'El Gurre’ y ‘Elkín’ comenzaron a reconocer sus víctimas en Fresno (El Nuevo Día)

Con inconsistencias se desarrolló el comienzo de la versión conjunta de alias ‘Elkin’ y ‘El Gurre’, ex comandantes del Frente Ómar Isaza en Fresno, Tolima.
Evelio de Jesús Aguirre Hoyos, alias ‘Elkin’. Foto: Diario El Nuevo Día

Los ex jefes paramilitares, Evelio de Jesús Aguirre Hoyos, alias ‘Elkin’, y Walter Ochoa Guisao, alias ‘El Gurre’, rindieron versión libre este lunes ante el Fiscal Segundo de Justicia y Paz, en Bogotá, para confesar ante los familiares de sus víctimas varios crímenes que este grupo cometió en Fresno y el norte del Tolima.

Aunque a la versión llegaron familiares de víctimas de las AUC de La Dorada, Caldas, se fueron sin escuchar a su victimario, debido a que Enrique Echeverry, alias ‘Vaso de Leche’, ex comandante militar de esta población, no asistió a versión libre.

Fresno protagonizó jornada
La jornada de ayer estuvo enmarcada por algunos de los asesinatos, desapariciones y desplazamientos que ocurrieron en Fresno y que comenzó a confesar Evelio de Jesús Aguirre Hoyos, alias ‘Elkin’, ex comandante de este municipio del norte del Tolima.

El hombre, que en su primera versión dijo a la Fiscalía que "en Fresno no se moría nadie sin que él no lo ordenara", pareció haber olvidado algunos casos, toda vez que dijo no recordar varios de los hechos presentados por el ente investigador.

‘Elkin’ aceptó haber ordenado la muerte de más de 15 personas en Fresno, otros tantos en Mariquita y en Herveo, todos, dentro de lo que consideraban "limpieza social", todos los casos, de no haber ingresado a la ley de justicia y paz habrían quedado impunes, toda vez que la Fiscalía local de Fresno les había expedido actos inhibitorios aduciendo que no se hallaron pruebas que permitieran imputar responsabilidad a alguna persona o grupo ilegal que operara en la zona.

Todos los hechos presentados por la Fiscalía fueron aceptados por alias ‘El Gurre’ quien ostentó el cargo de Comandante Político del Frente ‘Omar Isaza’, por lo tanto debía aceptar su responsabilidad por lo que denominan "línea de mando", es decir, que aunque, supuestamente, no sabía de los "excesos" de los comandantes de cada municipio, era quien lideraba esta organización y por lo tanto debe responder por estos hechos.

‘Elkìn’ confirmó amenazas de muerte
Durante la versión ante el Fiscal Segundo de Justicia y Paz, Evelio de Jesús Aguirre Hoyos, alias ‘Elkin’ o ‘Tajada’, aseguró que está amenazado de muerte y pidió protección especial.

Según dijo, desde que comenzó a declarar en Ibagué y posteriormente concedió una entrevista telefónica a EL NUEVO DÍA, donde anunció que Fresno iba a comenzar a saber la verdad de lo que sucedió con el paramilitarismo en este municipio, empezaron a llegar las advertencias de su obligación de quedarse callado.

El ex comandante de las autodefensas dijo al Fiscal Segundo, que guardianes del Inpec en la cárcel de Picaleña le advirtieron que debía cuidarse con los enlatados y la comida porque querían matarlo.

Advirtió que tan pronto manifestó su intención de comenzar a delatar a los políticos y colaboradores de las AUC en Fresno empezaron a llegar las amenazas y por eso solicitó que lo trasladen de centro carcelario.

"Yo quiero solicitarle que me trasladen para la cárcel La Picota", dijo ‘Elkin’, pero el Fiscal aseguró que esos rumores de los guardianes de Picaleña tendrán que ser corroborados, por lo que harán un estudio de los riesgos que este ex comandante paramilitar ha señalado.

Víctimas no aceptan argumentos para homicidios
Aunque las versiones de Justicia y Paz están hechas para que los familiares de las víctimas puedan saber la verdad de lo que sucedió con sus seres queridos, los argumentos esgrimidos por los paramilitares resultan más ofensivos para quienes tuvieron que sufrir sus hechos criminales.

Así sucedió cuando se habló de Jaime Castaño Bermúdez, de 52 años de edad, conocido como ‘El Ovejo’, a quien las autoridades hallaron muerto en la vía Fresno – Manizales, metido dentro de una bolsa plástica y con tierra encima.

Según admitió el versionado, el 22 de mayo de 2002, la esposa de este hombre fue y lo buscó en el negocio que tenía en pleno centro de Fresno, para decirle que debía matar a Castaño Bermúdez porque, supuestamente, intentó abusar de una hija.

