Así robábamos gasolina: Julián Bolívar

Julian Bolívar, el desmovilizado jefe del bloque Central Bolívar, contó que para robar combustible del poliducto de Ecopetrol contaban con la colaboración de "funcionarios corruptos" que les decían cuándo y a qué horas perforar el tubo.

En breve:
Alias Julián Bolívar continuo relatando en su versión ante el fiscal 41 de Justicia y Paz la manera cómo las Autodefensas robaban combustible en el puerto petrolero de barracabermeja con la complicidad de funcionarios de Ecopetrol. También dio una lista de sindicalistas asesinados por sus hombres.

Nombres de paramilitares que menciona:
Alias 'El Indio'

Lugares que menciona:
Barrancabermeja

Víctimas que menciona:
Luis Alberto Carazo, ocurrida el 3 de septiembre de 2001; Luis Manuel Anaya, el 16 de octubre de 2001; Luis Alberto López Plata, el 19 de octubre de 2001; Servando Serna Guevara, el 10 de octubre de 2001; Lilia Ruiz Ortiz, el 13 de febrero de 2005; Gustavo Castellón Puentes, el 17 de octubre de 2001; Ciro Arias Blanco, el 24 de marzo de 2001; Robinson Badillo, el 21 de marzo de 2001 y Hernando Rodríguez Ruiz, el 20 de junio de 2001.


Alias Julián Bolívar hizo un relato completo de cómo el bloque Central Bolívar de las Auc robaban gasolina en el puerto petrolero de Barrancabermeja. Foto Semana.

- Bloque Central Bolívar

"Funcionarios corruptos", que no identificó, eran quienes, a juicio de Rodrigo Pérez Alzate, alias Julián Bolívar, el desmovilizado jefe del bloque Central Bolívar (Bcb), de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), les daban la información a los paramilitares de cuándo y en qué sitio podía perforar el tubo para sacar la gasolina para eludir la acción de las autoridades.

Así lo reveló el ex jefe paramilitar durante la continuación de la audiencia de versión libre que rinde en Medellín, ante la fiscal 41 de la Unidad de Justicia y Paz, de la Fiscalía General de la Nación, diligencia en la que entregó más detalles sobre la forma en que los paramilitares intimidaron a la dirigencia sindical del Sur de Bolívar y Santander.

Eran tan fácil y tan rentable robar combustible, que la práctica se socializó en todo el puerto petrolero de Barrancabermeja (Santander), tanto que las Auc lo permitían porque, de lo contrario, se les hubiera convertido en un problema social.

Pérez Alzate contó que, por ejemplo, un muchacho dejaba de ir a la escuela porque, como pimpinero (comercializador ilegal de gasolina), se ganaba en promedio diario unos 40 mil pesos.

Alias Julián Bolívar agregó que llegó al extremo la colaboración funcionarios de Ecopetrol que les daban información detallada al Bcb cuando iban a lavar el poliducto, de manera que no perdieran el tiempo extrayendo agua y jabón.

las Auc obtuvieron importantes recursos de esa práctica ilegal. Llegaron a tener un mapa detallado de por dónde pasaba el tubo, lo que les servía para saber a qué predio llegar. Cuando arribaban a una finca les advertían al propietario y a quienes estuviera bajo su cuidado que la única opción que les quedaba era el silencio. Confesó que muchas personas salieron amenazadas por las autodefensas debido a que las denunciaron ante las autoridades competentes por el robo continuado de combustible.

El negocio llegó a tal punto que algunos funcionarios de Ecopetrol presuntamente inflaban la cifra oficial del hurto y el remanentelo vendían en carrotanques que salían de la propia planta de Ecopetrol en Barrancabermeja.

Sindicalistas

Alias Julián Bolívar confesó que bajo su mando mataron a 12 sindicalistas de distintas agremiaciones en el Sur de Bolívar, Barrancabermeja y Bucaramanga, pero detuvo la orden de ejecuciones cuando se dio cuenta de que había una lista de posibles víctimas, entregada a los jefes de las Auc en el Puerto Petrolero por un ex directivo de la Unión Sindical Obrera (USO), Fredis de Jesús Rueda, conocido como el Indio y quien se hizo integrante de los paramilitares a cambio de que le salvaran la vida.

Con la lista de Rueda, el bloque de las Auc en Barrancabermeja asesinó a Rafael Jaimes Torra y Manuel Salvador Guerrero Angulo, ambos directivos de la USO.

El ex jefe de autodefensas se atribuyó la responsabilidad de las muertes de Luis Alberto Carazo, ocurrida el 3 de septiembre de 2001; Luis Manuel Anaya, el 16 de octubre de 2001; Luis Alberto López Plata, el 19 de octubre de 2001; Servando Serna Guevara, el 10 de octubre de 2001; Lilia Ruiz Ortiz, el 13 de febrero de 2005; Gustavo Castellón Puentes, el 17 de octubre de 2001; Ciro Arias Blanco, el 24 de marzo de 2001; Robinson Badillo, el 21 de marzo de 2001 y Hernando Rodríguez Ruiz, el 20 de junio de 2001.

Pese a la polémica que ha sostenido con la Comisión Colombiana de Juristas sobre las alusiones que hace de las víctimas de las autodefensas, en especial de los sindicalistas asesinados, alias Julián Bolívar dijo que tres de las 12 personas asesinadas no eran dirigentes de los trabajadores sino enlaces y simpatizantes de las guerrillas.

El Estado Colombiano está demandado ante la Organización Internacional de Trabajo (OIT) por el homicidio de esas 12 las personas.