Desertores y ‘paras’ muertos, obstáculos para aclarar crímenes

A pesar de las confesiones de los desmovilizados del Magdalena Medio, la Fiscalía se ha visto en apuros para aclarar varios crímenes porque son atribuidos a ex paramilitares de los que sólo se conoce su alias, desertaron o están muertos.

En breve: El 18 de septiembre varios comandantes del Frente Isaza Héroes del Prodigio siguieron confesando crímenes que cometieron en Puerto Nare. El fiscal que lleva los casos les pidió más precisión con la información de paramilitares que desertaron a las ACMM.

Paramilitares mencionados: Ramón Isaza, alias 'El Viejo'Oliverio Isaza, alias 'Terror'; Ovidio Suaza, alias 'El Gato'; César Augusto Botero, alias 'Flechas'; Rodrigo de Jesús Galeano, alias 'Águila 10'; Mauricio Vélez López, alias 'King Kong'; Jersy Fernando Marín, alias 'Yanki'; 'Felipe', 'Osorio', 'Japonés', 'Danilo', 'Cobra', 'Yorbis', 'Coyote', 'Camilo', 'Santos', 'Perro Mono'

Lugares mencionados: La Sierra, La Unión, Puerto Nare

Ramón Isaza en el día de su desmovilización con las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, Foto: Semana.

- Versión libre colectiva intenta reconstruir crímenes en Puerto Nare
- Mil crímenes en el Magdalena Medio podrían quedar impunes
- La primera víctima de Ramón Isaza en Puerto Nare

Muchos crímenes y secretos del paramilitarismo se han conocido a través de las versiones libres que rinden los desmovilizados ante la Unidad de Justicia y Paz, permitiendo el esclarecimiento de la verdad y también que se aplique la justicia. No obstante, los fiscales de Justicia y Paz están enfrentando nuevas dificultades en las investigaciones sobre muchos hechos, porque los desmovilizados han atribuido algunos casos a desertores y paramilitares muertos, o en otros a personas de las que sólo se conoce sus alias.

Esta situación ha dificultado el avance de investigaciones por parte de la Fiscalía. Por ejemplo, un caso de éstos se presentó durante el noveno día de versión libre que rinden de manera conjunta Ramón Isaza y seis ex comandantes del Frente Isaza Héroes del Prodigio, cuando César Augusto Botero, alias ‘Flechas’ estaba contando cómo hombres de su grupo asesinaron el 19 de enero de 2004 a Jhon Jarly Metaute Usme, en Puerto Nare, Antioquia.

Durante su relato, ‘Flechas’ dijo que el joven de 17 años había sido señalado por la comunidad de ser vendedor de drogas, y que fue asesinado porque no hizo caso de las amenazas que le hicieron para que dejara este oficio, razón por la que el comandante del frente, Oliverio Isaza, alias ‘Terror’, ordenó asesinarlo.

Entonces, ‘Flechas’ ordenó a alias ‘Camilo’, quien a su vez le ordenó a ‘Felipe’ y ‘Osorio’ asesinar al joven. Cuando ‘Flechas’ fue cuestionado por el nombre y la situación actual de los dos paramilitares que mataron a este joven en Puerto Nare, el ex cabecilla dijo que no sabía de los responsables del crimen porque habían desertado y sólo los conocía por sus apodos o alias.

En ese momento, Carlos Alberto Gordillo, fiscal del despacho número dos de Justicia y Paz encargado de las audiencias de los desmovilizados de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (ACMM), le llamó la atención y les exigió que brinden información más precisa cuando mencionen a paramilitares que desertaron para que ésta pueda ser corroborada.

“Sólo tenemos los alias y no los nombres completos, ustedes dicen ‘no sé  dónde está’, ¿pero cómo podemos comprobar su existencia y que pertenecieron a las Autodefensas?”, ese fue el cuestionamiento que les hizo el fiscal a los postulados. Para él, los alias son “el tema más débil de las estructuras”.

