La democracia según el 'El Oso'

Según dijo el ex paramilitar Marco Tulio Pérez, alias 'El Oso' ante un Fiscal de Justicia y Paz, la gente escogía por qué concejal votar y los paramilitares le facilitaban el triunfo al señalado. Dijo además que le dijeron a la gente por quién votar por diputado por San Onofre y por gobernador, según los candidatos que fijó Edward Cobo Téllez alias ‘Diego Vecino’.

En una audiencia ante un fiscal de Justicia y Paz, el paramilitar dio su versión de cómo se ejercía la política en pueblos y departamentos bajo el control de las AUC.


- Vea perfil de alias 'El Oso'


- Muriel Benito Revollo y sus vinculos con paras (Semana)
.

- Bloque Montes de María

En San Onofre, Sucre, las autodefensas establecieron un sanguinario grupo para enfrentar a los frentes de las Farc que asolaban el occidente de los Montes de María y en la región de Maríalabaja. Como comandante urbano estaba alias ‘El Oso’, quien recibía órdenes políticas de Diego Vecino y militares, de Rodrigo Cadena. ‘El Oso’ ha estado rindiendo versiones libres ante varios fiscales de la Unidad de Justicia y Paz, ante quienes ha reconocido la participación en cientos de hechos delictivos, entre desplazamientos, asesinatos y desapariciones. En la audiencia del miércoles 15 de octubre de 2008, Pérez también reconoció haber ejercido influencia sobre las comunidades para que votaran por sus candidatos a diversos cargos locales.

'El Oso' hizo una declaración y contestó preguntas del fiscal.

"Nosotros estábamos convencidos que podíamos cambiar la tradición política de aquellos candidatos que solamente visitaban las regiones en época de elecciones para conseguir votos ofreciendo plata, licor y música. Mi propósito era organizar a las comunidades. Yo influí para que esas comunidades escogieran sus propios candidatos.

Por ejemplo en el corregimiento de Libertad la misma comunidad escogió a René Torrente para lanzarlo como candidato al concejo de San Onofre. En Rincón del Mar apoyamos a Carlos Ocón; en Verrugas a Marlon Donado;y en San Onofre a Pablo Vásquez y a Guillermo Gómez Balseiro. Este personal fue escogido por la misma comunidad y nosotros les brindamos apoyo. ¿Cómo? Colaborándoles con el transporte, llevándolos a los puertos de votación.

Fiscal: ¿Apoyaron a las comunidades para que escogieran el mejor candidato según ustedes?

Oso: Claro.

F: ¿Usted cree que para una persona escoger por quién votar es necesario reunirla?

O: Nosotros lo que queríamos era que las regiones sacaran su propio representante y eso fue lo que se hizo. Libertá nunca había tenido un concejal, Verrugas tampoco y ahora fue que se dieron las cosas.

F. Usted es miembro de las Auc, y sus hombres organizaban a los habitantes de Libertá, Rincón, Verrugas para decirles por quién votar. Si yo viviera en uno de esos corregimientos y no quiero ir a la reunión, ¿qué me pasaría?

O.: No le pasaba nada. Solamente que nosotros lo que hacíamos era orientar a la gente, no la amenazábamos. Era para que ellos se orientaran y hicieran una buena elección.

F. ¿Y usted le decía el nombre de ese mejor candidato?

O.: No, ellos…

F.: ¿Cuándo escogieron a Torrente ustedes le dijeron este es el mejor candidato?

O.: No docto, o que pasa es que si ellos mismos eligen y dicen “vamos a lanzar a René Torrente, que es un profesor”, nosotros decimos vamos a apoyarlo.

F.: Ustedes que decían: Torrente es el idóneo, voten por él…

O.: Si el pueblo estaba de acuerdo lo apoyábamos.

F.: El problema es ese estar de acuerdo. ¿Cómo no estar de acuerdo con el comandante de las Auc?

O.: Si nosotros lo hubiéramos escogido, así si hubiera sido a la fuerza.

F.: Y si Juan quería aspirar en la Libertá y ustedes apoyaban a Torrente?

O.: No es que no se llegó a ese hecho.

F.: O sea, un solo candidato?

O.: Sí.

F.: No había democracia en Libertad y San Onofre?

O.: O sí, pero todos se unían a un solo candidato.

F.: Porque esa era la recomendación suya.

O.: No, no. Uno les decía: aprovechen y saquen a un candidato de la misma población.

F.: Y si había dos o tres candidatos que querían representar al corregimiento, ¿cómo hacían para tener esa oportunidad?

O.: Nosotros no lo poníamos. Allá no se le prohibió a nadie que hiciera política. Eso sí, se les pedía que eligieran bien.

F.: Si usted dice que el pueblo estaba de acuerdo, ¿para que el apoyo entonces?

O.: Es que a ellos no se les ocurría. Llegaba otro con licor y dinero y se iban por ese lado.

F.: Ustedes ofrecían transporte, esa no es otra forma de controlar la democracia?

O.: Pero apoyando a la comunidad, tenía que importarle al pueblo.

F.: Cuando usted reunió a la comunidad ellos dijeron que el mejor candidato era Torrente?

O:: Sí.

F.: Y votaron por él…?

O.: Por él votaron.

F.: ¿Cuantos votos sacó Torrente?

O.: Como un 70 por ciento.

F.: Si ustedes no dicen que Torrente es el candidato ideal, la comunidad no vota por él.

O.: Posiblemente.

F.: ¿Qué cargo tenía usted en la organización?

O.: Yo era comandante urbano de Libertá, Pajonal, las Brisas, Aguas Negras y Berlín.

F.: ¿Cómo es que siendo comandante político también tenía funciones militares?

O.: Vecino me mandó como líder comunitario, pero no dejé de obedecer las órdenes de Cadena.

F.: ¿Dónde le rendía información a Vecino, en el palo de caucho?

O.: Variábamos, la mayoría de las veces en el caucho.

F.: ¿Vecino le mandaba dinero para esas actividades políticas?

O.: A mí sí, para el transporte.

F.: ¿En el caso de los diputados a quiénes apoyaron?

O.: A Nelson Stamp Berrío.

F.: ¿Y para la gobernación a quién apoyaron?

O.: La orden de Vecino fue apoyar a Jorge Anaya y a la cámara por la doctora Muriel Benito Revollo.

F.: Ejercieron influencia en el electorado para escoger y votar por estas personas?

O.: Sí. Tengo que aclarar que en Plan Parejo se hizo una reunión para la doctora Muriel por orden del comandante político Diego Vecino. En el caso de la gobernación se le insinuó al personal que el mejor candidato podía ser Jorge Anaya, pero él no asistió a ninguna reunión conmigo. Sólo seguíamos las órdenes de Vecino.

F.: La gente recibe la insinuación suya como una orden o como un favor.

O.: Lo que pasaba es que la ley por allá éramos nosotros.

F.: ¿Era una orden?

O.: Bueno, no sé cómo lo tomarían ellos.

F.: Hay cincuenta personas reunidas por orden suya. Ellos saben que los citó El Oso, usted es comandante de las Auc, todos le tienen miedo y usted dice que les pidió un favor?

O.: Hay que tener pendiente que el pueblo no votó bajo amenazas.

F.: Usted había dicho en otra sesión que la gente entendía cuando la reunían que era una orden votar por x o y. Usted mismo nos dijo que Cadena le había dicho que “los que iban contra el movimiento había que ejecutarlos”. Confirme si era así.

O.: Así fue.