'Don Berna' denuncia amenazas

El ex jefe paramilitar asegura que no colabora con la justicia por amenazas contra su familia y sus abogados. La Fiscalía dice que no han demostrado de donde y cuáles son las amenazas y analiza su expulsión de Justicia y Paz.

Alias 'don Berna' fue condenado en EE.UU por narcotráfico. Foto Semana
El extraditado paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano alias 'don Berna' aseguró, a través de sus abogados, que su ausencia en las citaciones de la justicia colombiana se debe a que sectores legales del país, tanto económicos, como políticos y militares, están detrás de las amenazas contra el, su familia y sus abogados.
 
Así le dijo a Verdad Abierta el jurista Diego Álvarez Betancourt, apoderado de alias ‘don Berna’, quien señaló su preocupación por la falta de actuación del Gobierno Nacional y de la Fiscalía General de la Nación para protegerlos de las intimidaciones de las que vienen siendo víctimas desde hace varios años.
 
“Las amenazas provienen de sectores legales de la sociedad. Ni siquiera ilegales, son legales”, precisa Álvarez Betancourt. “Por eso es que no le prestan protección del Gobierno colombiano ni de la Fiscalía ni de la Corte Suprema de Justicia”.
 
De acuerdo con el abogado defensor de ‘don Berna’ “todo se debe a la verdad de don Berna, lleva más de 20 años en el cuento, era el confidente de Carlos Castaño y era su mano derecha. Si alguien tiene conocimiento exacto de esas relaciones y de cómo se manejaban es él. Y eso es lo que muchos están temiendo”.
 
Las denuncias al respecto, según el defensor, han sido presentadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
 
Una de las personas que más ha sido intimidada es la abogada Consuelo Parra, quien fue contratada por alias ‘don Berna’ para manejar el tema de las víctimas. “Ella estuvo muy sitiada en algún momento, bastante sitiada, hasta que le cancelaron la visa”, afirma Álvarez Betancourt. 
 
Esta jurista es desmovilizada del Bloque Centauros de las AUC y ha defendido en diversos procesos a los ex jefes paramilitares Hernán Girado, Nódier Giraldo Giraldo y Eduardo Enrique Goynochea, ex integrantes del Frente Resistencia Tayrona de las AUC y extraditados en mayo del 2008 junto a otros once ex paramilitares más.
 
Con respecto a los familiares de Murillo Bejarano que aún viven en el país dijo que también son blancos de las amenazas. Álvarez Betancourt indicó que su defendido no quiere que esa información se divulgue a nivel nacional, ni siquiera la identidad de dos de ellos asesinados el año pasado.
 
Si bien en abril de 2009 alias ‘don Berna’ había puesto como condición para ser testigo de un proceso que lleva la justicia norteamericana contra un ciudadano colombiano por delitos relacionados con el narcotráfico y continuar en rindiendo versión libre ante Justicia y Paz que se le diera protección a 20 de sus familiares para, la petición no prosperó, las autoridades estadounidenses negaron el otorgamiento de visas a sus familiares y en cambio recibió una condena de 32 años de prisión. 
 
Ante la negativa de trasladar a sus familiares a Estados Unidos, la estrategia de Murillo Bejarano y sus abogados ha sido buscar ayuda ante organismos internacionales y en algunos países para llevar a los que están siendo amenazados. “No buscamos ayuda a través del Gobierno Nacional porque es decirles dónde estamos. En algunos países hemos obtenido respuestas positivas y en ello nos ha colaborado mucho la doctora Piedad Córdoba”, explica Álvarez Betancourt.
 
De acuerdo con el abogado defensor de alias ‘don Berna’, recurrir a esas alternativas de protección ha sido necesario por cuanto en Colombia no les han querido prestar atención ni creer en sus versiones. En particular el jurista se refiere al Fiscal 45 de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, quien tiene bajo su responsabilidad indagar por todos los crímenes cometidos por el Bloque Cacique Nutibara, que comandó alias ‘don Berna’ entre los años 2000 y 2003, y que operó en Medellín y otros nueve municipios más del Valle del Aburrá.
 
“Hay denuncias reiteradas de parte de mi cliente de que hay amenazas muy serias en contra de su familia y a eso aquí nunca le han querido parar bolas. Ese fiscal ni siquiera ha querido corroborar la información”, reitera Álvarez Betancourt. “Y pese a todas las peticiones, continúa programando versiones con mi cliente, como la del lunes pasado, en la cual ni siquiera estuve presente”.
 
El abogado se refiere a una versión libre rendida a través de teleconferencia el lunes pasado desde la Federal Correctional Center, presidio de Miami donde desde hace un mes se encuentra recluido alias ‘don Berna’, y en la cual reiteró su negativa de continuar en las diligencias de Justicia y Paz.
 
Según Álvarez Betancourt, al Fiscal 45 de Justicia y Paz se le avisó con tres meses de anticipación que ni su cliente ni sus abogados tenían condiciones de seguridad ni acceso a información para continuar una versión libre. “En la cárcel de Miami no se puede ingresar absolutamente nada. ¿Entonces, cómo quería hacer diligencias, a punta de memoria?”.
 
