Ramón Izasa aceptó 27 delitos en Caldas

Los ex jefes paramilitares Ramón Izasa y Walter Ochoa Guisao aceptaron por línea de mando su responsabilidad en 27 crímenes cometidos por ex integrantes de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio en Caldas.

Ramón María Izasa, ex jefe paramilitar de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio. Foto Semana.
 

En breve: Los ex jefes paramilitares Ramón Izasa y Walter Ochoa Guisao aceptaron su responsabilidad en 27 crímenes cometidos en Caldas. En conjunto con Jorge Enrique Echeverry alias ‘Vaso de Leche’ se comprometieron a ayudar a la Fiscalía a esclarecer 44 posibles casos de reclutamiento forzado.

Paramilitares mencionados: Ramón María Izasa alias ‘El Viejo, Walter Ochoa Guisao alias ‘El Gurre’, Jorge Enrique Echeverry alias ‘Vaso de Leche’ y Luis Fernando Herrera Gil alias ‘Memo Chiquito’.

Lugares mencionados: Caldas.
 

En versión libre conjunta, el ex jefe paramilitar Ramón Izasa, alias ‘El Viejo’ aceptó que fue responsable de 27 crímenes que cometieron ex integrantes de los frentes Central y Omar Izasa de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (Acmm) en Caldas.

'El Viejo’ reconoció por línea de mando su responsabilidad sobre la totalidad de los casos, pero por problemas de memoria dijo no poder aportar nueva información.


La mayoría de los crímenes cometidos fueron asesinatos selectivos por narcotráfico y por la mal llamada ‘limpieza social’, siendo los más significativos aquellos cometidos en la masacre del bar Tres Esquinas, en la que los paramilitares asesinaron a tres personas, una por el simple hecho de ser travesti, otra señalada de ser ladrona y otra acusada de vender drogas.

Izasa dijo que no podía aportar nueva información en 44 casos de posible reclutamiento forzado, sobre los cuales la Fiscalía esperaba que el ex jefe paramilitar afirmara o desmintiera las declaraciones dadas por los integrantes de las Acmm el día de la desmovilización, y así poder llevar los casos pertinentes a imputación.

Walter Ochoa Guisao alias ‘El Gurre’, ex jefe político del frente Omar Izasa y quien también participó en la versión libre, contestó en varias ocasiones las preguntas que la Fiscalía hizo a Izasa, tratando de ayudar al ex jefe paramilitar a recordar los hechos y aclarando situaciones que Izasa no pudo recordar.

La versión libre conjunta contó además con la participación del ex jefe paramilitar Jorge Enrique Echeverry alias ‘Vaso de Leche’, encargado por Izasa del manejo de las autodefensas en San Miguel, Antioquia.

Debido a que la totalidad de los crímenes sobre los que se trató en la versión fueron cometidos en Caldas, alias ‘Vaso’ no acepto responsabilidad alguna sobre los mismos, pero colaboró con la Fiscalía respecto a las dudas en los casos de reclutamiento forzado.

El frente Omar Isaza fue comandado en lo político militar por Luis Fernando Herrera Gil alias ‘Memo Chiquito’, quien según ‘El Gurre’ fue quien ordenó la mayor parte de los crímenes tratados en la versión. Este frente, que asumió el nombre de uno de los hijos de Isaza que murió en un accidente, delinquió en varios municipios de Tolima, Caldas, Antioquia y Cundinamarca.

El objetivo de la versión conjunta era poder llevar a imputación los 27 casos de Caldas y los 44 de reclutamiento forzado, ultimando detalles con la información complementaria de cada caso que pudieran aportar los ex jefes paramilitares.

Debido a que ninguno de los tres ex paramilitares aportó información nueva en los casos de Caldas y a que reconocieron su responsabilidad en los hechos, estos podrán ser presentados para imputación durante la siguiente audiencia en los tribunales de Justicia y Paz.

Sin embargo, la fiscalía no podrá imputarles casos de reclutamiento forzado porque no fueron reconocidos por el ex jefe paramilitar.

Luego de ver algunas fotografías proyectadas por la Fiscalía de los paramilitares que dijeron haber sido reclutados como menores de edad, los tres ex jefes  comentaron que la calidad de las imágenes no era la mejor, lo que les impedía reconocer a los menores acerca de los cuales les estaban preguntando, y además, al no contar con los alias, les era muy difícil recordar por el nombre a sus antiguos subalternos.

El reclutamiento forzado se define en Colombia como la incorporación de menores de 18 años en las filas de cualquier grupo armado. Durante las desmovilizaciones de los paramilitares en el proceso de paz con el gobierno del ex presidente Uribe Vélez, muchos paramilitares dieron fechas falsas de su verdadero ingreso a las autodefensas, creyendo que así obtendrían beneficios económicos.

Según la Fiscalía, al comparar ese registro con la fecha de nacimiento de muchos paramilitares, se observa un alto número de casos de reclutamiento forzado. En algunos de esos casos la mentira sobre la fecha de ingreso es evidente y en otros sólo puede ser verificada a partir de los testimonios de otros paramilitares.

Con el fin de ayudar a esclarecer este punto, alias ‘Vaso’ pidió a la Fiscalía un tiempo para que cada uno de ellos pueda averiguar con otros desmovilizados de las Acmm sobre los posibles casos de reclutamiento forzado.

El fiscal del caso aceptó la propuesta de ‘Vaso’ y decidió aplazar la audiencia para próximas versiones, lo que implica un retraso en la imputación de estos casos de reclutamiento forzado.

Estos crímenes tendrán que ser investigados por la unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía.