Entre el poder político y el abuso sexual en San Onofre

‘El Oso’, que obedecía órdenes de ‘Cadena’ y ‘Vecino’, comandó por cuatro años un grupo de paramilitares en la zona rural de San Onofre, Sucre, que influyó en las elecciones de 2002 y 2003 y es acusado de abusar sexualmente a menores y castigar a las mujeres que no accedieran a sus deseos.

En breve: En su versión libre ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz el 15, 16 y 17 de octubre, Marco Tulio Pérez, alias ‘El Oso’, confesó la relación de varios políticos de Sucre con las autodefensas; también se refirió a varios casos de abuso sexual contra mujeres y menores de edad.

Otros paramilitares mencionados en la versión: Rodrigo Mercado Pelufo, alias ‘Cadena’ , Edgar Cobo Téllez, alias ‘ Diego Vecino’ y 'Juancho Dique'.

Lugares mencionados en la versión: Las comunidades de la Libertad y de Plan Parejo. San Onofre, Sucre

Funcionarios públicos o políticos presuntamente vinculados con sus declaraciones:
La entonces Representante a la Cámara Muriel Benito Revollo, el ex gobernador de Sucre (2004 – 2007), Jorge Anaya Hernández; los ex alcaldes Jorge Blanco Fuentes y Sabas Balseiro.

El cierre de campaña de las elecciones de 2003 para elegir Gobernador de Sucre y Alcalde de San Onofre, fue organizado por los paramilitares. La gente fue transportada desde los corregimientos en camionetas y buses pagados por alias ‘El Oso’, de dineros que le entregaban los jefes paramilitares Rodrigo Mercado Pelufo, alias ‘Cadena’ y Edgar Cobo Téllez, alias ‘Diego Vecino’. En ese cierre de campaña estuvieron la entonces Representante a la Cámara Muriel Benito Revollo, condenada por parapolítica, y el ex gobernador de Sucre (2004 – 2007), Jorge Anaya Hernández, quien se encuentra bajo detención domiciliaria por su estado de salud. También están presos los diputados Nelson Stamp y los cuñados de ‘Cadena’, los hermanos Ayala Bertel, y los ex alcaldes Jorge Blanco Fuentes y Sabas Balseiro.

Todos los que asistieron a ese cierre de campaña fueron elegidos. Casi todos han sido detenidos y algunos condenados por haberse beneficiado del accionar del grupo armado. Casi todos porque el actual alcalde de San Onofre, Edgar Benito Revollo, hermano de la ex Representante está libre y, hasta donde se sabe, sin procesos en su contra.

En San Onofre, la población quedó a la merced de la ley de terror de los paramilitares. Los obligaban a votar por ciertos políticos, acosaban a las mujeres y si no cumplian con las órdenes eran condenados a muerte. Foto Semana

-Perfil de 'El Oso'
-Perfil de 'Diego Vecino'

- Bloque Montes de María

Durante los días 15, 16 y 17 de octubre, Marco Tulio Pérez, alias ‘El Oso’, rindió versión ante la Fiscal de Justicia y Paz y se refirió a varios hechos y respondió a preguntas de la comunidad que siguió vía satélite la audiencia desde La Libertad, corregimiento de San Onofre. Pérez aceptó haber extorsionado a los habitantes de la zona rural de San Onofre, les pidió que lo perdonaran por todo lo malo que había hecho y todo lo bueno que había dejado de hacer. También les dijo que lo que pasó, ya pasó, y que él, “‘El Oso’ no guarda resentimientos”. La procuradora intervino para aclararle que en caso de que existieran resentimientos, quienes podrían sentirlo era la comunidad afectada por sus actuaciones y no al revés.

Esclavitud sexual

Dos hechos dominaron el desarrollo de la audiencia. Una, la relación de los políticos con el grupo paramilitar y otra la relación de ‘El Oso’ con las mujeres de las comunidades de la Libertad y de Plan Parejo, a las que obligaba, según denuncias que se investigan, a tener relaciones sexuales con él. Incluso Pérez imponía como castigo a las mujeres a que le sirvieran en su casa durante ocho días y a los esposos de sus víctimas los ponía a barrer las calles del pueblo. Marco Tulio Pérez negó las acusaciones.

Las denuncias fueron ampliadas y los habitantes de los corregimientos denunciaron también que en 2003 ‘El Oso’ organizó un reinado entre las estudiantes de los colegios, todas menores de edad, y que, según las denuncias, obligó a algunas de las candidatas a tener relaciones íntimas con él.

La Fiscalía investiga también el caso de las candidatas a un reinado veredal en 2003, en las que también se le denunció por haber forzado a las niñas a reunirse con él a solas y abusar de ellas. También lo acusan de haber amenazado a la enfermera de La Libertad, Adriana Porras, quien puso ha en conocimiento de las autoridades los abusos y las posteriores presiones para callar los hechos que la comunidad ha denunciado.

Sobre estos hechos la fiscal formuló las siguientes preguntas:

Fiscal: La enfermera Adriana Porras dice que fue amenazada y le ordenaban que se fueran del pueblo, ¿qué puede decir sobre eso?

MTP: Yo estuve con Kendry Ayala (cuñada de ‘Cadena’), quien le dijo que le pusiera amor al trabajo, porque el centro de salud estaba cerrado. Yo tuve tropiezos con ella, pero no le dije que se fuera. Uno allá no amenazaba de muerte, daba de baja (asesinaba).

F: O sea que las amenazas eran de las AUC?

MTP: Sí, pero no era para tanto. A ella no le gustó que Kendry la regañara delante de mí.

F: A Adriana Porras la han seguido amenazando porque ella figura como líder en Libertad y San Onofre, ¿qué sabe usted de eso?

MTP: Me estoy enterando.

