiento, los ‘paras’ y una unidad contraguerrilla del Ejército de 80 hombres lograron doblegar a los guerrilleros, pero tras un día entero de combates, el ejército se retiró porque uno de sus soldados murió en el choque.

Pablo Sevillano’ declaró que “unirse con el Ejército fueron estrategias de supervivencia”.

Los negocios de ‘Pablo Sevillano’
El ex comandante del Bloque Libertadores del Sur también relató cómo su grupo participaba en el narcotráfico y conseguían armas.

Según Pablo Sevillano’, el Bloque Libertadores del Sur se financiaba con extorsiones sobre el gramaje de cocaína, un arancel que se cobra por cada gramo de pasta de coca producido, negociado y transportado en la región.

Sin embargo, la Fiscalía documentó dos envíos de 8,3 toneladas y de 2,3 toneladas por hombres de 'Pablo Sevillano’ desde Nariño, departamento que ha sido uno de los centros del narcotráfico en el país.

'Pablo Sevillano’ dijo que estos eran envíos de Carlos Castaño y de Juan Carlos Sierra, alias 'El Tuso', donde él sólo prestó logística y seguridad a las personas que traficaron la droga.

'Pablo Sevillano’ también relató que todo su grupo estaba dotado de AK 47, fusiles de fabricación rusa, que recibían regularmente de Ecuador, pues afirmó que “allá es muy fácil conseguir armas, los vendedores se presentaban directamente a nosotros y nos iban vendiendo”. 'Pablo Sevillano’ confesó que también compró armas en Panamá en 1997 y que de ese país trajo los primeros fusiles para el Bloque Libertadores del Sur.

El asesinato de Yolanda Cerón
En su versión libre 'Pablo Sevillano’ aceptó el asesinato de la hermana Yolanda Cerón, religiosa quien era directora de la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco.

Según 'Pablo Sevillano’, la hermana Yolanda era “marxista y proclive a las tesis de la guerrilla”. El desmovilizado contó que sus hombres investigaron lo que hacía la víctima y se tomó la decisión de asesinarla.

Yolanda Cerón fue la directora de la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco por cerca de siete años. Ahí denunció los abusos contra la población campesina y pobladores de Tumaco, que cometían miembros de la fuerza pública y de policía en asocio con los grupos paramilitares.

Además Yolanda Cerón apoyó el programa de radio La caja de Pandora, donde denunciaban los crímenes y violaciones de los derechos humanos. El programa recibió varias amenazas del Bloque Libertadores del Sur y fue clausurado.

El 19 de septiembre de 2001 frente a la Iglesia la Merced ubicada en Tumaco un sicario asesinó a Yolanda Cerón al dispararla seis veces con una pistola. Aunque los familiares de la víctima sospechan que hubo participación de miembros de la Infantería de Marina, ‘Pablo Sevillano’ lo negó.

Tags: Pablo Sevillano, Bloque Libertadores del Sur, Nariño