Desmovilizado salpica a Rito Alejo Del Río

El general retirado fue mencionado por ‘Alonso’, antiguo guardaespaldas y hombre de confianza de los Castaño, como enlace de los ‘paras’ para entrar a Bogotá.

El general (r) Rito Alejo del Río fue mencionado por 'Alonso', que era escolta de los hermanos Castaño.

-El informe que advirtió de los nexos de Rito Alejo del Río con los 'paras'
-
Estados Unidos vs. Del Río
Corte Suprema ordena reabrir caso contra Rito Alejo del Río
Lo que está en juego en el juicio a Rito Alejo Del Río
“Nos quieren extraditar cuando empezamos a hablar de políticos y militares": 'El Alemán'
Doce paramilitares fueron guías del ejército en la Operación Génesis

En una versión libre ante Justicia y Paz, Jesús Emiro Pereira Rivera, alias ‘Alfonso’ o ‘Huevoepisca’, dijo que Rito Alejo Del Río supuestamente los ayudó a llegar a Bogotá, donde los Castaño lo mandaron en 1998.

Según este ex paramilitar, el general Rito Alejo Del Río lo recomendó con el coronel Jorge Eliécer Plazas Acevedo, jefe de inteligencia de la Brigada XIII del Ejército con sede en Bogotá. “Fue Rito que nos recomendó el coronel Plazas (…), cómo éramos nuevos (en Bogotá), Rito Alejo me presentó”.

Alias ‘Alfonso’ le dijo a la Fiscalía que conoció al hoy ex General del Ejército a través de Freddy Rendón, alias ‘El Alemán’, y de Raúl Hasbún Mendoza, alias ‘Pedro Bonito’ o 'Pedro Ponte', y asveró que este ex oficial “tenía mucho que ver con las autodefensas en Urabá”.

Pereira Rivera, quien fue escolta de Fidel, Vicente y Carlos Castaño, añadió que “iba mucho a la casa de Rito”.

Del Río fue comandante de la Brigada XVII del Ejército, con sede en Carepa, Urabá antioqueño, entre los años 1995 y 1997. Después fue comandante de la Brigada XIII en la capital de la República. En 1999 el entonces presidente Andrés Pastrana lo llamó a calificar servicios ante las reiteradas denuncias de sus supuestos vínculos con grupos paramilitares, los cuales fueron tenidos en cuenta por la Fiscalía General de la Nación para ordenar su captura en 2001. No obstante, en el 2004 fue absuelto, pero los procesos en su contra continuaron y nuevamente fue detenido en septiembre de 2008. En la actualidad permanece recluido en una guarnición militar.


Alias ‘Alonso’ también acusó el coronel Plazas Acevedo de desaparecer a uno de sus hombres, el paramilitar José Huber Coca Ceballos, alias ‘Camilo Coca’. Éste era el enlace con el oficial, y se reunía frecuentemente con Plazas en la sede de la Brigada XIII y en el municipio de La Mesa, Cundinamarca, donde tenía su base la estructura armada ilegal bajo su mando. Al parecer hubo un problema entre ‘Coca’ y el coronel Plazas, porque el oficial usaba inteligencia militar para coordinar secuestros.

El coronel Jorge Eliécer Plazas fue en 1997 jefe de inteligencia de la Brigada XVII en Urabá y dependía directamente de Del Río. A principios de 1998, el propio General trajo a Plazas como su hombre fuerte de inteligencia en la Brigada XIII de Bogotá. Estando allí, se comprobó que este oficial participó como autor intelectual del secuestro y el posterior asesinato del industrial Benjamín Khoudari. Fue detenido y condenado a 40 años de cárcel, pero se fugó de la Escuela de Artillería en 2003 y en la actualidad se encuentra prófugo.

Plazas también ha sido mencionado por Salvatore Mancuso, así como por alias ‘El Alemán’ y varios ex paramilitares más por sus nexos y sus operaciones conjuntas con estructuras de las Auc.

Por su parte, Rito Alejo Del Río está siendo juzgado por el asesinato del campesino Marino López Mena, perpetrado el 24 de febrero de 1997 en Bijáo, Chocó, por paramilitares de las Autodefensas Campesina de Córdoba y Urabá (Accu).

Del Río, quien ha sido llamado por diversos sectores sociales y políticos como “el Pacificador de Urabá”, se encuentra detenido desde el 5 de septiembre de 2008 y ha sido señalado de ser presuntamente uno de los apoyos más importantes del paramilitarismo en la región de Urabá desde la comandancia de la Brigada XVII del Ejército entre los años 1995 y 1997, acusación que el ex militar ha negado de manera reiterada.

La Fiscalía realizó investigaciones en Urabá y tomó como base las confesiones realizadas por alias ‘El Alemán’, 'HH' y Salvatore Mancuso, quienes acusaron al ex Comandante de la XVII Brigada del Ejército de apoyar la expansión paramilitar durante su paso por Urabá.

El ex coronel del Ejército Carlos Alfonso Velásquez reveló también un informe fechado el 31 de mayo de 1996 en el que advirtió al entonces comandante de las Fuerzas Militares, general Harold Bedoya, de los posibles nexos del Del Río con grupos paramilitares en el Urabá antioqueño y chocoano. El ex oficial dijo que el envío de esta comunicación le significó haber sido retirado de su cargo y su salida del Ejército.

La justicia tendrá que verificar lo dicho por el ex paramilitar.

Tags: *Alfonso*