El fiscal Gordillo señaló que la información sobre paramilitares muertos puede ser corroborada, como lo han hecho con alias ‘Japonés’ y ‘Danilo’, de quienes se comprobó que murieron en septiembre del año pasado, pero que con los desertores y sus alias es mucho más difícil de corroborar e inicialmente quedan al amparo de la verdad de las confesiones de los desmovilizados.

‘Flechas’ dijo que él llevaba un registro detallado de todas las personas que entraban al grupo paramilitar, pero que lo destruyó antes de que empezara el proceso de desmovilización.

Igualmente, el fiscal les pidió que explicaran por qué se presentaron tantas deserciones en las ACMM, si ellos decían que las personas se vinculaban libre y voluntariamente a este bloque paramilitar.

Para Ramón Isaza las deserciones se presentaron porque los jóvenes de los pueblos se enamoraban de la vida paramilitar al verlos andar en "buenos carros, con uniformes nuevos y buenas armas", pero se desencantaban cuando tenían que patrullar o entrar en combate. “Cuando les daba permiso no volvían. Ese fue uno de los problemas más grandes que tuvimos en el Magdalena Medio”, concluyó el ex comandante máximo de las ACMM.

Para el ex jefe militar Ovidio Suaza, conocido como 'El Gato', muchos patrulleros desertaron por temor y por la intensidad de los combates que sostenían contra Alirio Buitrago y los frentes Noveno y 47 de las Farc. “Muchos se metían porque nos veían en buenos carros, pero cuando entraban en combate se arrepentían”, explicó ‘El Gato’.

La explicación que dio 'Terror', hijo de Ramón Isaza y ex comandante jefe del frente de El Prodigio, fue que la mayoría de sus hombres desertó cuando el proceso de paz comenzó ya que no se querían desmovilizar.

En esta versión libre estuvieron presentes Ramón Isaza, alias ‘El Viejo’; Oliverio Isaza, alias ‘Terror’; Ovidio Suaza, alias ‘El Gato’; César Augusto Botero, alias ‘Flechas’; Rodrigo de Jesús Galeano, alias 'Águila 10'; Mauricio Vélez López, alias ‘King Kong’; y Jersy Fernando Marín Quintero, alias ‘Yanki’. Estos paramilitares se demovilizaron el 7 de febrero de 2006.

‘Paras’ asesinados por ‘paras’
Cuando los desmovilizados eran cuestionados en la versión libre por la desaparición de Manuel Salvador Rodríguez Méndez, se dieron cuenta de que él había militado en el Frente Isaza Héroes del Prodigio bajo el alias de ‘Cobra’. Los ex paramilitares llegaron a esta conclusión cuando los investigadores de la Fiscalía mostraron una foto de la víctima, porque no sabían su verdadero nombre.

Según alias ‘Flechas’ este joven fue asesinado porque violó a una niña de 14 años cuando se encontraba de guardia en La Unión, Puerto Nare. ‘Flechas’ contó que envió a ‘Cobra’ y al comandante ‘Yorbis’ desde El Prodigio a La Unión para que controlaran las fiestas de fin de año, pero que estando allá, se embriagó, abandonó su puesto, se metió en la casa de la niña y la violó.

'Flechas' fue informado y a su vez le comentó a su jefe, alias ‘Terror’, quien le pidió que asesinara a 'Cobra', y le insistió que debía hacerlo el mismo para evitar eventuales riñas entre los patrulleros del frente. ‘Flechas’ contó que el 2 de enero de 2004, en la carretera El Prodigio – La Mina y en presencia de varios patrulleros, le disparó a ‘Cobra’.
 
Otro integrante de este frente paramilitar que fue asesinado por uno de sus comandantes fue Juan Carlos Usme Yarce. El caso fue denunciado como una desaparición, pero los ex paramilitares dijeron que se trataba de una ejecución por deserción. Ovidio Suaza, alias 'El Gato', contó que junto con 'Danilo' asesinó a Usme Yarce, quien en el grupo era conocido como 'Coyote', debido a que se entregó al Ejército.

Sobre este caso, ‘Terror’, quien era comandante del frente, dijo que ‘Coyote’ le había vendido su dotación a las Autodefensas de Puerto Boyacá y que posteriormente se entregó al Ejército por miedo.  

