Juez de Quibdó rechazó señalamiento de ex paramilitar

Gustavo Arley Córdoba Murillo, juez penal del circuito de Istmina, Chocó, niega cualquier vínculo con grupos armados ilegales.

Magistrados en Medellín han pedido cuentas a la Fiscalía sobre parapolitica en el Chocó.El juez Gustavo Arley Córdoba Murillo rechazó la versión del ex paramilitar William Mosquera Mosquera, quien lo señaló de haber favorecido a las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), y las calificó de “mentiras, infundios y calumnias”.

En carta enviada a VerdadAbierta.com y fechada el pasado 7 de marzo, Córdoba Murillo desvirtuó los señalamientos, parte de los cuales fueron reseñados en el informe ¿Cómo van las investigaciones de parapolítica en Chocó?: pregunta magistratura, publicado el pasado 6 de marzo.

En ese artículo, se dijo que la Fiscalía 13 Delegada de Justicia y Paz había compulsado copias a la justicia ordinaria para que se investigara a Córdoba Murillo, quien para finales de la década del noventa se desempeñaba como juez en Quibdó, por cuanto fue señalado por el ex paramilitar Mosquera Mosquera de favorecer a las AUC.

Carta del juez
Córdoba Murillo rebatió, en tres puntos, lo que en su contra dijo el ex paramilitar en su contra. En aras del equilibrio informativo, publicados de manera textual los argumentos del juez:
 
“1.- Que WILLIAM MOSQUERA MOSQUERA, Reservista del Ejercito Nacional, era hermano del más temido y sanguinario jefe paramilitar que azotó a la ciudad de Quibdó, alias EL BRUJO, y fue por nuestra parte, en la misión de impartir justicia, condenado a la pena de VEINTICINCO AÑOS DE PRISIÓN, por los delitos de homicidio y concierto para delinquir (Sentencia Núm. 016 del 13 de junio de 2003; Radicado Núm. 2003-0018-00 Juzgado Penal del Circuito Especializado de Quibdó).
 
2.- Que como Juez Especializado de la República, con rigor, valor y justicia, igualmente me correspondió imponer un sinnúmero de sentencias de condenas a miembros de estas y otras organizaciones ilegales terroristas. Resalto, que la primera condena en nuestro país, originaria de la cultura anti-democrática de los "falsos positivos", la rubricó el suscrito, lo que ocurre es que el centralismo no nos ve, porque somos el sur, pura periferia (La invitación respetuosa...consultar los archivos).
 
3.- Que ante un valiente y consecuente comportamiento como el mío, son inevitables tanto las argucias, la componencia, la maledicencia pública como las afiladas declaraciones de parte de quien ha recibido una dura condena. Esperar por tanto, loas a mi nombre y obra, sería la mayor candidez”.