"Yo le dí la orden a ‘Álvaro’ y él se fue con ‘Pum Pum’, lo mataron y enterraron, pero yo les dí la orden que lo desenterraran porque la idea no era desaparecerlo, sino que lo encontraran. La información me la dio la esposa, ella dijo que había querido violar a su hija y otras niñas, pero yo no pregunté más detalles", aseguró ‘Elkin’.

Sanguinaria
Ante esta declaración, el hermano de la víctima, quien asistió a la versión, dijo airadamente que los paramilitares "añaden la calumnia y la difamación, porque la guerrilla es sanguinaria, pero ustedes le ganan.

"Mi cuñada que supuestamente, dijo que mi hermano había querido violar a la hija, ella murió un año después y usted se está aprovechando de eso para difamar a mi hermano, pero que yo sepa no hay denuncia penal para que ustedes basen esa acusación, yo solo le digo que ustedes también son candidatos a un banquete de gusanos", aseguró.

Según el hermano de Jaime Castaño Bermúdez, un hombre llamado Fabio Cárdenas Delgado habría sido quien en realidad pidió su muerte, porque tuvieron una discusión en un billar y ‘Elkin’ daba las órdenes de sus asesinatos, basándose en rumores.

Víctimas
El recuento de los hechos criminales de las autodefensas en este municipio comenzó con el asesinato de Mario López Galvis, de 33 años, el 23 de abril de 2005, en la vereda Colombia, de este municipio, donde ultimaron a tiros este hombre, porque, supuestamente, le había informado a las autoridades que en la finca donde laboraba, los paramilitares sustraían combustible.

A este hombre lo dejaron tirado en la carretera que de Fresno comunica con la vereda, con un letrero en su pecho que decía "por sapo", sin embargo, en este caso, ‘Elkin’ dijo que no tenía responsabilidad, porque para la época en la que sucedieron los hechos ya se encontraba detenido en la cárcel de Picaleña.

Sobre la muerte de Juan Gregorio García Henao, de 73 años, en una vereda de Fresno, dijo que dio la orden de asesinarlo porque estaba intentando abusar de una niña, para eso envió a alias ‘Álvaro’ y ‘Pedro Pum Pum’ quienes lo ultimaron a tiros.

Un periodista
En el caso del asesinato de Arquímedes Arias Henao, el periodista y director de la emisora Fresno Stereo, ‘Elkín’ argumentó que su homicidio, el 7 de abril de 2001, porque ‘Memo Pequeño’ se lo ordenó, por ser un supuesto colaborador de la guerrilla y a eso obedecían sus viajes constantes entre Fresno, Palocabildo y Falan.

El ex comandante paramilitar negó que esta muerte tuviera relación con el trabajo de Arias Henao como periodista, pero este argumento fue desmentido por el hermano de la víctima, quien dijo que era perseguido por hacer oposición a las autodefensas.

"Unos días antes mi hermano emitió una grabación de otro periodista, que denunciaba el sitio donde vendían la gasolina que hurtaban en Fresno y ahí pedían a las autodefensas que hicieran algo bueno por la comunidad, no daño", dijo.

Afirmó que este hombre viajaba entre Fresno y Palocabildo porque allá vivía la mamá del periodista, no porque fuera colaborador de la guerrilla, sin embargo, ‘Elkin’ insistió en que el homicidio no tuvo nada que ver con la profesión de Arquímedes Arias Henao.

Como estas muertes, Evelio de Jesús Aguirre Hoyos aceptó la muerte de otras personas en este municipio, como el de Álvaro Rojas, el 8 de junio de 2000, de quien dijo era un consumidor de drogas; Carlos Virgilio Salazar Aguirre, el 20 de septiembre de 2003, a quien engañaron para sacar de la finca donde vivía, en la vereda La Ceiba, porque un hombre gritó desde afuera que era la Fiscalía y una vez estuvo frente a su casa lo ultimaron a tiros, caso del que dijo no recordar, pero que aceptaba por la fecha en la que sucedieron los hechos.

Otras muertes
Así mismo, reconoció haber ordenado que mataran a Sergio Miguel Martínez González, el 29 de noviembre de 2002, porque aseguró que era un reconocido ladrón de gallinas, "le decían cuatro uñas, se levantó del pueblo de un negocio, se lo llevaron en una camioneta azul y lo mataron en el basurero", contó Aguirre Hoyos.

A estas muertes se suman las de Luis Eduardo Giraldo Montoya, el 27 de junio de 2002; Jorge Nelsón Ramírez Ramírez, alias ‘Ñato’, el 25 de junio de 2001; Jhon Jairo Celis Celis, alias ‘Betún’; Dibier Ríos Grajales, en Padua; Daniel Arango Martínez, en septiembre de 2001; Edilberto y Heiner Gutiérrez Carmona, entre otros, a quienes "justificó" en el marco de la "limpieza social" que hacían en Fresno, Mariquita y Herveo.

Publicado por El Nuevo Día. Fecha 06