Para reforzar su versión, el jurista cuenta que en la primera semana de noviembre de este año su cliente se reunió con el magistrado auxiliar Iván Velásquez, quien es el enlace entre los organismos de justicia de Estados Unidos y Colombia para agilizar las declaraciones de los ex paramilitares recluidos en las cárceles estadounidenses. “En esa reunión, de más de ocho horas, acordaron no hacer más diligencias hasta que se garanticen medidas de seguridad para mi defendido”, dice Álvarez Betancourt. “Pero ese fiscal de Medellín no le cree a nadie, ni al magistrado, ni a los abogados, ni al postulado. No cree que haya amenazas ni hace ningún tipo de verificación”. 
 
La tensión entre abogados y fiscal ha llegado a tal grado el defensor, de común acuerdo con si cliente, solicitaron el cambio del Fiscal 45 de Justicia y Paz, pues al parecer no les ofrece las garantías suficientes para conducir el proceso. “Yo solicité ese cambio por varias irregularidades, entre ellas que lleva más de dos años tratando de ponerle medidas cautelares a 120 propiedades, con toda la información a su disposición, y no ha pasado de 30”, explica Álvarez Betancourt.
 
Y enuncia otros aspectos más que motivaron esa decisión: “No tiene idea de la ley: no informa sobre acciones presentadas en contra de mi cliente, no hay una labor de de coordinación, no le ha querido devolver los equipos de computo a pesar de que ya tiene la orden para que me los devuelva, no corrobora la información que se le da. Esa no es la filosofía de Justicia y Paz, se trata de que la defensa pueda trabajar mancomunadamente con el fiscal, buscando no solamente que haya reparación sino verdades, pero con este fiscal ha sido imposible”. Incluso, agrega en su listado de reparos que no posee visa americana, lo que eventualmente dificultaría las tareas de contacto con su cliente.
 
Por último, este abogado advierte que si se concreta la petición de excluir a alias ‘don Berna’ del proceso de Justicia y Paz, tal como se ha venido planteando, quienes pierden en últimas son las víctimas y  se afecta la construcción de la verdad que este ex paramilitar posee sobre los hechos perpetrados por hombres bajo su mando en diversas regiones de Antioquia y Córdoba.
 

La versión del fiscal
Albeiro Chavarro, Fiscal 45 de Justicia y Paz, rechazó las críticas del abogado Álvarez Betancourt, y advirtió que quien conduce el proceso es él y no la defensa del postulado.

 
“Ellos (refiriéndose a los abogados de alias ‘don Berna’) siempre han argumentado que es el postulado el que suspende una diligencia. Y quien realmente la suspende es el fiscal”, aclara el Chavarro. El mecanismo es simple: para suspender una audiencia el fiscal evalúa la solicitud y se analiza si está justificada o no. “Para la audiencia que convoqué el lunes no encontré la solicitud ni justificada ni razonable, por eso no la suspendí. Yo dirijo la investigación y soy el que determino”.
 
Este fiscal indica que hasta el momento ni el postulado ni su defendido le han mostrado de manera concreta quiénes son las personas amenazadas ni a través de qué medios se vienen haciendo esas intimidaciones. “No hay denuncias. Contactamos a ‘don Berna’ y hasta ahora no nos ha dicho quiénes son los familiares amenazados ni cuáles fueron las personas que supuestamente le asesinaron el año pasado”. Además, agrega, “contactamos a su abogado y él nos preguntó que para qué necesitábamos esa información. Ellos dicen que están amenazados, pero tampoco confían en el Programa de Protección de Testigos de la Fiscalía”.
 
Al respecto de la solicitud que ha hecho la defensa de alias ‘don Berna’ de tramitar ante sus superiores su cambio, Chavarro afirma que es “una solicitud caprichosa” sustentada en un hecho específico: “el abogado no quiere venir a Medellín porque alega que tiene problemas de seguridad, pero a él le conviene que se traslade a Bogotá porque es allá donde vive”. Para este fiscal, el proceso debe seguir en Medellín por cuanto en esta ciudad vive la mayoría de las 18.000 víctimas que dejaron los hombres bajo el mando de Murillo Bejarano.
 
Hasta el momento, ‘don Berna’ ha comparecido a ocho audiencias de versión libre desde julio de 2008 y según el Fiscal 45 “sólo ha confesado 10 casos. Siempre aplazan las diligencias”.
 
Sobre la falta de visa para viajar a Estados Unidos, el fiscal admite que carece de ella, pero argumenta que no es un requisito insalvable para atender el proceso desde Medellín. “Para demostrarlo está la audiencia del lunes, la hicimos desde Miami sin ningún problema”.
 
Por último, también reconoció que si bien se ha planteado excluir del proceso de Justicia y Paz a Murillo Bejarano, la decisión no se ha tomado aún. “El tema se está estudiando. Su renuencia es una causal de exclusión. Ya ocho diligencias y en todas ha manifestado problemas, de seguridad, salud, que no hay compromisos. ¿Hasta cuándo podemos tener una situación de estas suspendida? No podemos esperar por siempre”, concluye Chavarro.