Desmovilizado asegura que alias ‘39’ y el coronel Mejía eran aliados

'Centella', un desmovilizado del frente Mártires de Upar, aseguró que 19 presuntos guerrilleros del Eln presentados por el Batallón La Popa en el Cesar como dados de baja en octubre de 2002, eran miembros de las Auc ajusticiados por orden de alias '39'.

En breve: En una versión libre en Santa Marta, el desmovilizado Jhon Jairo Hernández Sánches alias 'Centella' contó que el coronel Hernán Mejía se reunió en varias ocasiones con el ex jefe paramilitar alias '39' para planear la entrega de falsos positivos en el Cesar. 'Centella' dijo que alias '39' asesinaba a sus propios hombres para que fueran presentados por Mejía como guerrilleros muertos en combate.

Lugares que menciona: Batallón La Popa, La Mesa, Finca El Mamón, finca El Molino Rojo, corregimientos de Valencia de Jesús, Maríangola, El Venado, Callao, Pueblo Nuevo, Codazzi.

Funcionarios públicos o militares mencionados: Coronel Hernán Mejía, Carlos Montes.

Paramilitares mencionados: Chocolate, Macuto, Corroncho, El Alacrán o 611, Kevin, Jorge 40, Salvatore Mancuso, Macuto y 38.


El coronel Hernán Mejía está siendo procesado por sus vínculos con los paramilitares en el Cesar. Foto Semana.

- Desmovilizado ratifica señalamientos contra ex gobernador del Cesar
- Testigo contra Hernando Molina denuncia nuevas amenazas
- Denuncian muertes, amenazas y retractaciones en el caso del coronel Hernán Mejía

"Si me pusiera a sacar las cuentas de las veces que el coronel Mejía se reunió con mi comando 39, no vamos a terminar nunca señora fiscal. Entre alias 39 –cuyo nombre era David Hernández Rojas, un capitán retirado del ejército-, y el coronel Mejía, a quien le decíamos en las Auc ‘El Loco’, existía un arreglo para dar positivos". La declaración la entregó el desmovilizado del Bloque Norte, Jhon Jairo Hernández Sánchez, alias ‘Daniel’ o ‘Centella’, quien estuvo rindiendo versión desde el lunes pasado en Santa Marta ante la Fiscal Tercera de Justicia y Paz Deicy Jaramillo.

Los 19 miembros de las AUC sacrificados para que el ejército diera un ‘positivo’, fueron concentrados en la finca El Mamón. Centella contó en su versión, que reunieron a los hombres en esa finca y les dijeron que iban a enfrentarse con el Frente Seis de Diciembre del Eln. El grupo iría tras la columna guerrillera a la que encontrarían hurtando ganado. 611 irían al mando de ese comando pero al final no lo haría.

Alias 'Centella' aseguró que el asesinato de estos hombres de las Auc ocurrió entre los municipios de Mariangola y El Venado en el Cesar. Al final quien los estaba esperando era el ejército y no una columna del Eln.

El desmovilizado aseguró que el coronel Hernán Mejía Gutiérrez, con una larga y lustrosa hoja de vida, y alias 39 se reunían en una finca de un ganadero a quien identificó como Antonio 'Toño' Urbina.

Según el relato de 'Centella', Mejía llegaba en una camioneta burbuja de color rojo del Batallón La Popa y lo acompañaba siempre el chofer a quien identificó como Carlos Montes.

Fue testigo además que se reunían en la finca Molino Rojo. Alias ‘Centella’ fue conductor de '39' y después pasó a ser jefe militar en la zona rural de los corregimientos de Valencia de Jesús, María Angola, La Mesa y Callao, al lado de alias ‘38’, quien tenía a su cargo varios grupos en los alrededores de Valledupar.

La fiscal Deicy Jaramillo le preguntó a 'Centella' ¿Por qué David Hernández, alias 39, entregó a un grupo de patrulleros de las Auc al Ejército para que los asesinaran y los presentaran como guerrilleros? La explicación que dio ‘Centella’ es que el arreglo tenía una contraprestación: dejar que el grupo se moviera a sus anchas y pudiera recaudar sus finanzas en el departamento. El coronel Mejía le decía a '39' que necesitaba esos ‘positivos’ para presentar resultados a sus superiores y entre ellos existía una vieja amistad, pues pertenecían al mismo curso en el ejército.