La Familia Morales
El caso de esta familia comienza con el asesinato de Víctor Manuel Morales Morales, quien era padre de Eliécer y Jorge Morales Sánchez. Este hombre de 64 años fue asesinado el 7 de septiembre de 2003 por paramilitares del Frente Isaza Héroes del Prodigio, luego de que fuera sindicado de ser auxiliador del Frente Noveno de las Farc.

Rodrigo de Jesús Galeano, alias 'Águila 10', confesó que junto con otros tres paramilitares asesinó al anciano, luego de haberle pedido la autorización a Ramón Isaza, porque no pudo hablar con 'Terror' ni con 'Flechas', quienes eran sus superiores inmediatos.

Ramón Isaza dijo que había ordenado asesinar al señor Morales porque presuntamente ayudaba a la guerrilla. 'Terror', su hijo, dijo que en ese momento estaba retirado, pero que de haber estado, hubiera dado la orden.

Después del asesinato de su padre, Eliécer Morales Sánchez fue obligado a desplazarse de La Arabia, Puerto Nare. ‘Águila 10’, el asesino de Morales aseguró que no amenazaron a su hijo para que se fuera.  “Pienso que por miedo se fue, porque nadie lo amenazó”, agregó el ex paramilitar.

Tres meses después del asesinato del anciano los paramilitares desaparecieron a otro de sus hijo, Jorge. ‘Flechas’ reconoció que ordenó asesinarlo porque dos desertores de la guerrilla lo habían identificado como presunto colaborador del Frente Noveno de las Farc.

Según ‘Flechas’, Morales le confesó bajo amenazas a uno de los paramilitares, conocido con el alias de ‘Osorio’, ser colaborador y simpatizante de las Farc, y por esto fue asesinado el 31 de diciembre. Indicó que no sabe dónde está el cuerpo de esta víctima.

Otros crímenes confesados  
Estos desmovilizados de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio reconocieron que asesinaron a Manuel Salvador Cárdenas en julio de 2005 y a un acompañante que quien se desconoce su nombre, por ser presuntos colaboradores de la guerrilla. Según 'Flechas', alias 'Camilo' capturó a los dos jóvenes y en ocasiones anteriores Cárdenas trató de atacar unas bases de su frente.

Sobre este caso, 'Águila 10' dijo que mató a los dos jóvenes luego de retenerlos e interrogarlos un día completo. Después de asesinarlos los arrojó al río Samaná.

Por otro lado, Ovidio ‘El Gato’ Suaza reconoció que le dio la orden a ‘Japonés’, ‘Danilo’ y ‘Santos’ de asesinar a Víctor Hugo Barrientos Giraldo por ser presuntamente vendedor de narcóticos y drogadicto. Barrientos fue asesinado el 30 de septiembre de 2002, en Puerto Nare.

Mauricio Vélez López, alias ‘King Kong’, confesó que por orden de Oliverio Isaza fue asesinado Vladimir Arango. ‘King Kong’ contó que entre ‘Danilo’ y ‘Perro Mono’ mataron a esta víctima mientras él hacía guardia en la carretera.  Agregó que Vladimir Arango fue desmembrado y enterrado en una fosa común. Por último se comprometió a dar información sobre la ubicación de la fosa.

Jersy Fernando Marín Quintero, alias ‘Yanki’, confesó que cuando era comandante en Samaná, Caldas, ordenó el asesinato de Neftalí Sepúlveda Cortés, porque alias ‘Felipe’ le había dicho que este anciano de 67 años a quien acusaron de ser auxiliador del Frente 47 de las Farc. ‘Felipe’ está próximo a acogerse a Justicia y Paz.

Al final de la novena jornada de versión libre que se ha desarrollado única y exclusivamente sobre crímenes que ocurrieron en Puerto Boyacá, Antioquia, varios casos han pasado a los despachos de Justicia y Paz que tienen las Autodefensas de Puerto Boyacá y al Bloque Metro. También han quedado diferidos algunos casos mientras la Fiscalía recopila más información sobre estos crímenes.

Tags: Ramón Isaza, Olieverio Isaza, ACMM, Puerto Nare