F: Sobre el caso de las menores que aspiraron al reinado organizado por usted, ¿con qué fin lo organizó?

MTP: Para que hubiera integración, porque ‘Cadena’ era muy violento y la gente tenía miedo.

F: ¿Y para qué podría servir ese reinado?

MTP: Para quitarle el miedo a las muchachas, para que surgieran, para que fueran más abiertas.

F: ¿Usted tuvo contacto con las muchachas?

MTP: Yo pasaba revista y las saludaba.

F: ¿Cadena supo lo del reinado?

MTP: Él todo lo sabe

F: Usted propuso el reinado, usted habló con los profesores para que escogieran las candidatas y usted escogió de jurado a dos concejales de San Onofre elegidos por ustedes. Dicen en las denuncias que usted se reunía con las candidatas a solas, ¿es cierto?

MTP: Eso es falso.

F: Usted las llamaba y las entrevistaba a solas. ¿Las amenazó para que no mencionaran esto?

MTP: Eso es falso.

F: ¿Usted sabe que los padres sacaron a sus hijas de San Onofre por las amenazas?

MTP: Yo no tuve más contacto con ellas.

F: Dicen que usted sometía a las niñas y a las mujeres de Libertad y Plan Parejo a violencia sexual y las amenazaba si no accedían a sus deseos…

MTP: Eso es falso doctora, nosotros perseguíamos a los violadores.

F: Como hechos concretos, una señora denuncia que usted quería obligarla a tener sexo y como no accedió fue obligada a barrer las calles durante ocho días.

MTP: Si yo hubiera procedido así, estuviera muerto.

La Procuradora, Marta Choperena interviene y dice: “La Libertad se convirtió en el ejemplo de lo que no debió pasar. La víctima del delito sexual se queda callada por temor al rechazo y a la sanción social. ¿Cómo es posible que usted, que sabía todo lo que ocurría en Libertad no se diera cuenta? Sinceramente no se le puede creer que usted no supiera lo que le pasó a las mujeres de La Libertad.

Interviene la abogada defensora: No es lógico obligarlo a él a que acepte hechos que no ocurrieron. Si alguien tiene imputaciones que las presente ante la justicia ordinaria.

F: Nuestro papel es corroborar los hechos ocurridos y denunciados, pero la fiscalía está en la obligación legal, por lealtad procesal, de informar al postulado sobre los hechos denunciados.

En otro hecho concreto, denunciado también, el padre de una de las niñas afirma que vendió todo lo que tenía para que ‘El Oso’ no se la llevara para Palo Alto, ¿es eso cierto?

MTP: Yo no tengo nada que ver con Palo Alto, allá el comandante era Juancho Dique. Es falso que yo haya exigido dinero a los padres para no llevarme a sus hijas.

F: Cómo es posible que Marco Tulio Pérez, ‘El Oso’, comandante de esos corregimientos, que todo lo sabía, no supiera lo que estaba ocurriendo con las mujeres. La verdad es lo que pasó, no la verdad del postulado.

Más tarde la fiscal le preguntó sobre los favores que le hizo a los políticos, alo que ‘El Oso’ le contestó: “Hice reuniones para influir y colaborarle a varios políticos para que fueran elegidos. En Plan Parejo, corregimiento de San Onofre, hice una reunión en 2002 para que votaran por Muriel Benito Revollo. Ahí estuvo también el candidato al senado Jairo Merlano Fernández, pero a él lo llevó la doctora Muriel. La orden para que la apoyáramos la dio el comandante político Diego Vecino”.

Explicó que su trabajo consistía en aconsejar a las comunidades por quién votar y pedirles el favor que lo hicieran por aquellos más cercanos al grupo paramilitar. “Yo contrataba los buses y la plata la ponía Diego Vecino. Les dábamos desayuno y los llevábamos de regreso a sus pueblos”.

“¿Para qué los reunían?”, preguntó la fiscal.

“Para decirles que teníamos un candidato”, dijo ‘El Oso’.

F: ¿Cómo les decía?

MTP: Por favor acompáñenos a una reunión…

F: ¿Con qué finalidad?

MTP: Usted sabe que gracias a la influencia política se puede estar mejor.

F: ¿Buscaba ejercer poder político?

MTP: Claro, pero eso se lo puede explicar mejor el político.

F: ¿Estuvo Diego Vecino en las reuniones?

MTP: No.

F: ¿Quién recibió a la aspirante Muriel Benito Revollo en Plan Parejo?

MTP: Yo la recibí y yo la presenté.

F: ¿Qué beneficios recibió por apoyar a los políticos?

MTP: No los recibí yo, los recibió las Auc como grupo y los comandantes.

F: ¿Cadena tenía conocimiento de las reuniones políticas?

MTP: Yo le decía a Cadena.

F: ¿Cómo era su apoyo al candidato a la alcaldía de San Onofre?

MTP: Yo mismo iba vociferando por el pueblo, me paraba en las esquinas, hablaba con la gente y decía: “vean muchachos, voten por el futuro alcalde”.

F: ¿Cuántos candidatos había?

MTP: Era candidato único por un convenio con don Diego (Vecino).

F: ¿Qué les dijo sobre el candidato a la gobernación?

MTP: Que había que votar por Jorge Anaya.

En el video del cierre de campaña de 2003, se ve en la tarima al candidato a la Alcaldía de San Onofre, Jorge Blanco Fuentes. Éste le dice al candidato a la gobernación, Jorge Anaya: “Usted se tiene que comprometer con la educación”. Anaya cumplió, pues entregó la Secretaría de Educación a un cuñado de ‘Cadena’, Eduard Ayala Bertel, quien está detenido, acusado de vender los nombramientos de los maestros a tres y cinco millones de pesos, dependiendo de la categoría.