Esos homicidios no serían los únicos según la versión del paramilitar. 'Centella' también aseguró haber sido testigo de cómo fueron asesinadas seis personas del grupo en Pueblo Nuevo, zona rural del municipio de Codazzi, y luego presentados como positivos del grupo antiguerrilla que comandaba el coronel Mejía. Y, entre marzo y abril de 2003, en La Mesa, otros tres miembros de la organización armada fueron entregados al coronel para que los asesinara. La orden la dio alias ‘38’.

En el caso de los 19 presentados como miembros del Eln, uno de ellos era alias ‘09’ y todos los asesinados pertenecían al grupo de alias ‘El Alacrán’ conocido también como 611. ‘Daniel' o  'Centella’ dice que ese día alias ‘Kevín’ fue al campamento y le entregó los brazaletes de militantes del Eln a alias 611 y comentó que iban a hacer una legalización.

Según contó el desmovilizado, el impacto de los falsos positivos fue tan grande, que el coronel Mejía les pidió a las Auc más, así fue como programaron una nueva entrega de falsos positivos. Pero alias ‘Macuto’ le dijo a ‘39’ que la gente estaba ‘arisca’, y que había rumores que un número grandes de muchachos iban a dejar el ‘pelero’ (desertar). Sin embargo alias ‘39’ insistía en que se hicieran de a poquito, que no era necesario sacrificar a tantos hombres en un solo ‘positivo’.

Entre los miembros del grupo paramilitar que eran entregados al Ejército, estaban aquellos que se apropiaban de finanzas o los cuidanderos de fincas que se atrevieran a reclamar prestaciones. Los propietarios de haciendas, como hacían aportes a las finanzas de la organización se creían con derecho a intrigar ante los jefes para que se deshicieran de ese tipo de empleados.

Esa acción también molestó a Rodrigo Tovar alias ‘Jorge 40’, quien en un mensaje de correo le dijo a alias ‘39’, lo siguiente: ‘Nunca antes, ni en los momentos donde nuestro accionar desordenado y con una comandancia no apta para tal responsabilidad, había recibido tantas quejas de inconformidad de la sociedad Vallenata hacia nuestra organización’.

Jorge 40 le reprochó en su carta la forma cómo estába dirigiendo a su frente, además que no pierda la humildad porque se destruirá solo y que el norte del Cesar no necesita un comando con resentimientos sociales. Le dice que todavía está a punto de rectificar, pero que no se olvide que el comando Mancuso ya había desistido de él (39) por sus errores. Por los errores que ha cometido le ordena desarrollar sólo actividades militares, le prohíbe absolutamente citar a personal civil, le pide pruebas de corrupción de miembros de la organización, que suspenda los cobros en el comercio y a la sociedad cesarense, suspender también la amenazas y comunicados intimidantes contra funcionarios públicos, le prohíbe de manera tajante el robo en las carreteras y las extorsiones que Elías Donado ejercía contra los comerciantes de Maicao y como última instrucción, ordena un cambio de mando en la zona de Aguas Blancas y Mariangola, zona donde ocurrió la masacre de los 19 militantes que estaban bajo las órdenes de alias ‘Alacrán’.

Finalmente le dice que espera que la mula robada (tractomula), haya sido devuelta sin faltarle nada y que al momento de recibir las anteriores instrucciones las cumpla de manera inmediata.

Pero la relación entre el coronel Mejía y alias ‘39’, era muy sólida. A cambio el oficial tenía asignado un sargento viceprimero de nombre Hugo que se encargaba de sacar municiones, botas, armas y uniformes del Batallón La Popa con destino al grupo paramilitar. Los encargados de recibir ese material de intendencia eran ‘Chocolote’, ‘Macuto’ y ‘Corroncho’. Alias ‘Centella’ en una ocasión recibió unas granadas del mismo sargento. Y después de los "operativos" en los que asesinaban a miembros de las Auc o a personas de la sociedad civil que consideraban desechables, devolvían las armas como compensación.

Jorge 40 se molestó mucho por estas acciones, dijo ‘Centella’, y para nadie resultaría extraño que el mismo David Hernández Rojas, alias ‘39’, hubiera sido víctima de su invento, pues fue asesinado en octubre de 2004 al asistir a un encuentro con el coronel Mejía. '39' fue asesinado y se dijo que el exjefe paramilitar había muerto en un enfrentamiento con el ejército.

Le corresponderá ahora a la Fiscalía investigar si estos hechos ocurrieron y la identidad de los hombres de las Auc que fueron asesinados para después ser presentados como falsos positivos.

Tags: Coronel Hernán Mejía, Jorge 40David Hernández '39', Batallón La Popa