Alias 'El Samario' aceptó homicidio de jueza en Cesar

El paramilitar desmovilizado Alcides Manuel Mattos Tabares, alias 'El Samario', aceptó en versión libre su responsabilidad en el asesinato de la jueza de Becerril, Marilys de Jesús Hinojosa. También admitió haber tirado al río los cuerpos de siete funcionarios del CTI asesiandos en marzo de 2000.
En breve: El paramilitar desmovilizado Alcides Manuel Mattos, alias 'El Samario', confesó haber participado en el homicidio de la jueza de Becerril, Marilys Hinojosa Suárez, y admitió que tiró al río los cuerpos de siete funcionarios del CTI que fueron asesinados en 2002, por miembros del bloque Norte.

Lugares mencionados: Becerril (Cesar), Sabana Alta (Cesar).

Paramilitares mencionados: Óscar José Ospino, alias 'Tolemaida', cabecilla del frente John Jairo López; 'El Guajiro'; 'Jorge 40'.

Ante la fiscal tercera de la Unidad Nacional de Justicia y Paz, Alcides Manuel Mattos Tabares, alias ‘El Samario', desmovilizado del bloque Norte, aceptó su participación en el homicidio de Marilys de Jesús Hinojosa Suárez, jueza promiscua de Becerril, Cesar.

El crimen fue cometido el 27 de enero de 2003, cuando varios hombres que se movilizaban en una camioneta interceptaron a la funcionaria en la vía entre Codazzi y Becerril, y luego la mataron.

Según Mattos Tabares, la jueza Marilys Hinojosa se había reunido en dos oportunidades con Óscar José Ospino Pacheco, alias ‘Tolemaida', cabecilla del frente 'Jhon Jairo López' del bloque Norte, y con un capitán del Ejército adscrito al Batallón Guajiros, con el objetivo de entregarles información judicial en contra de las autodefensas.

De acuerdo con el postulado, el grupo ilegal también se enteró que la jueza estaba colaborando con la guerrilla, mediante la supuesta entrega de los movimientos de las tropas del Ejército Nacional y las AUC. Así mismo, aseguró, que la víctima era familiar de la compañera sentimental de Juvenal Ovidio Palmera Pineda, alias ‘Simón Trinidad'.

Por el homicidio agravado de la funcionaria judicial ya fueron condenados a 40 años de prisión por el Juzgado Octavo Especializado de Bogotá, Tomás Ovalle y Jhonny Amaya, ex alcaldes de Codazzi y Becerril, respectivamente.

Durante la diligencia, alias 'Samario' también se refirió al caso de los siete investigadores del CTI que fueron asesinados en marzo de 2000 cuando viajaban de Codazzi a La Paz (Cesar). El desmovilizado admitió que en Sabana Alta (Cesar) recibió los sacos que contenían, aparentemente, los restos de los funcionarios, y después los tiró a un río. Las osamentas fueron entregadas por alias ‘El Guajiro', paramilitar de la región que luego fue desaparecido por órdenes de los cabecillas del mismo grupo ilegal armado. Las desapariciones de los investigadores del CTI ya fueron aceptadas en versión libre por Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40', máximo cabecilla del bloque Norte.

Actualmente, alias 'Samario' se encuentra recluido en la Cárcel Judicial de Valledupar.

Con información de Fiscalía